Carta Abierta al FMLN, cc. Izquierda Centroamericana

 

A 80 años de la insurrección de 1932: ¡¡Farabundo Martí debe ser declarado Héroe Nacional!!

 

En el año de 1932, el peso de la crisis económica mundial recayó de manera particular sobre la masa de campesinos e indígenas de El Salvador, provocando una enorme efervescencia social. En ese contexto, de crisis económica y constante represión, se produjeron las elecciones municipales y legislativas de Enero de 1932, que terminaron en un enorme fraude electoral contra los candidatos victoriosos de la izquierda.

Este último hecho fue el detonante de la espontánea rebelión de 1932. Fue una insurrección con machetes, palos, piedras, contra un ejercito mucho mejor equipado. Más que una insurrección planificada fue una violenta explosión social contra el injusto y antidemocrático orden imperante.

Las masas indígenas, oprimidas por siglos, lucharon y se movilizaron para defender sus derechos democráticos. El gobierno militar del General Maximiliano Hernández Martínez desató una violenta represión y matanza de 35.000 personas en los departamentos del occidente de El Salvador, donde se concentraba la mayor parte de la población indígena.

El aplastamiento de la improvisada rebelión indígena condujo al encarcelamiento y posterior fusilamiento de Agustín Farabundo Martí,  Alfonso Luna, Mario Zapata y  Francisco Sánchez,  solo para citar los casos más relevantes. También fue linchado y ahorcado, Feliciano Ama, un reconocido líder indígena.

Agustín Farabundo Martí fue un militante revolucionario centroamericano ejemplar, fundador del Partido Comunista de Centroamérica (PCCA) en 1925, y también se destacó como coronel del Ejercito del General Augusto C. Sandino, en la lucha militar contra la invasión norteamericana en Nicaragua.

La derrota de la lucha revolucionaria y democrática de los indígenas en 1932 permitió la consolidación de una dictadura militar por mas de 50 años, hasta el estallido de la guerra civil en los años 80, donde el pueblo salvadoreño retomó nuevamente las banderas ensangrentadas  del levantamiento de 1932.

Las organizaciones guerrilleras que se fusionaron para constituir el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), rescataron su nombre. La guerra civil terminó sin una victoria revolucionaria, con los Acuerdos de Paz de 1992. A todos a los revolucionarios centroamericanos nos quedo el sabor amargo de la derrota en nuestros corazones.

No obstante, el 12 de Marzo de 2009, el FMLN ganó las elecciones y Mauricio Funes fue declarado presidente de El Salvador. Se abrió así la posibilidad de revindicar a los héroes y mártires de 1932, pero el tiempo ha transcurrido y todavía la esperada decisión no se produce. Incluso, antes de tomar el poder en 2009, el FMLN mantuvo por varios periodos la alcaldía de San Salvador y otras alcaldías pero nunca se reivindicó como héroe la figura de Farabundo Martí, ni se rescató ni reivindicó la verdad histórica.

En el año 2011, el Estado de El Salvador, bajo administración del FMLN, rindió honores a los próceres de la rebelión criolla de 1811. Recientemente, en Enero de 2012 el Presidente Funes pidió perdón, en nombre del Estado de El Salvador, por la masacre de más de 1000 campesinos, durante el año 1981, en El Mozote y comunidades vecinas.

Se hizo algo de justicia a los campesinos asesinados en El Mozote, pero después de 80 años todavía no se ha hecho justicia a mas de 35.000 indígenas masacrados en 1932. En mas de 3 años de gobierno del FMLN el tema del levantamiento de 1932, sigue siendo un tabú, algo que se menciona discretamente en los reuniones públicas, como en los peores años de la dictadura militar.

En este año 2012 se cumplieron 80 años de una de las mayores masacres en El Salvador durante el siglo XX. Todavía no se reconoce que los indígenas se levantaron, no solo por las condiciones de hambre, explotación y represión, sino también por la defensa de su derecho democrático a que se les respetara su propio triunfo electoral en el año 1932.

Tenemos enormes diferencias con la política que maneja actualmente el gobierno del FMLN, y por eso hemos llamado a votar nulo en las próximas elecciones municipales y legislativas del 11 de marzo. Pero esta diferencia nunca será motivo o pretexto para no reivindicar o reconocer la enorme trascendencia e importancia de la figura de Farabundo Martí, de la insurrección de 1932, en la historia de El Salvador y Centroamérica.

Por ello, el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) exhorta a la dirigencia del FMLN, que controla la Presidencia de la Republica y  de la Asamblea Legislativa, y que tiene la mayoría de los diputados en la Asamblea Legislativa, a realizar de una vez por todas lo siguiente:

 

1.- Que la Asamblea Legislativa declare Héroes Nacionales de El Salvador, a Agustín Farabundo Martí y demás compañeros fusilados o ahorcados.

2.- Que se reconozca que las personas de los pueblos originarios masacradas en 1932 no eran vándalos, ni delincuentes, sino gente del pueblo que luchaba por la efectiva democracia, por el respeto a su voto.

3.- Que se abran todos los archivos del Ejército y la Policía, para que el pueblo salvadoreño conozca la verdad de la masacre de 1932; que se publiquen todos los documentos y se elabore una Memoria Histórica

3.- Que se construya un monumento ejemplar en San Salvador, en honor a todos los héroes y mártires de 1932, así mismo  se otorgue un resarcimiento a los familiares de las víctimas.

4.-. Que se declare  oficialmente el 22 de enero como día de la insurrección nahuat-pipil por la defensa de los derechos democráticos del pueblo salvadoreño.

 

Llamamos a toda la izquierda salvadoreña y centroamericana, a las centrales obreras y campesinas, a los sindicatos, a las organizaciones de los pueblos originarios, a las organizaciones estudiantiles, a conformar Comités para trabajar por  la Dignificación y Reconocimiento de los Héroes y Mártires anónimos de 1932.

 

¡¡Farabundo Martí vive eternamente en la lucha por la reunificación socialista de Centroamérica!!

 

Centroamérica, 22 de Febrero del año 2012

 

Secretariado Ejecutivo Centroamericano (SECA)

Partido Socialista Centroamericano (PSOCA)