propuesta Socialista
por la Revolución Socialista Mundial
Demofascismo, militarización, represión
Escribió: Oscar

Es imposible no empezar por la contextualización de la etapa actual del capitalismo, ya que es de esta que se derivará todo lo que sucede actualmente en la relación de la lucha de clases entre proletariado y burguesía y la luchas interburguesas, a esta etapa solo se le puede caracterizar como una crisis crónica del capitalismo, que ha diferencia de otras crisis esta es una crisis objetiva de la propia formación economico-social existente es decir que inevitablemente el sistema capitalista iba a llegar a esto que sucede actualmente. Estamos ante una crisis de sobreacumulación de capital y sobreproducción de mercancías donde a la burguesía se le hace imposible satisfacer las necesidades básicas de la humanidad y hace totalmente lo contrario edestruye fuerza productiva y destruye a la mayor fuerza productiva de todas el mismo ser humano, esto con el afán de mantenerse como clase dominante y acumular mucho más capital.

Ante esto parece ser que a la burguesía le quedan dos salidas o dar un salto cualitativo hacia una nueva época de bonanza en el sector productivo que parece ser una ilusión muy vanal ya que para esto tiene que haber un desarrollo de las fuerzas productivas y más bien pasa totalmente lo contrario hay un estancamiento de estas  y hasta la destrucción, o bien la guerra entre potencias imperialistas para repartirse de nuevo el mundo y ver quién se queda con la mejor tajada, parece ser esta la opción más viable para salir de la crisis.

Es en este panorama que se mueve la burguesía que lo que hace es “patear la bola para delante” ya que no encuentra dirección, es decir no encuentra como salir de la crisis y es en este “caos” mundial donde entran a jugar los siguientes tres factores: el demofascismo, la represión y la militarización.

La reelección de Obama

Bajo la cara democrática de ser le primer presidente negro la burguesía le ha dado de nuevo la confianza a Obama y lo ha reelegido, ahora bien qué es lo que ha llevado a Obama de nuevo a ser presidente del imperialismo más fuerte del mundo, el todavía no tener claro el panorama de guerra y la salida a la crisis. Obama viene a cumplir el papel de chivo para ir acomodando el ambiente pre-guerra y es por eso que no caló totalmente el discurso radical de Romney ya que hasta los propios gringos (los burgueses más serios) saben que una guerra en este momento puede que la pierdan, pero esto no desecha la propuesta de Romney, Obama se mueve despacio con la influencia solapada del propio discurso de la ultra-derecha gringa como es el Tea Party.

La elección de Obama es la máxima expresión de lo que hemos caracterizado como demofascismo, donde bajo ese supuesto panorama democrático de ser el primer presidente negro y de un supuesto giro a la izquierda de las propuestas de Bush se tapa toda la crisis mundial y la injerencia militar yanqui en muchos países del mundo. Obama representa la necesidad también de volver a ganar a América Latina y hasta el propio Centroamérica que la había descuidado y había perdido a Paraguay, Brazil, Uruguay, Bolivia, Venezuela, Ecuador (América del Sur) y a Nicaragua y a Honduras (Centroamérica), ya recuperó a Honduras con el golpe de estado e igualmente a Paraguay y ahora va a la casa de Venezuela, para eso también aumento la presencia militar en Colombia y en Chile, esto bajo el panorama de una posible guerra.

La elección del nuevo Papa

Sin embargo la figura de Obama como forma de tapar las medidas fachistoides de los yanquis se agoto y ese agotamiento lo llego a suplir el nuevo papa, que ha montado toda una figura bajo los valores de la austeridad y la pobreza y lo que invisibiliza es el triunfo del imperialismo yanqui con su elección. Con su escogencia dota de una nueva figura que viene a cumplir el papel de Obama como cortina de humo y la misión de hacerle la contra a Brasil que parece estar más cerca del imperialismo europeo, así como también ganar mucho más protagonismo en América del Sur, más aún que con la muerte de Chavez  que abre la posibilidad de mucho más injerencia yanqui en esa zona, pero para eso tiene que pelearle el protagonismo a Lula que parece ser el más claro de la región y por eso es que Bergolio cae como anillo al dedo para los yanquis en su afán de volver a tomar el Sur. De ahí la frase tan acertada de Dilma presidenta de Brasil, “El papa es argentino, pero Dios es brasileño” que demuestra la pugna de poder que se da en América del Sur. Brasil sabe muy bien que Argentina no es amenaza y hace referencia a la injerencia de EEUU en la zona y no por que quiera defender el proyecto bolivariano sino totalmente lo contrario al estar del lado del imperialismo europeo, Europa también tiene que asegurarse una tajada en el pastel luego de una posible guerra.

La vuelta de Bachelet

Bachelet llega a Chile dándole esperanzas a los chilenos que han vivido al experiencia del gobierno de Piñera y han vuelto a ser conscientes que la derecha no da la solución a los problemas. Ahora bien ¿es Bachelet la solución?, no. Bachelet es una jugarreta yanqui para parar las protestas de los estudiantes y una posible expansión a protestas obreras, es usar a la socialdemocracia como medio para burocratizar las luchas y que esta le haga el trabajo sucio a la burguesía (ya lo había dicho Lenin) es una expresión mas del demofascismo que es una práctica dinámica donde aveces muestra el lado más democrático pero también muchas veces muestra el lado fascista. En este caso especifico podríamos decir que se presenta más el primero, Bachelet viene con una máscara más democrática pero es sólo eso una máscara, es más una medida desesperada yanqui para mantener bajo su control a Chile.

Los ataques a Corea del Norte y a Venezuela

La caracterización de que la burguesía utiliza el demofascismo y este es una práctica dinámica lo podemos ver con los casos de Corea del Norte y Venezuela. En el caso de Corea han usado la excusa de un posible ataque de este país para colocar más armamento militar cerca de China y han hecho el papel de bonachón instando a China a pronunciarse en contra de un supuesto posible ataque de Corea del Norte. En el caso de Venezuela no es tan distinto esperaron y esperaron hasta que la revolución bolivariana tomara un rumbo más a la derecha y también a la muerte de Chavez y al reflejo de esto en las elecciones para crear todo un clima de golpe de estado y además ya habían creando la figura de Capriles para que viniera a hacer la función de chivo expiatorio para los yanquis. Ahora parece ser que los yanquis ven una posibilidad para recuperar Venezuela aunque a nuestro parecer es un poco desesperado un golpe de estado ya que la revolución bolivariana sigue todavía teniendo un gran apoyo al menos en Venezuela.

El caso de Europa

Europa es un ejemplo más de demofascismo y puede que el más claro, se aprueban “democráticamente” medidas como el recorte en el gasto público, el aumento en presupuesto militar, la salvación de los bancos, la privatización de instituciones públicas pasándole por encima a la multitud de manifestaciones del pueblo, he aquí la cara más fascista del demofascismo. Europa envuelta en una crisis no puede ya jugársela con planteos democráticos sino que ya el palo y el garrote para el movimiento de masas es pan de cada día. La burguesía en su crisis no puede dejar de acumular capital y tiene que sacar lo último que queda de capital en las manos de los trabajadores y la solución a esa incapacidad de darle soluciones al grueso de la población es más y más represión.

El caso Costa Rica: Araya candidato de la burguesía

La totalidad siempre afecta la particularidad y Costa Rica no escapa del panorama mundial. El paso atrás que hacen los Arias es el paso atrás que también dan los gringos con los planteos de Romney sobre ir a la guerra ya. El imperialismo yanqui a regaña dientes a tenido que esperar y por eso vuelve a reelegir a Obama, es el mismo caso a pequeña escala en Costa Rica la elección de Johnny se debe a que el camino todavía no está claro para la burguesía imperialista, que tiene su expresión en los Arias y utilizan a Johnny para que este haga lo que tiene que hacer y luego dar dos pasos adelante donde los Arias entrarían a jugar en un terreno mucho más claro para implantar las políticas imperialistas.

Un ejemplo particular de esto y de las riñas interburguesas, es el NO a la concesión que se expande cada vez por todo el país, donde el propio Johnny se distancia de los Arias y también dice NO a la concesión o al menos volver a negociar los términos, pero hay que tener en claro que esto es una jugarreta política para no quemarse para las elecciones en el 2014 y es también hacer más visible lo difícil que esta siendo el encontrar el camino adecuado para los intereses burgueses.

Demofascismo, represión y militarización y el resurgir del fascismo

Acompañando al demofascismo, está la represión y la militarización países como Italia, Japón, Francia, China y el propio EEUU están incrementando su presupuesto militar, tanto es así que el propio secretario de seguridad de la ONU ha dicho que los países tiene que recortar su gasto público y aumentar su presupuesto es materia militar.

Es necesario para la burguesía derrotar al movimiento de masas, por que de lo contrario es imposible una guerra para eso y para aplicar sus medidas tiene que usar mucho más la represión y así borrar por completo la resistencia, así lo hacen con las medidas represivas y militares en todo Europa, reforzando la bases militares en América del Sur, en Israel, en Corea del Sur y ahora también con la inserción militar en África.

Podríamos tomar como caso especifico Costa Rica que ha abierto las puertas a los buques de guerra gringos, que hace una carretera con objetivos militaristas, que lleva a entrenar a la escuela de las Américas a los policías nacionales, que reprime las manifestaciones, que amplia el aparato policial, que usa un discurso militar y guerrerista contra Nicaragua, que abre las puertas a Peña Nieto y a Obama que a lo que vienen es a profundizar medidas económicas, políticas y militares a favor del imperialismo yanqui.

El resurgimiento del fascismo

Ahora bien en épocas de crisis sólo hay dos caminos o la revolución o el fascismo y la burguesía esto parece tenerlo más claro y objetivamente ya han surgido nuevos grupos neofascistas que ya proponen medidas más claras a favor del derrotamiento total del movimiento de masas, los más claros ejemplos la injerencia en el parlamento griego del partido neonazi Alianza Dorada, el Tea Party en Estados Unidos, la gran cantidad de votos de volvió a obtener Berlussconi y la reunión de la Ultraderecha latinoamericana en Rosario de Argentina, que hacen ver que la burguesía ya busca caminos más claros y con menos concesiones hacia los pueblos y hacia donde es que se dirigen, se podría plantear que el demofascismo es la etapa de transición al fascismo y es que objetivamente la burguesía ocupa de él. 

         Volver a Palabra Socialista