Defender el Estado Social contra el golpe de los Notables y el Gobierno de Unidad Nacional

Los últimos decretos draconianos del Gobierno de Unidad Nacional metieron tijera al salario y a los derechos de los trabajadores públicos para ganarse la confianza de la burguesía "opositora" y Ampliar la Unidad Nacional, o sea todos los de arriba contra los trabajadores y el pueblo y así adelantar la aprobación de su Plan Fiscal 20580. Metió en un mismo saco de "Notables" al representante del Arismo- PLN, Kevin Casas, a Jorge Guardia, Edna Camacho, Vladimir de la Cruz y a varios personajes más que buscarán un acuerdo del más alto nivel de la burguesía, Estos "notables" son presentados como la Selección Nacional de los Sabios y pre claros hombres y mujeres que van reformar la Administración Pública y la Reforma del Estado para terminar la tarea del TELECEISMO y darle la estocada final al Estado Social de Derecho.

 El Proyecto 20580 tiene medidas no solo restrictivas al salario, sino también medidas altamente lesivas para los presupuestos sociales. No es solo que someten a la llamada Disciplina Fiscal los compromisos salariales, al condicionar a que se paguen sólo si hay fondos en las arcas del Estado, sino que los compromisos de Ley en las áreas sociales (como el financiamiento de las universidades públicas y el 8% del PIB para Educación) tampoco se cumplirán,

Si hay un común denominador del Plan Burgués, que ya está aplicando el Gobierno de Unidad Nacional, es la baja del salario real y social de los trabajadores. ¿Que persiguen con esto?: Atraer inversión directa para producir con mayor margen de ganancia. Que en el Estado se paguen relativamente mejores salarios con muchos pluses y ventajas como las que ya están eliminando, ejerce una presión enorme en el salario privado por las mismas o similares funciones. Quieren bajar en el mercado de los salarios, el salario de los trabajadores del Estado, no solo para ahorrar en el presupuesto y que haya más dinero para pagarle a los especuladores financieros, dueños de la deuda interna y externa, sino también para que los trabajadores privados no aspiren a alcanzar a su referente: los salarios y derechos de los empleados públicos. De esta forma se atrae inversión bajando costos salariales en general. Quieren elevar la productividad con más trabajo con los mismos puestos, pues congelan nuevas plazas y condicionando las anualidades y pluses a mayores exigencias y “productividad”.

Los trabajadores públicos están estigmatizados como los devoradores de presupuesto. Pero el Gobierno y los “notables sabios” mantienen escondido que la tercera parte del presupuesto y disparador de la crisis fiscal es el pago de principal e intereses de la deuda interna fundamentalmente. Por eso en esta lucha no basta con plantear el tema de impedir la evasión y la elusión fiscal. Hay también que levantar la lucha contra la deuda interna y externa. Que se haga un auditoraje público de esas deudas para ver cuál deuda es legítima, cuanto le estamos pagando de intereses a los que prestan dinero al Estado y levantar la reestructuración de las mismas, condonar las que son ilegítimas, renegociar plazos o extenderlos y redefinir tasas de interés. Así como que se sepa que se hace con las entradas de esa deuda. A dónde van a parar los dineros que los prestamistas colocan en Deuda Interna y externa.

Los empleados públicos quieren ser presentados como unos burócratas desligados de la actividad productiva y generadora de riquezas. Los educadores instruyendo a los niños y jóvenes aportan un valor agregado al “recurso humano” que se vierte en productividad y generación de riqueza y de plusvalía.  ¿Y qué harían los burgueses si los trabajadores en general no adquirieran conocimientos y cultura, sensibilidad y destrezas físicas motoras y de pensamiento para que sean compradores de sus productos y bienes? ¿Y así con la salud pública que mantiene a la máquina de producir ganancia en buena forma y la repara cuando se daña?

 Debemos hacer una alianza con el pueblo que vive de un salario sin anualidades, ni pluses, ni incentivo alguno, que una forma de hacer pagar los impuestos y renta a los patronos empleadores es sacarle de sus ganancias mejores salarios para los trabajadores privados y entonces plantear el ajuste inmediato del salario mínimo de cada actividad productiva, no por demagogia sino por interés de los trabajadores públicos con sus hermanos trabajadores privados entonces estos últimos vean justa la huelga y la lucha. Defensa del salario de los trabajadores del Estado y extensión de sus conquistas a los trabajadores privados y no a “igualar” por lo bajo.

No al 20580. Que paguen los capitalistas la crisis fiscal que de los fondos públicos se favorecieron siempre para sus proyectos y para sus estafas. Reestructuración de la deuda acorde a lo que se pueda y deba pagar redefiniendo plazos e intereses porque lo primero es garantizar salarios, empleo y derechos a los servicios sociales de la población. Moratoria de la deuda interna y externa hasta que haya crecimiento de la producción y se obligue a pagar a los grandes evasores.

Base Magisterial, tendencia en el Magisterio impulsada por el POS. f:Partido Obrero Socialista Costa Rica