20 de marzo del 2018.  Declaración de la JOS

¿Crisis fiscal?

El tema fiscal ha pasado a un segundo plano por estas elecciones, pero no por eso ha dejado de ser el tema que más importa entre todos los sectores burgueses. Por eso el arismo y los sectores TLCístas se han puesto atrás de Fabricio Alvarado para poner obtener mayoría en la asamblea y tener por detrás el ejecutivo, con esto aseguran que las grandes políticas, entre estas una política fiscal, que favorezca aún más el capital, se pueda llevar (o al menos así lo piensan) sin las trabas que se han dado hasta el momento.

Por el lado de Carlos Alvarado no se quedan atrás, ha firmado con Piza acuerdos en materia de reducción del gasto y seguir con la política del recorte. De seguro salvaguardando que se siga con la política que sean los nuevos los que paguen la “crisis fiscal’ y no se toquen a los empleados con más años de experiencia. Sin embargo, el arismo y su “Caballo de Troya” RN, van más allá de la política que ha llevado el PAC en su gobierno, política del PAC que en realidad es la política de la troika (BM, FMI, OCDE). El arismo coincide con mucho de lo de la troika, pero está aún más a la derecha, quiere un estado donde no haya nada de “benefactor” y sea totalmente fiscalizador de la ganancia, es el sector burgués que quiere resolver el problema económico lo más pronto posible y garantizar que se asiente de una vez por todas el modelo país TLCísta. 

Lo anterior no quita que el PAC no esté por adaptar el país a la tendencia mundial de flexibilización laboral, mano de obra barata y sobreexplotación, ya lo hace, por lo que no se puede confiar en su planteo económico, que es claramente político porque no se sale de los límites actuales del capitalismo.

Ambos sectores hablan de “crisis fiscal”, los socialistas planteamos que esta no existe. Los fondos los acumula el gran capital que tiene un país volcado hacia sus beneficios en detrimento del mercado interno, del pequeño y mediano productor. Los fondos están en los impuestos que no se les cobra al gran capital y en la gran cantidad de presupuesto nacional que se va en pagar deuda a los grandes usureros. El recorte en el gasto público, como lo llama el capital, es solo opción dentro de la dinámica burguesa que hoy nos lleva al despeñadero. La solución está en volcar el modelo productivo hacia quienes mantienen en pie el país que es la clase trabajadora y los pequeños y medianos productores y empresarios.

Hoy estamos ante una coyuntura electoral que presenta estas dos tendencias y por lo tanto no podemos quedarnos en lo meramente económico y hay que tomar postura política, detrás de RN está el arismo, que hoy se une junto a los más retrógrada de la sociedad representado en el fundamentalismo y además va con todo para que el “plan fiscal” se aplique y los recortes se hagan hasta el “fondo”. 

Tenemos que evitar que la unión de lo más antiobrero y antipopular en lo económico con lo más retrógrada en lo que respecta a lo político triunfen y por esto hay que votar contra esta mancuerna nefasta, sin ninguna confianza en el PAC.