GB, preparada para enviar tropas al Pérsico si aumenta la tensión con Irán

 

Noticiaron: Reuters, Dpa, Notimex y The Independent; publicó: La Jornada, México

 

Londres, 24 de enero. El ministro británico de Defensa, Philip Hammond, confirmó que su país está preparado para enviar refuerzos militares a la región del golfo Pérsico en caso de que aumente la tensión con Irán tras el embargo al petróleo que le impuso el lunes la Unión Europea (UE), mientras Teherán advirtió al bloque europeo sobre las graves consecuencias que tendrá la medida adoptada ayer, que calificó de injusta.

 

Hammond explicó que el plan de contingencia británico prevé el envío de buques de guerra, aviones y tropas, y que el traslado, el domingo, del buque de guerra Argyll como parte de una flotilla de varios países dirigida por el portaviones estadunidense Abraham Lincoln a través del estrecho de Ormuz, es una señal clara a Teherán de que se defenderá el derecho de libre paso a través de aguas internacionales.

 

El portavoz del comité de energía del Parlamento iraní, Emad Hosseini, insistió que cerrar el estrecho de Ormuz es una de las estrategias contra las amenazas de Occidente, sobre todo el embargo del crudo, indicó la agencia Fars.

 

La UE decidió ayer imponer un embargo petrolero a Irán, una decisión que afecta todos los contratos petroleros nuevos y deja vigentes los existentes hasta el primero de julio, ya que la UE buscó no castigar a las debilitadas economías de Grecia, Italia y otros países que dependen del crudo iraní.

 

El vocero del Ministerio del Exterior iraní, Ramin Mehmanparast, calificó de ilógicas e injustificable las presiones y sanciones impuestas por la UE, y advirtió sobre las graves consecuencias de éstas decisiones que, dijo, no podrán mantenerse en la práctica debido a la crisis económica europea.

 

En rueda de prensa deploró las medidas, pero aseguró que ellas no impedirán a Irán lograr su derecho inalienable a desarrollar la energía nuclear con usos pacíficos.

 

Además del embargo al petróleo, las sanciones incluyen el congelamiento de activos del Banco Central y del banco Tajarat, y ocho empresas, entre ellas compañías marítimas y fabricantes de equipos de ingeniería, y a tres jefes de la Guardia Revolucionaria por su implicación en el programa nuclear.

 

El ministro de Inteligencia iraní, Heydar Moslehi, coincidió en que la UE, afectada por una crisis económica y monetaria, necesita el petróleo iraní más de lo que Irán necesita su comercio. La situación económica mundial no permite que un país sea destruido imponiendo sanciones, sostuvo.

 

El Ministerio de Energía pronosticó que el embargo será rescindido antes de que entre en vigor el primero de julio; 25 por ciento de las exportaciones iraníes tienen como destino la UE. Este mercado los afectará porque el petróleo se está volviendo más costoso, explicó a la televisión estatal.

 

Por lo pronto, la cancillería iraní convocó al embajador danés en Teherán, Anders Christian Hougaard –cuyo país ostenta la presidencia en turno de la UE–, al acusar a Europa de hacer todo lo que Estados Unidos quiere, y a Bruselas, en particular, de adoptar una postura hostil hacia Irán.

 

El primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que Israel no debe vacilar en actuar para evitar cualquier amenaza a su existencia, al recordar la lección del Holocausto nazi y el peligro que representa Irán con sus armas nucleares.