Continúan las protestas estudiantiles contra los recortes en Barcelona

 

Grupos de estudiantes mantienenn las protestas que iniciaron ayer en contra de los recortes en el ámbito de la educación. Los accesos a la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) siguen bloqueados y cientos de personas han pasado la noche en facultades y rectorados. Once de los doce detenidos han quedado en libertad.

 

Publicó: gara.net   

BARCELONA-. A primera hora de la mañana, grupos de estudiantes han cortado por segundo día consecutivo la autopista AP-7 y la carretera B-30 a la altura de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) en protesta por los recortes en el ámbito de la educación. El corte en ambos sentidos en la AP-7, que se ha producido sobre las 8.10, ha causado hasta seis kilómetros de retención, mientras que en la B-30 ha provocado un kilómetro de cola, según ha informado el Servei Català de Trànsit (SCT).

 

Asimismo, los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya han informado que entre las 8.00 y las 11.15 los trenes de la línea S2 y S55 no pararán en la estación de Universitat Autònoma por seguridad y para garantizar la movilidad de los viajeros en hora punta.

 

Cientos de estudiantes han pasado la noche en las diferentes facultades y rectorados de la Universitat Autònoma con la intención de volver a manifestarse hoy.

 

Una portavoz estudiantil, María García, ha declarado que su objetivo es "bloquear durante todo el día de hoy el campus [de la Universitat Autónoma] para que no se pueda acceder, por eso hemos montado barricadas en todas las rotondas de acceso" con vallas, contenedores y otros objetos.

 

También se mantienen las protestas en el campus del Raval de la UB, la Universitat Pompeu Fabra y la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, entre otros centros.

 

En libertad once de los doce detenidos

Ayer, miles de estudiantes colapsaron ayer las calles del centro de Barcelona para manifestarse, convocados por la Plataforma Unitaria en defensa de la Universidad Pública (Pudup), contra los recortes de la Generalitat y en defensa de la universidad pública.

 

Unidades antidisturbios de los Mossos d'Esquadra efectuaron sus primeras cargas tras el ataque con huevos, pintura y piedras a una entidad bancaria y el edificio de la Bolsa de Barcelona y volvieron a intervenir cuando los estudiantes llegaron a la plaza de la Universitat de Barcelona y se refugiaron en la sede histórica del centro.

 

Detuvieron a doce personas, entre ellas dos menores de edad. Once han quedado en libertad, con una citación para acudir ante el juez, mientras que otra sigue en comisaría, a la espera de que concluya la instrucción del atestado.

 

Puig acusa a "profesionales de la violencia"

 

El consejero de Interior de la Generalitat, Felipe Puig, ha indicado en Catalunya Radio que entre los manifestantes se infiltran "profesionales de la violencia", que intentan alterar el sistema de valores, mientras que otros se dejan llevar por el anonimato y la multitud apuntándose a la "fiesta de los alborotos".