Expertos dudan de supuesto complot

Como la conjura ocurrió en México, el gobernador de Texas pide vigilar la frontera con drones

 

Escribió: David Brooks en La Jornada, México

 

Nueva York, 12 de octubre.– El gobierno de Barack Obama procedió hoy a anular la breve mejora de relaciones con Irán (después de que ese gobierno liberó a dos jóvenes estadounidenses hace una semana) al advertir que promoverá medidas para aislar aún más al régimen en Teherán y hacer que rinda cuentas, pero analistas y expertos han expresado sus dudas sobre el presunto complot iraní para perpetrar un atentado terrorista en Washington revelado ayer, que sirve de justificación oficial para este nuevo enfrentamiento.

 

La secretaria de Estado Hillary Clinton calificó hoy el complot de escalada peligrosa en la violencia política y el terrorismo de Irán. Este tipo de acto temerario mina las normas internacionales y el sistema internacional. Irán tiene que rendir cuentas por sus acciones, sostuvo, y agregó: llamamos a otras naciones a unirse en la condena a esta amenaza a la paz y la seguridad internacional.

 

Susan Rice, embajadora de Estados Unidos ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) en esta ciudad, inició una ronda de consultas con integrantes del Consejo de Seguridad, el Departamento de Estado giró instrucciones a sus embajadores alrededor del mundo a presentar el asunto de Irán con sus gobiernos anfitriones, y se convocó una reunión con todo el cuerpo diplomático internacional para el mismo propósito en la sede del Departamento de Estado, informó la agencia Ap. Aunque aún no se ha formulado alguna propuesta estadounidense, todo indica que promoverá alguna resolución de condena que incluiría más sanciones económicas.

 

Ante preguntas sobre las pruebas de que este complot fue elaborado por altos niveles del gobierno iraní, el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, no ofreció detalles, pero dijo: sabemos de los hechos que claramente involucran a los altos niveles de la fuerza Quds, la unidad de operaciones especiales de las fuerzas armadas de Irán.

 

El Departamento de Estado además emitió una alerta mundial de viaje para sus ciudadanos, que expirará el 11 de enero de 2012.

 

Por otro lado, el Departamento de Tesoro impuso nuevas sanciones contra la empresa de aviación iraní Mahan Air, la cual, acusa, apoya a la fuerza Quds, lo cual prohíbe a ciudadanos estadounidenses toda transacción comercial o financiera con la empresa.

 

El supuesto complot revelado por las autoridades estadounidenses el martes, según la acusación formal, se desarrolló con agentes del gobierno iraní que contrataron por 1.5 millones de dólares a un sicario de un cártel mexicano para asesinar al embajador saudita en Washington y preparar otros atentados contra embajadas de Arabia Saudita. El procurador general Eric Holder indicó que este complot fue concebido, patrocinado y dirigido desde Irán, y que implicaba una grave violación de las leyes estadounidenses e internacionales.

 

Muchas dudas

Pero para varios expertos, estas acusaciones provocan dudas. Para empezar, Manssor Arbabsiar, el iraníestadounidense detenido en Estados Unidos –acusado, junto con Gholam Shakuri, un supuesto oficial de la fuerza Quds– no tiene el perfil de un operador de alto nivel que sería contratado por la muy sofisticada unidad de operaciones especiales Quds de Irán.

 

Según la acusación oficial, Arbabsiar contactó a un sicario que pensó era integrante de un cártel (extraoficialmente se supone que de los zetas), pero resultó ser un informante confidencial de la DEA, con el fin de contratarlo para asesinar al embajador saudita en Washington. Se alega que el iraní le contó al mexicano que él estaba bajo la dirección de miembros de alto nivel del gobierno iraní, incluido un primo en las fuerzas armadas de ese país, que las autoridades estadounidenses afirman es un integrante de la fuerza Quds. De hecho, además de los dos acusados, hay referencias a otros tres integrantes del Quds que supuestamente formaban parte del complot.

 

Hoy se filtraron más detalles sobre el operativo. El informante fue presentado a Arbabsiar por una mujer que había conocido cuando él trabajaba vendiendo autos usados en Corpus Christi, Texas, según dos oficiales de seguridad pública estadounidense citados por la agencia Ap. Ella era la tía del informante. Según estas versiones, el informante se identificó como integrante de los zetas, y aunque no lo era, sí había trabajado anteriormente con narcotraficantes mexicanos. Las reuniones entre el informante y Arbabsiar fueron en Reynosa.

 

Como reportó ayer La Jornada, el informante confidencial empezó a trabajar como informante de la DEA después de enfrentar cargos relacionados con el narcotráfico en Estados Unidos. En un acuerdo con autoridades judiciales, se desecharon sus cargos a cambio de su trabajo como informante pagado de los estadounidenses, lo cual ya hacía desde mucho antes de este caso.

 

Un caso “muy raro”

Más allá del acusado, para Alireza Nader, analista sobre Irán en el Rand Corporation, uno de los centros de análisis políticos y estratégicos mas influyentes en este país, este caso está muy raro, no cabe realmente dentro del modo de operación de Irán, comentó al Christian Science Monitor. Este (complot) no parece servir a los intereses de Irán de ninguna manera concebible. Señaló que asesinar al embajador saudita incrementaría la presión internacional contra Irán, podría ser considerado un acto de guerra por Arabia Saudita, podría realmente desestabilizar al gobierno en Irán, y éste es un sistema político interesado en su propia sobrevivencia.

 

Argumentó que Irán ha buscado evadir sanciones, fortalecer relaciones con otros países no occidentales y continuar su programa nuclear y, por lo tanto, es difícil creer que los comandantes de la fuerza Qods o la cúpula religiosa ordenarían tal atentado que pondría en riesgo todos los objetivos y estrategias iraníes.

 

Para Muhammad Sahimi, experto en Irán, profesor de la Universidad de California del Sur (USC) y analista principal del programa de televisión pública PBS/Frontline, dada la disciplina que la fuerza Quds ha demostrado en sus operaciones en Medio Oriente, encuentro difícil creer que llevarían a cabo lo que parece ser una operación inútil, peligrosa y relativamente fácil de descubrir. Concluyó que es esencialmente imposible creer que la república islámica de Irán actuaría de tal manera como para abrir un nuevo flanco en su contra.

 

Algunos critican que el gobierno estadounidense acuse a otros gobiernos de flagrantes violaciones de la ley internacional al llevar a cabo asesinatos en otros países, cuando Estados Unidos acaba de asesinar a Anwar Awlaki, un ciudadano estadounidense, en Yemen (provocando una controversia legal aquí) lo mismo que a Osama Bin Laden en Pakistán y numerosos líderes terroristas asesinados por sus aeronaves no tripuladas (drones) en varios países.

 

Mientras tanto, una vez más el gobierno estadounidense agradeció la cooperación de México en el caso. Clinton agradeció a México por su magnífica cooperación para frustrar el complot, reiterando el mismo mensaje de Holder y de otros funcionarios ayer.

 

Sin embargo, este caso podría tener un posible daño colateral político para México. Rick Perry, gobernador de Texas y precandidato presidencial republicano, hoy afirmó que el complot iraní coordinado en México comprueba que Estados Unidos tiene que asegurar su frontera sur, y con ese pretexto abogó por más tropas en la frontera, más muros, más patrullas y el empleo en la vigilancia de los drones (aviones no tripulados) reportó la agencia Ap.