propuesta Socialista
por la Revolución Socialista Mundial

Editorial: Si no se es fascista o revolucionario, en época de crisis, es difícil tomar decisiones.

Nota de tapa: Entre la bruma londinense, la educación pública languidece abruptamente.

Nota central: Los socialistas y el plan fiscal.

Nota de contratapa: A 168 años del nacimiento de Mauro Fernández Acuña.

Panorama nacional

La crisis de la CCSS. Los verdaderos responsables.

1948-2010. 62 años de mentiras y ocultamientos. Después de 1948.

Cuando un compañero se va… se va más que un amigo.

Del dicho al hecho… siempre habrá mucho trecho.

Panorama internacional

Aportes a un análisis de la situación internacional: los casos de Irán, Siria y Yemen .

Fuera de programa

Opinión. Los peligros del mundo y las ciencias prohibidas.

Cristianos por el socialismo. El reino o el concordato.

 

Balance Elecciones FEUCR
Escribió: Max Pérez

Las recién pasadas elecciones por la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR) tienen una característica muy importante, se dan un momento en que mundialmente la burguesía ha decidido acelerar hasta el fondo el proceso de privatización de la educación pública.

La respuesta no se ha hecho esperar, compañeros estudiantes de todo el mundo nos trazan un camino a seguir. La realidad nos define una tarea que como juventud debemos asumir, derrotar los planes que la burguesía tiene para la educación.

El ámbito local conserva las principales características. Púes el gobierno, consecuente con el rumbo que quiere para el país, se ha matriculado con las políticas que la burguesía a través de organismos como el Banco Mundial (BM) ha definido.

Como descripción de esta política podemos utilizar documentos del mismo Banco, como el  informe sobre Financiamiento y Administración de la Educación Superior (The Financing and Management of Higher Education)  publicado en 1998 en el que presento la agenda mundial de “reforma educativa” con la intención de ajustar es sistema educativo a las “necesidades actuales y futuras”,  el BM suscribió que, “…la agenda de reforma [educativa] de los 90s, y seguramente de gran parte del siguiente siglo, está más orientada al mercado que a conservar su carácter público, o su planeación y regulación gubernamental.” Por tanto, dice el BM, los conceptos fundamentales de nuestra Agenda son: privatización, desregulación y la orientación hacia el mercado.

Rompiendo con cualquier concepción humanista y científica de las universidades, el BM afirma que la educación, ciencia y tecnología son mercancías. Como consecuencia deben ser ajustadas a las “soluciones de mercado”.  

Consecuente con esta política, algunas medidas consideradas por el informe del BM son:

a)         La introducción de incrementos sustanciales en las matrículas.

b)         El cobro de cuotas completas por servicios de habitación y comida.

c)         Introducción de mecanismos para averiguar los recursos económicos de los solicitantes de subvenciones y préstamos

d)         Ofrecimiento de préstamos para estudiantes en base a intereses de mercado.

e)         Mejora del cumplimiento de pagos de los préstamos mediante la subcontratación de empresas privadas.

f)         Implementación de un impuesto por derecho a graduarse a todos los estudiantes.

g)         Fomentar la filantropía para la constitución de fundaciones, para operaciones directas de las universidades o para otorgar becas a los estudiantes.

h)         Mejora de la calidad  de la educación a través de un entrenamiento empresarial.

i)          Venta de investigaciones, cursos de formación y de todos los servicios mediante contratos de concesión (contratos de servicios múltiples) o subvenciones.

j)          Incremento del número de instituciones privadas con un constante decremento de aquellas de carácter público.

El gobierno ya ha iniciado el proceso de aplicación de estas medidas: Mediante mecanismos como los préstamos del BM, los fideicomisos como forma maquillada de concesión pública al estilo carretera Caldera quiere privatizar lo que queda de público de la educación. Y ponerla claramente al servicio del mercado creado por el TLC, mercado que no ofrece ninguna ganancia para el pueblo, y si muchas para los grandes capitalistas.

Las recién pasadas elecciones por la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR) presentaron al estudiantado una discusión vital para el futuro de la educación pública costarricense: ¿Estamos de acuerdo con la política que el Banco Mundial quiere para la educación? Si no es así: ¿Cuál es la educación que necesitamos? ¿En función de que y quienes debe estar?

Progre era el grupo que representaba a pie juntillas la política de la rectoría, política que llevo a firmar un acuerdo FEES a espaldas de los estudiantes, comprometiendo el futuro de miles de jóvenes, su acceso a la educación superior. Por si esto fuera poco, lo hizo a costa de apoyar un plan fiscal que cargará más la crisis capitalista en los hombros de la clase trabajadora costarricense. Así, entonces vemos que Progre terminaba apoyando el modelo educativo deseado por el gobierno y el BM. Es por esto que consideramos un triunfo sacar a Progre de la FEUCR.

El resultado de las elecciones por FEUCR, muestran la existencia de un sector dentro del movimiento estudiantil dispuesto a luchar contra esta concepción educativa. El resultado de la segunda ronda es un triunfo pare este sector, púes, sacar a Progre era el primer paso de la lucha que los estudiantes debemos dar por derrotar el plan privatizador de la educación pública expresado en el último acuerdo FEES. 

La elección de Convergencia, es fruto de la existencia de este sector, que correctamente vio a Progre como uno de sus enemigos dentro de la Universidad, y decide su expulsión a tan solo un año de su nacimiento.

Decimos que esto apenas comienza,  púes, como dijimos la convocatoria al voto por Convergencia, no representaba ninguna confianza depositada en ellos. Ya conocemos su política burocrática, desapegada de las bases. Política que llevo al fracaso la lucha en contra del FEES firmado el año anterior, política que coloco como dirigente del movimiento estudiantil a una rectora casada con el gobierno y el  Banco Mundial.

Nuestra propuesta es clara, lucha por una educación pública, gratuita, científica, laica, en función del desarrollo de las fuerzas productivas, en armonía con la naturaleza.

Para lograrlo, llamamos a todos los que estamos a favor de esta concepción a construir junto a nosotros una tendencia socialista que democráticamente, desde las bases del movimiento estudiantil defina una propuesta educativa acorde con nuestras necesidades, las de la clase trabajadora y el pueblo.

         Volver a Palabra Socialista