propuesta Socialista
por la Revolución Socialista Mundial

Editorial: Para verdades… Las Revoluciones.

Nota de tapa: Los somníferos del gobierno no alejan la pesadilla de la crisis en el pueblo.

Nota central: Ni Khadafi ni intervención imperialista. Por el triunfo de la revolución libia. Todo el apoyo militar a la rebelión armada libia para la caída de Khadafi.

Nota de contratapa: A 8 años de la agresión-invasión-ocupación de Irak.
 

Panorama nacional

Juventud construyendo vida.

El stalinismo y el proceso revolucionario de los años 30s y 40s en Costa Rica.


Panorama internacional

Colaboración: El software libre en una sociedad capitalista.

Colaboración: Dialéctica capitalismo-movimientos ambientalistas.

Entrevista: "Las revoluciones en el mundo árabe trascienden y  superan las categorías tradicionales de la izquierda".

Opinión: Del estadio nacional al hospital San Juan de Dios.


Otros Panoramas

Página de la mujer: Discriminación "Tijerina" con visos fascistas y otras sandeces berlusconianas.

Página de la cultura: Fausto al teclado. Una crítica de la película "La Red Social".


1948-2010: 62 AÑOS DE OCULTAMIENTOS Y MENTIRAS

CONTENIDO Y ALCANCES DE LA REFORMA SOCIAL

Segundo artículo de un total de seis

Escribió: Luis Alberto Jaén

De mayo a agosto sólo hay tres meses. A esos tres meses de haber llegado a la presidencia, la Administración Calderón Guardia crea la Universidad de Costa Rica con el carácter de entidad autónoma, término que no se usa luego en la Constitución de 1949 y a la que se le encomiendan los altos fines de promover la cultura y la investigación en los asuntos económicos, políticos y sociales del país, según dice el artículo 4° de su Ley constitutiva...

La Ley de creación de la Caja del Seguro Social, N° 17 del 1 de noviembre de 1941 establece la protección de tales seguros para todos los trabajadores, cubriendo los riesgos de enfermedad, invalidez, vejez, muerte, viudedad, orfandad y desempleo involuntario. Este último no se ha establecido hasta la fecha. Su financiamiento se logra por medio de la contribución tripartita y forzosa del Estado, los patronos y los trabajadores.

Los terratenientes, dueños de tierras frecuentemente mal adquiridas, las alquilaban a los campesinos por el método llamado del esquilmo, que consistía en que el campesino que alquilaba la tierra se repartía la cosecha por partes iguales con el propietario. De esta manera, sin correr ningún riesgo y sin incurrir en ningún gasto, el terrateniente obtenía una ganancia enorme: el cincuenta por ciento de la cosecha. La Ley del Esquilmo limitó la ganancia del dueño de la tierra a sólo el veinte por ciento de la cosecha.

Como había grandes extensiones de tierras acaparadas e improductivas, muchos campesinos entraban en ellas y cultivaban parcelas, a veces por mucho tiempo, pero se exponían no sólo a ser desalojados en cualquier momento, generalmente por el Resguardo Fiscal cuyo método de desalojo era quemar las viviendas campesinas , sino también a las consiguientes acciones penales, por el delito de usurpación. Se dictó entonces con fecha............. la Ley de Poseedores en Precario, que disponía incluso que los ingenieros del Gobierno medían las parcelas cultivadas por los campesinos y las inscribían a su nombre en el Registro de la Propiedad.

Se quiso dar un gran impulso a las cooperativas y se dictó una ley que las regulaba y amparaba, incluyéndola como un capítulo dentro del Código de Trabajo.

Los campesinos, fundamentalmente, vendían sus productos al precio que les imponían los intermediarios que luego los revendían a los consumidores con grandes ganancias. Se creó entonces el Consejo Nacional de Producción con la finalidad de que adquiriera a precios justos los productos de consumo y los proporcionara a los consumidores en la misma forma.

La vivienda era escasa. La construcción de casas de alquiler para la gente pobre era un gran negocio. Se construían casas para ese fin , el negocio, de muy malas condiciones, como patios comunes y servicios de cañería y sanitarios en la misma forma, es decir, comunes para varias familias. Ese problema fue atacado de varias maneras, como la promulgación de la Ley de Casas Baratas......... y la creación dentro de la Ley Constitutiva de la Caja, del Departamento de Habitación para que con los fondos de inversión de la Institución promoviera la construcción de casas para los trabajadores. Con el mismo fin se dictaron disposiciones para que los trabajadores tuvieran acceso al crédito bancario.

El servicio de electricidad para el consumo público y privado estaba en manos de una compañía extranjera, la Electric Bond & Shear, estaba mal regulado y era deficiente y caro. Se dictó entonces la Ley del Servicio Nacional de Electricidad para exigir mejor servicio y precios razonables y la misma ley contiene disposiciones encaminadas a lograr la nacionalización de tales servicios. Por otra parte, se realizó una negociación, ferozmente combatida por la oposición, mediante la cual las Compañías Eléctricas se comprometieron a vender al gobierno-todas sus instalaciones, es decir, todo su negocio, por un precio de cinco millones de dólares.

Finalmente, en el año 1943, se incorporó a la Constitución el Capítulo de las Garantías Sociales, estableciendo el trabajo como un derecho del individuo y una obligación con la sociedad, la jornada de ocho horas en forma general, el pago de horas extra sobre el exceso de esa jornada, el derecho a un salario mínimo , el pago de días feriados y vacaciones anuales, el pago de cesantía en el caso del despido no justificado, los seguros sociales incluyendo el de riesgos del trabajo , el derecho de sindicalización, el derecho de huelga y la jurisdicción especial de trabajo a cargo de la Corte Suprema de Justicia, para que los juicios referentes a la materia no duraran largos meses. El Código de Trabajo, en más de 600 artículos, que entró en vigencia el 15 de setiembre de 1943 desarrolló y reglamentó todos los anteriores principios.

Pero sobre el Código de Trabajo existe un detalle sumamente revelador: se aprobó en tres debates sin ningún debate. Sencillamente el Presidente del Congreso lo puso en discusión, nadie pidió la palabra, lo dio por discutido y luego lo puso a votación y fue aprobado. ¿Por qué así? Pues porque los diputados de la oposición, para no contaminarse de comunismo no se hicieron presentes y entonces Albertazzi Avendaño, jefe de la bancada calderonista y Manuel Mora de la comunista, dijeron sin duda que "Ahora que es tiempo y antes de que se arrepientan" y nadie pidió cambiar ni una coma o agregar una a y así se aprobó.

Esta es a grandes rasgos, una apretada síntesis de lo que fue la reforma social lograda por la Administración Calderón Guardia entre los años 1940 y 1944. Basta un poco de reflexión frente a cada uno de los anteriores puntos para comprender la forma en que tocaba muchos intereses. Entonces es oportuno recordar aquí a nuestro particular amigo don Nicolás Alfonso de Maquiavelo, cuando le recomendaba al Príncipe tener siempre presente que primero se olvida la muerte del padre que la pérdida de los bienes. Es decir, que para no hacerse de ciertas enemistades, lo fundamental es no tocarle los bienes. Pero con las anteriores leyes, le tocaron los bienes a los cafetaleros, a los terratenientes, a los comerciantes, a los incipientes industriales, a los caseros, a los cabuyeros, a los intermediarios, a los usureros, a las compañías extranjeras, y a los profesionales liberales al servicio de todos los anteriores.  Entonces, ¿es de extrañar que se unieran muy pronto en una cruzada contra quien les metía la mano en los bolsillos para sacarles una pequeña parte de todo lo mal habido y que en esa cruzada usaran todas las armas con que contaban, ya fueran legales o no?

Dos fueron las banderas que levantó la oposición como armas de su lucha: la honestidad administrativa y el anticomunismo. Pero si reparamos en quienes eran y qué hacían comprenderemos que su reclamo de la honestidad administrativa sólo era una pantalla y en cuanto a su anticomunismo resultaba de una lógica-absoluta por las mismas razones, y en esa táctica no iban a cejar de ninguna manera, dados los buenos rendimientos que les deparaba la condición de católica en aquel momento, de la inmensa mayoría del pueblo costarricense. De los extremos a que se llegó en este sentido, valga la siguiente anécdota.

Para el 15 de Setiembre de 1943, coincidiendo con la celebración de la independencia, se fijó la entrada en vigencia del Código de Trabajo. Se organizó un desfile y como reconocimiento a la posición del Arzobispo Sanabria, se dispuso que la ruta que seguiría pasara frente al Palacio Arzobispal. Subidos juntos en un carro jeep, desfilaban Calderón Guardia Presidente de la República, Teodoro Picado, Presidente del Congreso y candidato a la Presidencia para el siguiente período, Luis Demetrio Tinoco, rector de la Universidad de Costa Rica y Manuel Mora, diputado en el Congreso y jefe del Partido Comunista. Cuando ese jeep pasaba frente al Palacio Arzobispal, Sanabria estaba en la acera. Manuel Mora se bajó y se fue a darle un saludo. Sanabria lo recibió con dos palabras: "Quiero desfilar". Subieron al jeep y luego se publicó la foto en que aparecían  juntos Calderón, Picado, Tinoco, Mora y Sanabria en el centro, luciendo en el pecho un gran crucifijo. La oposición retocó esa foto para que en el pecho de Sanabria apareciera, en lugar del crucifijo, el símbolo comunista de la hoz y el martillo. Tal es la señal de que en la campaña política que se daba, no había respeto ni consideraciones que guardar.

         Volver a Palabra Socialista