3310-3. Volante de la JOScr. 24 de junio del 2019

Por la defensa de los derechos democráticos, un esfuerzo más contra las arremetidas del estado burgués.

El anterior sábado 22 de junio la ANDE convocó a una concentración propagandística en el Paseo de los Estudiantes, y se marchó hasta el Museo de Numismática en la Plaza de La Democracia. Se estuvieron repartiendo volantes a la gente de los alrededores explicando la necesidad de la defensa del derecho de huelga y el problema que el programa de Educación Dual plantea para los trabajadores del sector educativo de nuestro país.

Como miembros de la Juventud Obrera Socialista, rescatamos la iniciativa de la ANDE en la convocatoria que se realizó el pasado sábado. De esta actividad rescatamos 2 puntos que consideramos de vital importancia:  En primer lugar, realizar una tarea propagandística con el repartimiento de volantes: tarea que se había encontrado perdida en la última huelga y que dio comidilla de que hablar a los sectores burgueses y sus medios de comunicación. Tarea que hizo que la marcha del TLC o del Combo del ICE tuvieron el impacto que llegaron a tener.

Del mismo modo llamar a una concentración a un fin de semana: logrando de esta manera que trabajadores del sector privado a favor de las políticas de los sindicatos se puedan unir a la iniciativa. Nos deja, sin embargo, una suerte de “sinsabor” ciertos aspectos de la actividad que consideramos importantes resaltar:  Por un lado, llamamos a la necesidad de convocar fuerzas de otros sectores sindicales del país, tanto del sector educación (APSE, SEC), como de los otros grandes sindicatos del país (SIICE, SINAE). Así como hacer un llamado a las universidades, encargadas de formar a los futuros educadores del país, así como a los estudiantes de estas que en pocos años pasaran a ser parte de la fuerza trabajadora de educadores. 

El llamado a sectores desempleados, sectores de trabajadores informales y sectores de trabajo privado; quienes también van a llegar a ser afectados, si se ilegaliza el derecho a huelga; así como sectores que van a ser fuertemente afectados por el plan de reforma fiscal. La necesidad de crear un programa mínimo de lucha con los sectores antes mencionados, para así poder tener un panorama claro de hacia dónde va nuestra lucha. Qué tipo de país queremos, y de qué manera las promesas de la burguesía no pasaran nunca de ser promesas vacías. 

La defensa de los derechos democráticos no es la lucha de un solo sector es una lucha de todos y todas las trabajadoras de este país, es una lucha de los futuros trabajadores de Costa Rica; es una lucha del creciente número de desempleados cada día en aumento y cada día más vulnerable. Y debemos de ser conscientes de ellos, debemos de tratar de ir más allá.  Finalmente, consideramos que las convocatorias de fines de semana deben de seguir, que los cientos de trabajadores que se presentaron este sábado se conviertan en miles al pasar de los días. Que la tarea propagandística no pare, que se retome esta actividad en toda marcha de este país, que la actividad de volanteo no sea presente solamente en las calles de San José, sea llevada en cada escuela y cada comunidad. Debemos asumir la tarea de explicar a los trabajadores la importancia de esta lucha, debemos luchar contra el discurso de los medios de comunicación burgueses quienes constantemente nos atacan cada vez que salimos a marchar.

¡ANDE un esfuerzo más para ser realmente libres!

*****

La “Democracia” más antigua de Latinoamérica necesita prohibir las huelgas

La idea de que Costa Rica es la Suiza centroamericana y la democracia más antigua y estable de Latinoamérica es una que, sin duda, estemos de acuerdo o no, forma parte de nuestro imaginario, y por qué no, de nuestras aspiraciones. La más básica y mínima definición de democracia tendría que garantizar el derecho de todos y especialmente de los más oprimidos a expresarse, y a luchar por sus posiciones. Esta definición, no es la nuestra, nosotros empezamos por decir que una sociedad con oprimidos y explotados jamás puede ser verdaderamente democrática. 

La Democracia más antigua de Latinoamérica hace tiempo que no garantiza los derechos más elementales. Nos niega el derecho al trabajo, a la educación, a la vivienda e incluso a llegar a fin de mes sin naufragar en la miseria. Ahora, además, nos quiere quitar el derecho a protestar frente a esta realidad.

“Casualmente” lo hacen en momentos donde hay despidos masivos, miles de desempleados, precariedad laboral e irrespeto total a nuestro código de trabajo, y un costo de vida que no para de crecer.  Seamos justos, no todos los derechos se violentan, el derecho de las grandes corporaciones multinacionales a no pagar impuestos se protege, se sigue perdonando deuda a los grandes evasores, se sigue tolerando que los empresarios violen el código laboral, se sigue permitiendo que se lucre con la salud y la educación, se cuida el derecho de los buitres especuladores a poder vivir sin trabajar a costas de los intereses de la deuda que se come casi la mitad de todo nuestro presupuesto y se siguen respetando con nota 10 las recomendaciones de los organismos financieros internacionales.

Si hay democracia y si hay derechos, pero ¿para quienes? es la pregunta que urge responder.  

Protejamos con toda nuestra fuerza uno de los pocos derechos que nos quedan por perder, la huelga, único mecanismo que nos ha permitido mejorar nuestras condiciones de vida.

Que esta huelga sirva para iniciar, desde abajo, desde las bases, democráticamente, una nueva organización que en unidad vaya por el poder político, para recuperar los derechos perdidos y conquistar los necesarios para tener una vida digna.