propuesta Socialista
por la Revolución Socialista Mundial

Editorial: Si no se es fascista o revolucionario, en época de crisis, es difícil tomar decisiones.

Nota de tapa: Entre la bruma londinense, la educación pública languidece abruptamente.

Nota central: Los socialistas y el plan fiscal.

Nota de contratapa: A 168 años del nacimiento de Mauro Fernández Acuña.

Panorama nacional

Balance de las elecciones en la FEUCR.

La crisis de la CCSS. Los verdaderos responsables.

1948-2010. 62 años de mentiras y ocultamientos. Después de 1948.

Cuando un compañero se va… se va más que un amigo.

Panorama internacional

Aportes a un análisis de la situación internacional: los casos de Irán, Siria y Yemen .

Fuera de programa

Opinión. Los peligros del mundo y las ciencias prohibidas.

Cristianos por el socialismo. El reino o el concordato.

 

DEL DICHO AL HECHO…

SIEMPRE HABRÁ  MUCHO TRECHO

Escribió: Alma

La educación debería entenderse como una herramienta para optar por el conocimiento y para el desarrollo de la conciencia del ser humano; no obstante, en este sistema capitalista, la educación es solo un medio para que el individuo adquiera cierta instrucción que le permita insertarse al medio productivo con miras a regalar su fuerza de trabajo a las transnacionales, a expensas de enajenarse y perder la libertad, la creatividad y la posibilidad de vivir, quedándole solo la opción de sobrevivir en este medio violento cuyas reglas son las del gran capital.

Dentro de este marco económico y político, encuentra gran asidero, las diez líneas estratégicas del gobierno de Laura Chinchilla, con respecto de la Educación Pública del país,una de las cuales reza: “Garantizar el derecho a la educación de calidad: ….Este derecho se consolidará mediante el uso de instrumentos de equidad que permitan avanzar hacia la cobertura universal en preescolar, primaria y secundaria. Esto exige financiar adecuadamente e integrar en forma eficiente los programas de equidad y utilizarlos para compensar el efecto de las diversas desigualdades sociales, económicas, étnicas, culturales, de género y de otros tipos que limitan el acceso en igualdad de oportunidades al sistema educativo.”

Sin embargo, la realidad concreta es un dibujo a la inversa de ese “gran propósito” de campaña o de gobierno, ya que desde el mes de agosto, se recortaron presupuestos del Programa de Alimentación y Nutrición del Escolar y Adolescente (PANEA), adscritos a presupuestos de la Ley de FODESAF y en el caso concreto del Liceo de Platanillo de Barú, institución donde trabajo, se recortó el subsidio no porque haya disminuido la población estudiantil, sino más bien porque se mantuvo por encima de los doscientos estudiantes, por consiguiente, la “equidad” del programa, en vez de aumentar y cubrir el 100% de la población estudiantil del liceo, se recorta y se disminuye la cobertura de los cien estudiantes beneficiados a ochenta y cinco (menos del 50%).

Y aunque fuimos a San José con argumentos puntuales en relación al tipo de población estudiantil que recibe el liceo, justificando que viven en zonas alejadas, donde muchos jóvenes tienen que salir de sus casas antes de las 5:00 a.m. para caminar grandes distancias para utilizar el transporte del liceo que no puede entrar hasta sus comunidades por falta de caminos, y en donde adujimos que muchos de ellos reciben su primera comida del día hasta la hora del almuerzo en la institución, y que aunado a lo anterior, los recursos económicos de sus padres-madres son insuficientes por ser una gran mayoría, provenientes del sector campesino, la mayoría de ellos jornaleros y algunas ellas, las madres, jefas de hogar, también jornaleras, no fueron todos estos, argumentos convincentes para evitar el recorte del presupuesto asignado desde principio del curso lectivo.

Siguiendo con el hecho, la funcionaria de PANEA me siguió dando aún más malas noticias de que, aunque desde sus oficinas se solicitó más presupuesto para el próximo año,con el fin de incorporar otras instituciones educativas y adjudicarles el subsidio para alimentación, el ministerio de Hacienda en vez de otorgar el presupuesto solicitado, les recortó éste, de tal forma que para el año 2012, se trabajará con menos presupuesto del presente año, por lo que no solo no se podrán incorporar nuevas instituciones al PANEA sino que más bien deberán seguir recortando más presupuestos.  Aquí entramos nuevamente como institución educativa afectada, pues ya se nos bajó la circular donde nos dicen que “debemos hacer las previsiones del caso” ya que la Junta deberá presupuestar para el 2012, el 90% del presupuesto, recortado de paso, que se utilizó durante el 2011.

Definitivamente, el papel aguanta lo que se le ponga, y como parte de ese discurso mentiroso, especulativo, demagógico y hasta bizarro, de la clase política que gobierna el país, mientras estemos en esta sociedad capitalista, neoliberal, del dicho al hecho, siempre habrá mucho trecho.  Lo peor del argumento presidencial es que, “los programas de equidad…son para compensar el efecto de las diversas desigualdades…”;  lo que no dicen es que la desigualdad existe porque vivimos en un sistema totalmente antidemocrático, excluyente e inhumano; que la desigualdad existe, en todos los ámbitos de la humanidad, como producto del funcionamiento y articulación de las políticas capitalistas que se empecinan desmesurada, frenética y patológicamente, en acaparar capital en detrimento de la vida del ser humano y demás especies del planeta.

La educación debe responder a las necesidades del ser humano: estudiantes, docentes, padres-madres de familia y comunidad en general; debe ser un instrumento liberador en el sentido más amplio de la palabra, para así cumplir con la revolucionaria labor de humanizar la sociedad actual, debe ser democrática, científica, humanística, universal y laica, para el desarrollo de las fuerzas productivas y la construcción de la revolución socialista, revolución que arranque del paisaje para siempre, la destrucción y la barbarie que el capitalismo ha sembrado por siglos en nuestro planeta.

         Volver a Palabra Socialista