Declaraciones 2019








  3160-1. Declaración del POScr. 26 de diciembre del 2018

Ante la muy sensible muerte de Osvaldo Bayer en Argentina, rendimos nuestro homenaje transcribiendo lo que publicó la redacción de La Tinta.com.ar

Palabras para Osvaldo

26 diciembre, 2018 por Redacción La Tinta

Osvaldo BayerLa muerte de Osvaldo nos golpea a todxs lxs que soñamos con un mundo mejor. En estos días, saldrán decenas de notas que rescatan al escritor, intelectual, periodista y nada de lo que se diga será suficiente para valorar esas facetas. Desde Contrahegemonía, la primera imagen que queremos alumbrar es la del Osvaldo militante porque todas las tareas que emprendió las abordó desde ese lugar, el de generar acciones que rompieran con el olvido, que pusieran cimientos para alimentar batallas, que disputaran el sentido de la memoria entendida como campo de conflicto que se articula inescindiblemente con el presente, porque siempre actuó creyendo -en el mejor sentido de Benjamin- que sólo a la humanidad redimida pertenece plenamente su pasado.

Se nos aparece Osvaldo en miles de rondas en Plaza de Mayo, en marchas, asambleas, encuentros, discusiones. Aquel de la actitud fraterna con la puerta de su casa de Belgrano siempre abierta a toda hora para cualquier inquietud, propuesta, entrevista.

Se nos aparece de la mano de esa otra luchadora imprescindible que es Norita Cortiñas. Se dibuja su imagen alrededor de una mesa en la cátedra de Derechos Humanos de Filosofía y Letras peleando por juicio y castigo en épocas de obediencias debidas e indultos.

Se nos torna hermano en cada enfrentamiento con los dueños del poder y los ejecutores de todas las opresiones que enfrentó sin descanso.

Cuando el festejo de lo existente y las posibilidades de cambio apenas remitían a intentar humanizar el capitalismo existente y se ponía esta democracia vacía de igualdad y de derechos como todo horizonte, Osvaldo nos recordaba que, mientras hubiera pibes que murieran de hambre, no se podía hablar de democracia.

Cuando distintos miserables de lxs que pululan en las academias se cuidan en cada palabra que pronuncian para no poner en peligro sus becas, publicaciones y diversos carguitos, se nos aparece Osvaldo con su enorme entereza y convicción de no negociar jamás una idea por una ventaja personal.

Tenaz, digno, firme, detrás de la supuesta dureza de sus frases, emergía una infinita ternura por lo mejor de la condición humana.

En las horas que vienen, en los momentos más duros, en aquellos donde aún los más decididos temen y dudan, cuando abrumen las tristezas y nos tiente parar en el camino que hemos elegido, esas imágenes, sus palabras, su ejemplo, sin duda, ayudarán para sacar lo mejor de nosotres.

Cuando un coro de voces cómplices aplaudían el consenso de no cuestionar nada de la Argentina surgida de la dictadura y demonizaban la violencia de los oprimidos, Osvaldo, con su Severino Di Giovanni y sus polémicas sobre la violencia, ponía la nota discordante casi en soledad entre los intelectuales.


3160-2. Declaración de la JOS. 31 de diciembre del 2018

 2018… 2019. Siembra Socialismo

Siembra Socialismo¿Qué esperar del año que entra? Es la pregunta que se hacen todos. Sin embargo, para los que reivindicamos el carácter activo del ser humano la pregunta debe ser otra ¿qué hacer el próximo año? o bien en resumido, cómo lo planteo Lenin, ¿Qué hacer? No hay recetas pero si perspectivas y los socialistas, reivindicando la historia de la humanidad, no podemos dejar que la “historia” la hagan otros y menos nuestros enemigos.

El 2018 fue un año convulso, podemos decir que la lucha de clase se recrudeció, la lógica objetiva del sistema sigue llevándonos a la barbarización creciente y el movimiento de masas resiste de manera heroica y no decide suicidarse; tiene ese motor que lo mantiene vivo pero no ha dado marcha hacia adelante y tomar la ofensiva para hacer del mundo, su mundo.

Si repasamos los hechos tenemos la disputa entre dos burguesías, la pro-globalización y la pro-mundialización pero ambas con un enemigo común: la clase trabajadora y la humanidad en general. Estamos ante la perspectiva de una tercera guerra mundial entre la potencia hegemónica de Estados Unidos y bloque Chino-Ruso que empieza a disputarle tanto política o económicamente la hegemonía al imperialismo yanqui. Ninguno de los dos es salida para nosotros los explotados y para una juventud que tiene que volver a soñar y hacer concreto el “otro mundo es posible”.

No caemos en el pesimismo, hemos visto como siguen resistiendo los palestinos, hay huelgas generales en la mayoría de países del mundo, el imperialismo no ha podido con Venezuela, perdió en México y en Medio Oriente, ISIS ha perdido terreno importante. Contrario a lo que muchos piensan, el ascenso de la ultraderecha, se da en un panorama de confusión y dentro de una crisis capitalista sin precedentes, no son las mismas condiciones que dieron con el ascenso del fascismo el siglo pasado y que hoy es todavía más complejo hablar de fascismo en el término clásico. Lo que sí está ausente es una dirección socialista revolucionaria que encause toda esa confusión hacia la lucha por una sociedad humana o bien humanizada, la lucha por el socialismo.

Es por tanto nuestra tarea de principio de año (de vida) construir organización propia, idear mecanismos de unidad con el afán de dar pasos adelante hacia esa construcción, levantar la expresión subjetiva, propia, de la juventud trabajadora, estudiantil y la clase obrera en general. Como también levantar un programa que corresponda a la misma y dar, de una vez por todas, el paso al frente que ocupamos para hacer el mundo que hemos construido, pero que nos han arrebatado, nuestro. Levantarnos alzando la bandera de la libertad, de la desalienación y empezar, así como lo propuso Marx, la verdadera historia humana.

Hasta el socialismo siempre!


3160-3. Declaración-contestación del POScr y la JOS. 14 de enero del 2019

Respuesta a La Nación sobre su artículo Embajadores de Nicaragua y Cuba crean nexos con grupos políticos en Costa Rica

Comencemos por esclarecer las intenciones del artículo publicado en La Nación, artículo que –por cierto– se confunde con un informe policial. La Nación denuncia, no informa, que los Embajadores de Nicaragua y Cuba crean nexos con grupos políticos en Costa Rica, dentro de ellos el POS. En este sentido, La Nación quiere explicaciones a lo que implícitamente plantea como una amenaza, la cual, una vez planteada y aceptada, debería ser reprimida en función de la seguridad nacional y derechos humanos que el periódico dice defender.

Concretamente a La Nación le molesta que exista libertad de pensamiento y organización en Costa Rica. Le molesta que se permitan estas “barbaridades” y exige explicaciones, incluso personalmente, a cualquiera que haya tenido la osadía de apoyar a Nicaragua  y a Venezuela.

Cacería de brujas, no nos sorprende, es el papel que le toca a la prensa de una burguesía en decadencia,  que se ha colocado como estandarte de la  reacción mundial y los intereses del imperialismo y ha abandonado cualquier atisbo de imparcialidad en la que antes se refugiaban.

Si en La Nación, quisieran ser serios habrían informado que en el POS hemos sido siempre críticos de las direcciones actuales del sandinismo y el chavismo. Incluso en los actos que reportan,  hemos expresado nuestras críticas abiertamente, frente a los embajadores con que ellos mencionan estamos haciendo nexos, críticas relacionadas a la necesidad de profundizar el socialismo desde abajo, con movilización obrera, campesina y popular. No es ingenuidad de La Nación, no es falta de profesionalismo, es una posición política y es a esta a la que nos interesa contestar.

El mundo vive un momento de polarización, la crisis capitalista y el escalamiento de las tensiones entre Estados Unidos y China, hacen que cualquier país que muestre alguna autonomía, aunque sea mínima, sea una piedra en el zapato para el imperialismo norteamericano, que sueña con recuperar América Latina como su patio trasero.

Para intentar acabar con la resistencia del movimiento de masas y  con las direcciones progresistas en América Latina la burguesía norteamericana, con Trump a la cabeza, ha tenido que recurrir a la ultra derecha como Bolsonaro en Brasil y la organización de grupos golpistas en Nicaragua y Venezuela, que han sido una y otra vez derrotados por la clase trabajadora y el pueblo que se niega a perder las conquistas de sus revoluciones, aún en las peores circunstancias de acoso internacional político y económico.

Dentro de esta polarización La Nación ha escogido un bando, nosotros también, por esto: Exigimos el respeto al libre pensamiento y a la libre organización que La Nación y la burguesía pretende cuestionar con este artículo, defendemos el derecho de autodeterminación de los pueblos. Denunciamos los intentos golpistas, ni el Grupo Lima, ni Estados Unidos tiene derecho a decidir sobre el gobierno de otro país y manifestamos abiertamente nuestra posición por defender y profundizar la Revolución Bolivariana y Sandinista.

Declaración de la JOS. 19 de enero del 2019

Aborto terapéutico