Declaración de la Liga Socialista Revolucionaria de Argentina

05 de octubre del 2012

Ante los gravísimos acontecimientos producidos en las últimas horas

1.  REPUDIAMOS la asonada protagonizada por las fuerzas de Gendarmería y Prefectura: son parte constitutiva del Estado capitalista que requiere del aparato represivo para sostener mediante el monopolio de las armas el poder la burguesía, sometiendo a ese poder a las grandes mayorías explotadas.

2.  DENUNCIAMOS el carácter golpista y antidemocrático de la asonada, que surge de la propia naturaleza de sus protagonistas: en los marcos de este régimen político constitucional de la burguesía son fuerzas que deben subordinarse al Poder Ejecutivo Nacional. Cualquier levantamiento protagonizado por ellos en situaciones “normales” de la dominación capitalista, sólo puede ser entendido de esa manera. Es la única interpretación posible, al igual que en ocasión del levantamiento policial en Ecuador contra el presidente Correa hace dos años.

3.  NO ES UNA HUELGA DE “TRABAJADORES”. Por el contrario, ellos son los encargados de reprimir a los trabajadores cuando la policía no alcanza. Y así lo han demostrado sistemáticamente: la Gendarmería acompañó la asunción de De la Rúa matando a dos docentes en el puente de Corrientes; la Prefectura reprimió salvajemente a los cientos de despedidos del Casino de Buenos Aires cuando éstos intentaban recuperar sus puestos de trabajo, durante el gobierno de Néstor Kirchner. Son apenas dos ejemplos de la actividad que han realizado ambos todos estos años de “democracia”.

4.  NUNCA HICIERON HUELGA PARA NEGARSE A REPRIMIR A LOS TRABAJADORES. En consecuencia, sus reclamos sólo sirven para fortalecer su naturaleza represiva. Su método “asambleario” es el motivo por el que fueron a partirle la cabeza a los trabajadores que actúan así para defenderse de las patronales o de los ataques de las patotas sindicales.

5.  NO CUIDAN LAS FRONTERAS “EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA NACIONAL”. Las fronteras son permanentemente violadas por contrabando, narcotráfico, piratería marítima, etc., mientras ellos siempre “miran para otro lado”. Pero sí están atentos para detener a cuanto militante popular cruza las fronteras en busca de asilo político.

6.  DENUNCIAMOS la responsabilidad política del gobierno encabezado por Cristina Fernández, en tanto es el Comando en Jefe de todas las fuerzas represivas.

7.   NOS COMPROMETEMOS a actuar en defensa de las libertades democráticas y del gobierno mismo ante cualquier intento de avasallamiento por parte de fuerzas completamente ajenas a las necesidades y decisiones de los explotados, máxime en medio de las múltiples movidas alentadas en los últimos meses por parte de las fuerzas más reaccionarias de la sociedad.

8.  REPUDIAMOS EL SECUESTRO DE ALFONSO SEVERO. La movilización popular debe imponer investigación y castigo. ¡BASTA DE IMPUNIDAD!