Plataforma Electoral Socialista del POS-MAS como parte de la campaña, Anulación al voto con propuesta

Vota por Jesús Torres Nuño, candidato independiente, obrero, honesto y socialista

 

Desde hace 25 años, México ha sido víctima de gobiernos neoliberales, priístas y panistas al servicio de los grandes capitales, proceso coronado con la firma del Tratado de Libre Comercio en 1993, que nos ha condenado a ser una semicolonia del imperio más poderoso del mundo y por ello a la brutal explotación de nuestras riquezas naturales, fuerza de trabajo y de nuestro petróleo, que ahora pretenden sea privatizado, entre otros muchas empresas y servicios.

Son múltiples los problemas que nuestro país atraviesa gracias a esa condición de nación dependiente y explotada, que son exacerbados por la ineficiencia y corrupción de los distintos gobernantes priístas, panistas y ahora perredistas, que se inclinan ante los intereses de los grandes capitales nacionales e imperialistas aplicando políticas a favor de mantener a nuestro país sujeto a los intereses del imperio.

Para colmo la clase trabajadora no tiene candidatos registrados, que los representen en esta contienda, ante la antidemocracia que prevalece en beneficio de los principales partidos patronales y sus candidatos, que se han reservado el derecho para contar con registro y anulando las candidaturas independientes o el registro a nuevas alternativas políticas. Pero aún en un proceso más "democrático" no debemos guardar ninguna ilusión de que nuestros problemas sean solucionados, mientras no contemos con un gobierno propio.

Por ello les presentamos nuestra plataforma electoral, una parte de nuestro programa de lucha por hacer de México una nación independiente, donde se elimine la explotación, la miseria, la opresión y la desigualdad. Dejando claro que las propuestas que aquí presentamos solo podrán alcanzarse cuando el pueblo trabajador tome la determinación de dirigir nuestra nación, abriendo paso a una sociedad más justa e igualitaria, una sociedad socialista, planificada económicamente por los propios trabajadores.

1.- ¡Por la defensa de PEMEX! Tanto Peña Nieto y Josefina Vázquez Mota, han expresado su intención de privatizar Pemex, muestra de su defensa de los grandes capitales nacionales y extranjeros, lo que rechazamos categóricamente, pues sería el primer paso a la privatización de toda la industria energética, lesionando gravemente nuestra soberanía.

Y aunque AMLO dice oponerse y habla de "modernización", deja de lado la necesidad de realizar una auditoría pública, para determinar la responsabilidad de los gobiernos panistas y priístas en el quebranto de Pemex, en complicidad con los corruptos dirigentes sindicales petroleros. Pemex debe mantenerse como una empresa nacionalizada, bajo el control democrático de sus trabajadores y la sociedad.

2.- ¡Por el inmediato regreso del ejército a sus cuarteles! Tres de los candidatos burgueses han manifestado su propuesta de retirar gradualmente al ejército de las calles, manteniendo la militarización del país a partir de la estúpida "guerra contra el narco", emprendida por Felipe Calderón, en la que han resultado más de 50 mil muertos en sus años de gobierno, estrategia que pretende mantener Josefina Vázquez Mota.

Por ello exigimos que el Ejército y la Marina regresen a sus cuarteles, así como un plan integral para frenar y desaparecer al narco, legalizando las drogas, reguladas por el Estado, atacando financieramente el lavado de dinero y con un plan nacional contra el consumo, con atención a los adictos.

Y a diferencia de AMLO, que ha propuesto una "Policía Federal profesional y moralizada" (¿?)1 , proponemos la inmediata desaparición de ese cuerpo represivo, así como la autodefensa de los pueblos, como en Cherán, Michoacán, donde el pueblo de forma autónoma ha podido frenar a los narcos y talamontes, eliminando la corrupción de las autoridades, mediante la movilización.

3.- ¡Por un aumento general de emergencia y el cumplimiento del salario mínimo constitucional! Hay candidatos que ni siquiera saben cuál es el salario mínimo, están más que alejados de la realidad de la clase trabajadora. Pero tampoco han dicho una sola palabra sobre hacer realidad el precepto constitucional de salario mínimo, suficiente para darle alimentación, vivienda, salud y esparcimiento a una familia. Por ello exigimos un aumento salarial de emergencia del 100%, para contrarrestar la pérdida del poder adquisitivo de los últimos 20 años.

4.- ¡Por la ruptura del Tratado de Libre Comercio! El próximo año se cumplirán 20 años de la firma del TLC. No es necesario ser un especialista para concluir sus graves consecuencias, que nos han sujetado a los intereses de Estados Unidos y Canadá, poniendo a su servicio nuestra economía, la producción agropecuaria en su beneficio, así como la explotación inmisericorde de nuestros recursos naturales y mano de obra a precios de risa. Por eso a diferencia de los cuatro candidatos2 , debemos exigir su cancelación inmediata.

5.- ¡Contra el pago de la deuda! Este es otro de los mecanismos de usura internacional al que los distintos gobiernos han encadenado a nuestro país, obteniendo créditos que nunca han sido realmente aclarados, por los que además de su cancelación, se requiere de una auditoría pública para delimitar su responsabilidad.

6.- ¡Por pleno empleo para todos! Si existe un aspecto doloroso para la clase trabajadora y la juventud, este es el desempleo, pues los sume en la  desesperación, que es aprovechada por la patronal para imponer salarios de miseria y sin prestaciones. Por ello es necesaria la jornada de 35 horas de trabajo, para ampliar la contratación de más trabajadores, sin afectar sus salarios, la nacionalización de las empresas en quiebra, que deben ser reabiertas bajo la administración de sus trabajadores, así como un Plan Nacional de Obras y Servicios Públicos, que generen miles de empleos, la infraestructura necesaria para nuestro desarrollo, la reactivación económica, la construcción de viviendas suficientes.

7.- ¡Paso a la mujer trabajadora! La mexicana es una sociedad machista por excelencia, fomentado por el capitalismo para reproducir su sistema de explotación. Por ello debemos luchar por la igualdad y equidad en los derechos laborales: a trabajo igual, salario igual; no a la discriminación en el trabajo, no al hostigamiento, ni al acoso laboral. Por su derecho a decidir sobre su propio cuerpo, por la legalización y gratuidad del aborto en todo el país, en condiciones salubres y calidad. Alto a los feminicidios y castigo a los responsables. Por guarderías, comedores y lavanderías gratuitas que les permitan liberarse del trabajo doméstico para desarrollarse profesional, artística, política o sindicalmente.

8.- ¡Por la libertad de todos los presos políticos! Dispersos en el país decenas de compañeros y compañeras han sido encarcelados por oponerse a la política criminal del actual gobierno, por defender sus tierras, sus comunidades o derechos laborales, como es el caso de los compañeros del SME, o de la mina de Cananea. Rechacemos la creciente criminalización de la lucha social, exigiendo su liberación inmediata y detengamos la represión contra las legítimas expresiones de lucha e indignación del pueblo y los trabajadores.

9.- ¡Por la defensa de la seguridad social! Desde hace 25 años se inició una política de desmantelamiento de los servicios de salud pública, recortándoles el presupuesto, así como los derechos a sus trabajadores, provocando tremendas carencias en la atención y suministro de medicinas, con el claro propósito de privatizarla y desaparecer los derechos a la jubilación y las pensiones, a quienes dejaron sus vidas en el trabajo, condenándolos a la miseria. Hoy la ofensiva se intensificará, particularmente contra el IMSS y el ISSSTE, pues se han hecho públicas las pretensiones gubernamentales de profundizar los recortes, incluso con el despido masivo de sus trabajadores. Por ello debemos defender esta conquista y mejorar sus servicios, dotándolos de fondos suficientes para la construcción de nuevos hospitales, de los servicios necesarios y con un salario y prestaciones dignas para sus trabajadores.

10.- ¡Defendamos la Ecología! México es uno de los países más contaminados del planeta, los corruptos gobiernos permiten la explotación desmedida de nuestros recursos, sin contar con una política de defensa de nuestros bosques, ríos, playas, etc. En las ciudades no se cuenta con un verdadero reciclaje de la basura y prevalece un deficiente transporte contaminante. Se permite la explotación minera con el uso del cianuro y arsénico, prohibida en los países de las empresas que realizan esta actividad, con repercusiones gravísimas. Por ello deben ser expropiadas dichas empresas y administradas por sus trabajadores, con el compromiso de que eviten esas prácticas deleznables.

11.- ¡Expulsión de Elba Esther Gordillo del SNTE, juicio y castigo por su manejo corrupto, por los asesinatos de maestro disidentes y por atentar contra la educación pública y gratuita! Por una educación verdaderamente pública, gratuita y laica en todos los niveles: desde la educación básica hasta la superior. Que se destine el 12% del PIB a la educación pública. Contra su privatización. Por la defensa de la cultura pública y gratuita para el pueblo. ¡Fuera la Iglesia de la educación! ¡Abajo la Alianza por la Calidad Educativa y la Evaluación Universal! ¡Por una reforma educativa integral y democrática que esté al servicio del pueblo!

12.- ¡Por derechos plenos a la Juventud! Los jóvenes enfrentan un penoso proceso de falta de oportunidades, carecen de alternativas y son marginados del proceso productivo o de la educación. No permitamos la cancelación de su Derecho al trabajo, a la educación y a los espacios recreativos y culturales. Se debe prestar especial atención a la juventud, así como no permitir su criminalización, como viene sucediendo en Ciudad Juárez, con el asesinato de los jóvenes que se resisten a colaborar con las bandas del crimen organizado.

13.- ¡La discriminación a la diversidad sexual debe ser eliminada! Todo mexicano o mexicana debe contar con plenos derechos, independientemente de su orientación sexual, acabando con los crímenes de odio, que deben ser castigados severamente. Deben contar con el derecho a unirse legalmente si así lo desean, a contar con una familia, a criar hijos, a recibir las prestaciones de sus parejas, en igualdad de circunstancias que los heterosexuales, con el derecho a una vida plena, libre de prejuicio y discriminación laboral o social. Por su parte AMLO se acaba de reunir con la jerarquía católica para exponer su "República amorosa", lo que evadió fue precisamente hablar del aborto y de la unión entre personas del mismo sexo 3.

14.- ¡Por un México con verdadera Democracia! Los partidos y sus candidatos han pugnado por cercenar la democracia, cancelando la posibilidad de contar con candidatos independientes, de nuevos partidos, reservándose para sí mismos el control de los procesos electorales, del Instituto Federal Electoral, así como de enormes recursos que en la actualidad sobrepasarán el supuesto tope de ¡18 mil millones de pesos!

Además, aprobaron una supuesta Reforma Política, donde cancelaron la realización de plebiscitos o consultas ciudadanas, el derecho a revocar el mandato de funcionarios, incluido el presidente de la República, que no cumpla con sus funciones. Por ello es necesaria la formalización de tales derechos, el registro de toda organización política que lo solicite y eliminar el financiamiento público, abriendo los medios masivos de comunicación, en igualdad de circunstancias a todas las opciones políticas.

15.- ¡Defendamos el derecho de huelga y los derechos laborales! Este derecho fundamental para la clase trabajadora está en peligro. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) está por decidir un nuevo amparo del Grupo México, ahora en contra de la huelga minera en Sombrerete, a quienes les quieren dar por terminadas las relaciones de trabajo, como lo hicieron en Cananea, pisoteando ese derecho constitucional. Es necesario oponernos con la movilización, así como exigir la desaparición de la SCJN y sustituirla por jueces electos democráticamente, por medio del voto popular. Cabe destacar el silencio cómplice de los candidatos, quienes solamente en el caso de comprometer el voto obrero, se han pronunciado por la restitución de esos derechos, como sucede penosamente con el caso del SME.

Asimismo es necesaria la destrucción de las out sourcing y los contratos de protección patronal, que han impuesto la desaparición del derecho a la libre sindicalización y la autonomía sindical.

16.- ¡Solución a los actuales conflictos laborales! El gobierno de Calderón ha desatado una ofensiva contra los sindicatos, como en los casos del Sindicato Minero y del Mexicano de Electricistas, a quienes se les debe respetar su derecho al trabajo, su contratación colectiva y sus sindicatos, restituyéndoles sus derechos, cancelando las concesiones al asesino y corrupto Grupo México, de Germán Larrea y la reapertura de Luz y Fuerza del Centro. Y en el caso de Mexicana de Aviación, la nacionalización de la empresa y su reapertura, respetando sus condiciones de trabajo, salarios y organización sindical, dejando dichas empresas bajo el control de sus trabajadores.

17.- ¡Rescatemos el campo! México era un país exportador de alimentos hasta hace unos 20 años, cuando se inició la política privatizadora en beneficio de los capitales extranjeros, agravada con la firma del TLC, pues ahora somos importadores. El campo está abandonado, hundido en la miseria, con un campesinado que sufre el control de los intermediarios, sin créditos, granos, ni tecnología para explotar sus tierras, regresando a la situación que se vivía antes de la revolución. Por ello se impone la necesidad de un plan integral de desarrollo del campo, para recuperar los niveles de producción y nuestra independencia alimentaria.

18.- ¡Impuestos progresivos contra las grandes fortunas! Contra las pretensiones de los 4 candidatos burgueses, no se deben eliminar impuestos a los empresarios y menos aún en el caso de los grandes multimillonarios del país, que han disfrutado de cuantiosas exenciones. Por el contrario, las grandes fortunas deberán ser objeto de impuestos progresivos, superiores al resto de los contribuyentes, para fortalecer las finanzas públicas en beneficio del pueblo.

19.- ¡Por democracia e independencia sindical! Hay que acabar con los dirigentes corruptos y burocráticos, al servicio de los intereses patronales. Debemos rescatar a las organizaciones sindicales de los actuales "dirigentes" al servicio del capital, acabando con el corporativismo. La base obrera debe dirigir sus propias organizaciones, mediante el control de sus dirigentes, la elección con voto secreto, así como la revocabilidad de los dirigentes traidores o corruptos.

20.- ¡Por el respeto y rescate de las culturas indígenas! Nuestra riqueza cultural debe preservarse, respetando la autonomía, derechos, cultura y tradiciones, de nuestras comunidades indígenas. Deben ser reconocidos los Acuerdos de San Andrés Larráinzar, firmados con el EZLN, que el PRD traicionó vilmente y que su candidato ignora olímpicamente. La lucha indígena debe ser apoyada y reconocida, preservando sus derechos, costumbres y lenguajes.

21.- ¡Por un Gobierno obrero, campesino, indígena y popular! Esta plataforma no podrá cumplirse si el pueblo trabajador, el campesinado, los pueblos indígenas, las mujeres trabajadoras, los jóvenes, la diversidad sexual, no luchan por la instauración de un gobierno propio, de los sectores  oprimidos y explotados por la dictadura capitalista. Si no imponen mediante sus luchas y movilización, un gobierno que termine con la tremenda desigualdad capitalista, dando paso a una sociedad sin clases, sin explotados y explotadores, sin discriminación. La sociedad debe ser gobernada por los oprimidos por una sociedad capitalista desigual y destructiva.

 

1 Carta de AMLO a Joseph Biden. 5 de marzo del 2012

2 En el caso de AMLO, si se tienen dudas al respecto, se puede revisar la misma carta a Biden.

3 El Universal, 18-04-12

 

PARTIDO OBRERO SOCIALISTA-MOVIMIENTO AL SOCIALISMO.