Nuevos frentes de guerra de la gran burguesía estadounidense

 

Escribió: Ramón Pedregal Casanova en Rebelión

 

La gran burguesía de EEUU dirigiendo el negocio global de la guerra prepara nuevos frentes, para lo que hace ejercicios sumando tropas de sus esbirros, esos que cumplen las órdenes que les da la autoridad imperial con el fin de que realicen actos violentos y amenazas.

La gran burguesía estadounidense instala bases militares en territorios a los que no había llegado antes y almacena armamento conforme sus serviles ayudantes que hacen de gobierno le entregan su país. En estos días es Latinoamérica, con el esbirro Temer, el golpista de Brasil; el de Perú, el derechista Kuczinski, que se desentiende de los ministros y nombra a otros para no tener críticas, y “no sabe” dónde está su predecesor, acusado de cobrar 20 millones de dólares de Odebrecht y cuya esposa es israelí, ¿dónde puede haberse ocultado?; por último otro esbirro del sionismo, cuyas fuerzas militares y paramilitares son entrenadas por el ejército neocolonial sionista, el facineroso Santos, cuya familia se hizo rica asesinando campesinos cafetaleros cuando el café era la mayor exportación de Colombia. La familia quería hacerse con los campos de café y lo consiguió. A semejante banda los mete bajo sus alas esa clase mínima estadounidense, la que ha puesto a Trump como su abanderado.

En estos días, sí, hay una reunión guerrera en la Amazonia brasileña, donde no habían pisado los imperialistas, y le han dado el nombre de “Operación Amazon Log 2017”, hasta el nombre se lo ha dado el invasor, después se la ha llamado también “América Unida”. ¿Qué América? Las tropas del imperio en el corazón de América del Sur.

El ejercicio militar sigue las pautas del aquel otro que la OTAN realizó en Hungría en 2015 para después levantar su base permanente de operaciones que controlen el área. Ya disponen de una amenaza permanente.

Entre los intereses del Imperio en la Amazonia se encuentra la reserva de agua dulce mayor del mundo. Sus previsiones, documentadas por su Oficina de Evaluación, dedicada a considerar los problemas que pueden darse en el tiempo que esta por venir, advierten que la falta de agua va a ser el futuro motivo de los mayores conflictos y empuja para que se adelante lo necesario en el dominio de esa riqueza. También advierte la Oficina de Evaluación de la gran burguesía imperial de otras riquezas naturales de la zona con las que deberían hacerse: minerales fundamentales para la industria militar, principal para su fuerza bruta, y necesarios también para su industria aeroespacial.

En estos momentos, y hasta el 12 de Noviembre los imperialistas y sus serviciales esbirros, militares de Brasil, Perú y Colombia, van a registrar la selva e instalar la base para EEUU. Antes de empezar las maniobras mencionadas el sujeto imperial ha venido realizando otras en el Caribe, frente a Venezuela, ¿quién es la amenaza?, con otros 18 ejércitos, una movilización militar de nombre Tradewinds. También ha realizado un acto de las mismas características con el ejército chileno, el nombre que le pusieron los gringos fue Teamwork Sout, siempre nombres en inglés. Los gringos también colonizan con su idioma, será para que asimilemos su mensaje de la muerte.

En lo que va de 2017 el interés de la gran burguesía estadounidense ha ido creciendo sobre Latinoamérica y el Caribe. En estos momentos se conocen 75 bases imperialistas en la zona, y van en aumento. Macri, el esbirro que añora los tiempos de la colonia española, no ha podido aguantar a que lleguen los antíguos colonizadores y ha declarado que autoriza la instalación de bases militares imperialistas en territorio argentino.

Entre los años 70 y 90 del siglo XX en sus bases militares los gringos imperialistas preparaban a sus esbirros en Latinoamérica para que diesen los golpes de Estado de Chile, Argentina, Uruguay… asesinando a las generaciones que se disponían a construir una sociedad más independiente y justa. Eran además las escuelas de “escuadrones de la muerte”, de los mercenarios que denominaban “contras”…

Ahora que los pueblos en Latinoamérica han dado pasos adelante en la construcción de una sociedad más independiente y socialmente más justa, el imperio se prepara para echar mano de los mismos métodos de aquellos años terribles. Por activa y por pasiva viene empleándose en tumbar gobiernos, Honduras, Brasil, Argentina…

No se puede perder de vista a los esbirros que encubren a la gran burguesía guerrera estadounidense, a los encargados de las campañas periodísticas de descalificación, insulto, de irrespeto. Su labor es procurar el desgaste de la conciencia social en la población que asume la lucha por la independencia, que lucha por la justicia social. Y es que todos los esbirros han sido advertidos por su jefa estadounidense, de que con la libertad de unos pocos empieza a contar las pérdidas en su cuenta de resultados.

Así han acelerado Temer, Kuczinski, Santos y Macri la instalación de bases militares a lo largo de América del Sur.

Venezuela, Bolivia, Cuba, Nicaragua… han aprendido mucho.

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida”. Don Quijote de La Mancha.

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: “Gaza 51 días”, “Palestina. Crónicas de vida y Resistencia”, “Dietario de Crisis”, “Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero”, y “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos.