17 de junio del 2019. Declaración de la JOScr

¡Pleno empleo para todos y todas!

La situación del desempleo en el país es alarmante y si a eso le agregamos el empleo informal, los números de personas sin un empleo digno están en rojo. Pero los números son fríos y detrás de esto hay una situación general del país que lleva a la mayoría de la población a tener que ver como hace para sobrevivir día con día.

Esta situación se agrava, aún más, con el combo fiscal y no tiene salida en el modelo país actual: la apuesta por darle todas las regalías a la inversión extranjera. Todo lo contrario, ha sido el modelo productivo volcado a las grandes empresas el que ha hecho que se pierdan miles de empleos por la quiebra de pequeños y medianos negocios, porque los fondos públicos no quedan en las comunidades y porque el poder adquisitivo ha bajado de forma constante.

Aparte de esto, los “empleos” que se ofrecen actualmente son precarios, sin derechos laborales y un trabajador que rifa su vida día con día, ejemplo de esto, UBER. Desempleo y subempleo es lo que ofrecen los gobiernos de todo color, la UCCAEP y los organismos internacionales (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y la OCDE) y la propuesta que dan es profundizar este modelo.

Impulsar una propuesta alternativa que de salidas reales a este problema es la salida. Los mismos que han generado la crisis nos quieren vender la idea que tienen las soluciones, en realidad solo solucionan las necesidades de los que ya, de por sí, acumulan toda la riqueza. Ocupamos de un programa común que una a todos los sectores explotados, a las familias, al empleado público y privado, al pequeño y mediano comerciante y productor, al desempleado.

Por una verdadera política que pasa por la consigna: “ni un solo desocupado. La cual sería concreta con el impulso al mercado interno, con la reducción de la jornada laboral a 6 horas con el mismo salario y así abrir un turno más de empleo, con que el estado se haga de todos los sectores primarios de la economía y utilice los fondos que se van en pagar deuda a grandes usureros y así de con la generación de empleos.

¡Hay salida, pero no dentro de este modelo productivo!

¡NI UN SOLO DESOCUPADO!