Bajan salarios en países desarrollados y suben en los emergentes: OIT

Globalmente, incluyendo a todos los países, los sueldos mensuales aumentaron 1.2% en 2011, abajo del 2.2% de 2010 y 3% de 2007.

Notició: AFP
Ginebra. Los salarios bajaron (0.5 por ciento) en 2011 en los países desarrollados pero aumentaron en los emergentes, especialmente de Asia y América Latina, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado este viernes en Ginebra.

En Asia, los salarios subieron ese año 5 por ciento, e igual tendencia al alza se registró en América Latina y Caribe (2.2 por ciento), Africa (2.1 por ciento) y en Europa central y Asia central (5.2 por ciento en ambos casos). En cambio en Medio Oriente los sueldos cayeron 0.2 por ciento.

“A escala mundial, los salarios aumentaron a un ritmo mucho más débil que antes de la crisis, e incluso retrocedieron en los países desarrollados”, indica la OIT en este informe, que se publica cada dos años.

Globalmente, incluyendo a todos los países, los salarios mensuales aumentaron 1.2 por ciento en 2011, en comparación con la subida de 2.2 por ciento en 2010 y 3 por ciento en 2007, según este informe mundial.

Para Guy Ryder, director general de la OIT, “este informe muestra claramente que en varios países la crisis tuvo un impacto muy claro en los salarios y, consecuentemente, en los empleados”.

El director general de la OIT también destacó que “los empleados reciben una parte más pequeña del pastel”, ya que la parte de los salarios en el ingreso nacional ha disminuido.

Esta situación ha creado un “descontento popular y aumenta el riesgo de desórdenes sociales”, añade la OIT, que denuncia asimismo “las remuneraciones exorbitantes que perciben algunos directivos de empresas”.

En 15 países desarrollados, la cuota del trabajo en el ingreso nacional pasó del 75 por ciento en los años 1970 a 65 por ciento en los años recientes.

En fin, la OIT lanza un llamado en este informe para que se fijen salarios mínimos, una medida indispensable para acabar con la pobreza en el trabajo.

“Los salarios mínimos contribuyen a proteger los salarios menos remunerados, y a prevenir una caída de su poder adquisitivo”, declaró Guy Ryder.

Según este informe, “centenares de millones de empleados en los países en desarrollo ganan menos de dos dólares por día”.

En Estados Unidos, los trabajadores pobres representan 7 por ciento de la población asalariada, y en Europa, 8 por ciento.