propuesta Socialista
por la Revolución Socialista Mundial

Editorial: Para verdades… Las Revoluciones.

Nota de tapa: Los somníferos del gobierno no alejan la pesadilla de la crisis en el pueblo.

Nota central: Ni Khadafi ni intervención imperialista. Por el triunfo de la revolución libia. Todo el apoyo militar a la rebelión armada libia para la caída de Khadafi.

Nota de contratapa: A 8 años de la agresión-invasión-ocupación de Irak.
 

Panorama nacional

Juventud construyendo vida.

1948-2010: 62 años de ocultamientos y mentiras. Contenido y alcances de la reforma social.

El stalinismo y el proceso revolucionario de los años 30s y 40s en Costa Rica.


Panorama internacional

Colaboración: El software libre en una sociedad capitalista.

Entrevista: "Las revoluciones en el mundo árabe trascienden y  superan las categorías tradicionales de la izquierda".

Opinión: Del estadio nacional al hospital San Juan de Dios.


Otros Panoramas

Página de la mujer: Discriminación "Tijerina" con visos fascistas y otras sandeces berlusconianas.

Página de la cultura: Fausto al teclado. Una crítica de la película "La Red Social".

Colaboración

Dialéctica capitalismo-movimientos ambientalistas

Escribió: Álvaro Rivas

   La sobreexplotación de la materia prima es la causa primera y más determinante del colapso ambiental actual, pues la exagerada disminución de árboles y plantas, provoca que no se pueda transformar el dióxido de carbono emitido en oxígeno. Está causa tiene sus autores y su base sistemática llamados respectivamente, burguesía y capitalismo. Por la dinámica que posee este sistema, la competencia por el apoderamiento del mercado lleva consigo la negación de la racionalización de la materia prima, esto debido a que una racionalización de la materia prima derribaría una de las bases que asegura la plusvalía y la posibilidad de competir por el mercado: la sobreproducción.

   Ante este problema surgen movimientos “ambientalistas” reivindicando propuestas que no van más allá de aplicar las tres R (reducir, reciclar, reutilizar),  a la que se le puede agregar una cuarta, reproducción del sistema. Grupos que al parecer deberían ir en contra del sistema, mediante su propuesta de juntar basura, salvar especies (la cual no es la solución), provocan  un movimiento contradictorio entre la sobreexplotación y su propuesta, ya que mientras todos juntamos basura y reciclamos, la burguesía no se harta de seguir destruyendo el ambiente y de esa forma lo único que se está haciendo es pintar la pared que la burguesía está demoliendo. En consecuencia el movimiento ambiental da sostenibilidad al autor principal del desastre ambiental, debido a que sus reivindicaciones no lo señalan y tampoco lo afectan, lo que hace es desviar la raíz del problema a cuestiones redundantes.

   Este movimiento, hacia esas reivindicaciones manifiesta la dirección burguesa que posee el mismo. Está dirección tiene un carácter burgués, en tanto que, “la solución” que se presenta está dentro de las posibilidades de un sistema burgués, que por ende, es una reproducción del sistema.

   Por otra parte, el capitalismo como base y condición fundamental del problema, da un sentido al movimiento ambientalista, ya que sin este, no hubiera existido un colapso ambiental, que excusa a una necesidad de defensa del medio. El problema toma un carácter de profundización dialéctica en el punto que los que generan el problema, le dan sentido a los que creen solucionarlo y estos le permiten a los que lo generan, tapar su condición de autores del problema y por lo tanto, seguir permitiendo está dinámica  capitalista.

   Ante este panorama de relación de contrarios, adquiere sentido una propuesta que detenga la sostenibilidad del sistema, que por consecuencia nos llevaría a plantear un cambio en las consideraciones que trazan los ambientalistas y trasladar la lucha a un ámbito político, donde realmente podríamos tomar en cuenta soluciones reales y concretas.

¡No a la sobreexplotación de la materia prima!                                                    

Eliminar la propiedad de los medios de producción.                                            

Racionalización de la materia prima, por medio de asambleas sociales para regular la producción.

         Volver a Palabra Socialista