Rajoy advierte que la economía y la desocupación española empeorarán

Escribió: Juan Carlos Algañaraz en Clarín, Argentina

 

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, no titubeó en lanzar el balde de agua fría sobre el Parlamento: la economía, y con ella, la desocupación empeorarán.

 

El Secretario de Economía, Fernando Jiménez Latorre, fue incluso más preciso: “En este trimestre vamos a estar peor . La economía no ha sido capaz de vivir una etapa de recuperación desde el inicio de la crisis en 2008”.

 

O sea que se entrará en una recesión que se consiguió superar en el año 2009, en plena crisis. Ayer también se confirmó que en el cuarto trimestre del año pasado hubo una contracción económica del 0,3%. “Todo se debe a la recaída del consumo de las familias y unas mayores contracciones del gasto público y la inversión empresarial”, aclaró Jiménez Latorre.

 

“Este descenso pone de manifiesto que no ha habido recuperación de la economía en ningún momento desde el inicio de la crisis”, opinó el ministro de Economía, Luis de Guindos. Además, advirtió que “la contracción económica tendrá impacto en el mercado laboral del país, en el que casi 5,3 millones de personas, un 22,85% de la población activa, están desempleadas”.

 

Este promedio es el doble que el europeo, hay casi un 50% de menores de 25 años en paro , también el doble o más que el europeo.

 

Algunos funcionarios creen percibir ciertas señales verdes para después de mitad de año. El jefe de la patronal estima que es mejor esperar al último trimestre. De todas maneras, las previsiones de los organismos internacionales señalan que la recesión será de un 1,7%. El año pasado hubo una incipiente recuperación pero la caída del consumo, la mayor contracción de la inversión y los ajustes y recortes aprobados por el anterior gobierno socialista y el nuevo del PP precipitaron la recesión.

 

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha alertado que los datos del último trimestre reflejan que España está en una situación de extrema gravedad, de la que no se va a salir con las medidas económicas del gobierno “que pueden llevar al país a un callejón sin salida.” En el mismo sentido, Izquierda Unida estima que estas cifras son “la confirmación de que las políticas de ajuste sólo llevan a la recesión”.

 

Esta situación sombría se agrava al conocerse ayer la información de que el Producto Bruto de la Eurozona experimentó una contracción de tres décimas respecto a los tres meses anteriores cuando apenas creció un 0,3%. El ritmo de la Eurozona –que reúne a los 17 países que poseen una momeda común, el euro- es vital para la economía española. De ella Grecia, Portugal, Italia, Países Bajos y Bélgica están ya en recesión. Irlanda y Eslovenia registran contracciones del PBI desde el tercer trimestre de 2011. Por su parte, Alemania (-0,2%); España (-0,3%); Estonia (-0,8%) y Austria (-0,1%) se asoman a la recesión, que implica dos trimestres seguidos de crecimiento negativo. Sólo Francia (+0,2%) y Eslovaquia (+0,9%) registraron datos positivos de crecimiento.

 

Los desocupados en el ámbito de la Unión Europea también es un tema que preocupa y marca la grave y profunda crisis que atraviesa el continente: los sin trabajo ya están cerca de los 24 millones de personas. Las reformas laboral y financiera del gobierno han alentado a los inversores.

 

El Ibex-35 –que mide los papeles españoles más importantes– cayó ayer un 2,1%. La banca, sobre todo la mediana, también se precipitó. La prima de riesgo de España experimentó un nuevo repunte llegando a rozar los 380 puntos básicos.

 

Mientras tanto el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, ya avisó que no es posible cumplir con el objetivo de rebajar el déficit hasta el 4,4% como se pactó con los europeos . Pero los líderes europeos desde Bruselas insisten: España tiene que cumplir y desde el 8,2% tendrá que llegar en 2013 al 3%. El debate en el Parlamento europeo se acerca a un abismo de protestas sociales violentas. La eurodiputada socialista Pervenche Beres, expuso un informe sobre el empleo. En él, la legisladora critica que “los Estados miembros están actualmente poniendo más énfasis en el Pacto de Estabilidad (para reducir el déficit fiscal) en detrimento del crecimiento y de la inversión”.