El Pentágono confirma: Rusia tiene ‘drones’ nucleares submarinos

Publicó: Hispantvhh

La relectura de documentos recientemente filtrados sobre la doctrina del Departamento de Defensa de Estados Unidos respecto a su arsenal nuclear revela que Washington da por cierto que Rusia cuenta con el rumoreado y temido Sistema Oceánico Multiusos Status-6 (Kanyon).

“Estos esfuerzos incluyen numerosas modernizaciones de todas las fases de la tríada nuclear rusa de bombarderos estratégicos, misiles de lanzamiento marino y misiles lanzados desde tierra. Rusia está desarrollando también al menos dos nuevos sistemas de alcance intercontinental: un vehículo deslizante hipersónico y un nuevo torpedo intercontinental autónomo, submarino y con armamento nuclear”, puede leerse en el documento.

La noticia había pasado relativamente inadvertida ante otro aspecto del texto, publicado el viernes —un borrador de la Revisión de la Postura respecto a las Armas Nucleares (NPR, por sus siglas en inglés) del Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono)—, como es la intención de Washington de incrementar su armamento atómico.

Sin embargo, el detalle que está llamando ahora la atención de los analistas supone la confirmación de diez años de rumores sobre el Kanyon, al que se atribuye la capacidad de portar ojivas nucleares de una potencia de 100 megatones, el doble de lo supuestamente experimentado hasta hoy —la Bomba del Zar de 1961 de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS)—.

La terrible innovación aparece además de esa frase en un gráfico de los vectores nucleares desarrollados en la última década por Moscú, si bien la calidad de imagen del documento no permite distinguir si el Pentágono considera que esa arma está ya desplegada y en funcionamiento o no.

Estos esfuerzos incluyen numerosas modernizaciones de todas las fases de la tríada nuclear rusa de bombarderos estratégicos, misiles de lanzamiento marino y misiles lanzados desde tierra. Rusia está desarrollando también al menos dos nuevos sistemas de alcance intercontinental: un vehículo deslizante hipersónico y un nuevo torpedo intercontinental autónomo, submarino y con armamento nuclear”, puede leerse en el borrador filtrado de la Revisión de la Postura respecto a las Armas Nucleares (NPR, por sus siglas en inglés) del Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono).

 

El expresidente de la Unión Soviética Mijaíl Gorbachov urge a EE.UU. y Rusia a respetar el tratado de control de armas nucleares de 1987, al tiempo que advierte que su ruptura puede desencadenar el colapso del desarme internacional.

 

En diciembre de 2016, el portal Washington Free Beacon publicó, citando fuentes anónimas del Pentágono, que poco antes, el 27 de noviembre de ese año, el espionaje estadounidense había detectado una prueba de lanzamiento de un Status-6 desde un submarino de clase Sarov.

Según aquel informe, el Status-6 es obra de la Oficina Central de Diseño de Ingeniería Marina Rubi de San Petersburgo (oeste), el mayor constructor de submarinos de Rusia. Conforme a documentación exhibida en la televisión rusa, el dron tiene un alcance de casi 10.000 kilómetros, una velocidad máxima de 56 nudos (103,7 km/h) y una capacidad de inmersión de casi 1000 metros.

El ingenio bélico está adaptado, según la misma fuente, para lanzarse desde dos tipos distintos de submarinos atómicos, incluida la clase Oscar, que podría cargar hasta cuatro torpedos autónomos Status-6 a la vez.