propuesta Socialista
por la Revolución Socialista Mundial
Balance de elecciones de la FEUCR 2009
Escribe: Max Pérez

PARTIDO

 2009

2008

 Votos

Porcentaje

Votos

Porcentaje

Gente U

 3345

 48.52

 3384

 48.30

Juntos

 2533

 36.74

 2418

 34.50

 Alerta

 552

 8.01

 -

 -

 Voz Alternativa

 464

 6.73

 943

 13.40

 Total

 6966

 100.00

 6745

 95.20

Las más recientes elecciones federativas llevadas acabo en la UCR, estuvieron, como viene siendo una constante, marcadas por el abstencionismo y la apatía del movimiento estudiantil.

Participaron cuatro tendencias, tres de ellas dirigidas por partidos de izquierda Gente U (MAS), Voz Alternativa (PST), Alerta (PRT) y una tendencia de derecha, JUNTOS dirigida por el PLN.

 La campaña electoral estuvo marcada por una política electorera, vulgar, sin propuestas serias, sin programas políticos bien elaborados, todas las tendencias trataron de conseguir su objetivo (cazar votos, para conseguir el aparato) colocando la mayor cantidad posible de camisetas, pines y banderas, y en este sentido salió ganador el que mejor lo sabe hacer, Gente U, antigua Convergencia, grupo que apoyado en el uso clientelista que le da al aparato, ha ganado federación los últimos 6 años.

 La tendencia en los resultados de las votaciones respecto al año anterior, se mantiene, con la diferencia de  que los votos que el año anterior fueron de Voz Alternativa, este año se repartieron entre estos y Alerta.

 En todos los grupos se hace evidente la intención de enmascarar su política, presentado ante el estudiantado una versión Light de sus orientaciones políticas, que  disguste a la menor cantidad de electores posibles, y que resulte en una mayor cantidad de votos.

Esto se hace especialmente evidente en los dos grupos con mayor cantidad de votos:

Gente U, supuestamente de izquierda, dirigido, por el MAS, que tiene como propuesta más radical y avanzada, una consigna levantada por el presidente Oscar Arias, y que ellos asumieron, el 8% para la educación pública, esta consigna también la hicieron suya, las otras agrupaciones de izquierda, pero todas plantean este porcentaje en el abstracto, ninguna tiene un programa que defina políticamente cual es la educación por la que debemos luchar, en que y como se debe invertir el presupuesto. Sobra decir, que no plantean dentro de sus objetivos, por ningún lado la lucha por la superación del sistema capitalista, y la construcción del socialismo.

 La derecha, representada por JUNTOS, también enmascara su política, y se presenta como una opción de centro, se definen, de forma absurda, como apolíticos, lo hacen de forma consciente, a sabiendas de que sus propuestas neoliberales no gozan de  la complacencia de un sector importante de los estudiantes.

Es claro que en el movimiento estudiantil se reflejan las diferentes clases sociales que existen en la sociedad, si bien, no de necesariamente de manera cuantitativa, si de forma cualitativa, por lo tanto la lucha de clases está presente en el movimiento estudiantil, entonces es absurdo hablar de la unidad del movimiento estudiantil, como si este fuera una clase aparte, sin embargo, todos estos grupos caen en el error de comprender al movimiento estudiantil en el abstracto, desligado, de la realidad social.

 Este error, en la derecha es voluntario, pues les conviene disimular los antagónicos intereses que tiene el proletariado y la burguesía, y encausarlos en la falaz unidad del movimiento estudiantil, falaz pues en este momento no es posible ninguna unidad entre burgueses y proletarios, pues los intereses de los primeros solo se pueden llevar a cabo, a medida que exploten más a los segundos.

 Pero, en la izquierda, estos es un error imperdonable, completamente contradictorio con las tareas de un socialista, que como lo decía Lenin en el texto "Tareas de la Juventud Revolucionaria", consiste no en disimular, sino más bien, en hacer evidente la diferencias de clase.

 La recomposición de la derecha dentro de la UCR, no es solo fruto del manejo burocrático y vertical que ha tenido FEUCR en los último años, aunque este sea un factor importante, es primordialmente el resultado de la lucha de clases que (aunque la pretendan esconder) existe en la sociedad y que evidentemente tiene sus manifestaciones en el movimiento estudiantil.

 Nosotros consideramos que lo primordial para el movimiento estudiantil, es definir cual es el modelo de educación que deseamos, y partiendo de está definición elaborar un programa que sea consecuente con esta definición.

 Para nosotros la educación está puesta al servicio de los capitalistas, en función de aumentar su tasa de ganancia, entonces la lucha es construir una educación laica, científica, de completo acceso garantizado desde su inicio hasta postgrado, en función de la liberación de la humanidad, y al servicio de los trabajadores, trabajadoras y el pueblo.

 Ante esto, les proponemos a las y los luchadores del movimiento estudiantil universitario, los siguientes puntos para la discusión:

 1. Por un movimiento estudiantil en lucha contra las políticas del gobierno contra la educación pública y contra la utilización de las universidades al servicio del plan neoliberal del gobierno y sus aliados, de poner a las universidades al servicio de las necesidades del mercado, de las grandes empresas de capital nacional y transnacional, y al servicio de la administración y producción de la ganancia privada.

 La lucha por una propuesta de universidad al servicio del desarrollo de toda ciencia, técnica y de las necesidades de las grandes mayorías del país.

 Por un presupuesto que permita un desarrollo de la actividad de formación, investigación y extensión de las universidades en función de las necesidades del pueblo y no de la economía de mercado.

 Por el acceso de toda y todo estudiante egresado de la secundaria que quiera hacer sus estudios superiores de manera gratuita y costeada por un presupuesto que lo garantice, para lo cual se deberá contar con más personal y habilitar más jornadas de tarde, noche y sábados para que haya el real derecho al estudio, utilizando al máximo las instalaciones y habilitando escuelas y colegios para las jornadas nocturnas, si las instalaciones de la universidad no fueran suficientes y sobre la exigencia académica que sea la que determine el ingreso y la permanencia de las y los estudiantes.

 5. Fortalecimiento de las bibliotecas de la universidad con libros actualizados y en suficiente cantidad para satisfacer las necesidades de las y los estudiantes, laboratorios actualizados y acondicionados, profesores capacitados y jornadas de estudio no mayores a las 8 horas diarias para las y los estudiantes.

 6. Respeto a los derechos democráticos dentro de la universidad. Por la libre expresión de las ideas, de la cultura, de la diversidad sexual. Abajo la persecución, acoso y represión a las diversidades por ser minorías. Derecho a la expresión de las y los estudiantes en los medios de comunicación de la universidad, sean políticos, ideológicos, sociales o culturales. Desmantelamiento de los dispositivos de control policiaco como cámaras, rondas de policías acosadores y transferencia del elevado presupuesto en vigilancia para la inversión en servicios a las y los estudiantes. Elección de los jefes de policía universitaria por la comunidad universitaria misma, elección del rector y del Consejo Universitario por toda la comunidad universitaria, elección por todos los miembros de la comunidad de cada Escuela y Facultad de los respectivos directores y decanos.

 7. Declaratoria de moratoria de la deuda externa e interna por parte del gobierno para dirigir fondos a un proyecto de universidad para el pueblo. Moratoria de la deuda de las universidades estatales con los organismos financieros nacionales e internacionales, hasta que haya una situación que permita que el Estado garantice el presupuesto necesario para una educación superior gratuita y de libre acceso.

 Una federación de estudiantes que se refunde sobre la base de una verdadera federación de asociaciones con mecanismos de democracia asamblearia, independiente del gobierno y de las autoridades universitarias.

 Una federación de estudiantes solidaria con las luchas del pueblo y la clase trabajadora de nuestro país y el mundo, y en especial en este momento con la lucha del pueblo hondureño por echar a Micheletti, restituir a Zelaya y convocar a una Asamblea Constituyente Popular.

         Volver a Palabra Socialista