¡Exceso de dólares!

Escribió: Fernando Vitoria Luzán de patiodeaguanotlc


Probablemente ya se ha hablado y escrito mucho sobre la gran cantidad de dólares que hay en estos momentos en la economía costarricense, sin embargo es importante, casi estratégico, tener conciencia de porqué es que hay tantos dólares disponibles en el mercado, cual es la razón del origen de éste exceso de moneda norteamericana, para tomar medidas correctivas a tiempo.

Aunque existen otros elementos que inciden, la gran cantidad de dolares existente en el mercado costarricense se debe en buena parte a dos razones: 1. Los bancos centrales de la mayoria de los paises del mundo, disimuladamente y sin llamar la atencion, estan deshaciendose de sus reservas en dolares, cambiandolas por otro tipo de reservas; oro, plata, platino, titanio, yuanes, marcos, yenes, euros y otras. Los centrales estan poquito a poco, paulatinamente cambiando la estructura de sus reservas monetarias de manera callada, sin que la medida sea muy visible, para que la misma no capte la atencion de las autoridades monetarias norteamericanas y se le vayan a imponer sanciones o restricciones a éstas economias por parte del pais invasor del norte y 2. Inversionistas, banqueros y financistas, pequeños y grandes, alrededor del globo, estan cambiando sus portafolios de inversion deshaciendose de los dolares, sustituyendolos por otras inversiones. Ambos manejos estan produciendo un exceso de dolares, no solo en la economia costarricense, sinó tambien en la de muchos otros paises.

En el trasfondo, este esquema no es exclusivo de Costa Rica, es una maniobra global desencadenada y manipulada por los banqueros internacionales, cupula del capitalismo neoliberal. La finalidad ultima: el establecimiento de una moneda o valor de pago mundial emitida y manejada por ellos, tal vez a traves de organismos mundiales como el BM, OMC, FMI, etc, agencias e instituciones internacionales todas ampliamente controladas por la banca privada internacional. En otras palabras, montar a nivel global un esquema parecido a lo que se viene sucediendo en norteamerica desde principios del siglo pasado, donde los banqueros corporativos son los propietarios y dueños del banco de la reserva federal.

Por directriz de la elite bancaria mundial, la era de la supremacia del dolar, cabalgando a lomos de la desindustrializacion de Estados Unidos, está llegando a su fin. Es muy probable que tarde o temprano el dolar por sus mismas debilidades caiga, el asunto todo es cuestion de tiempo. Mientras tanto, el banco central continua comprando dolares, disque para estabilizar el valor del dolar, para que no se venga a pique, para mantener estable el tipo de cambio.

El dolar en estos momentos, a inicios del 2013, pende de un hílo como mecanismo de pago en el comercio mundial. No es casualidad que el primer banco privado al que se le permitio operar en China fuera "banque Rothschild"; solo se necesita que los banqueros le den la orden a los politicos y gobernantes para que éste pais empiece a deshacerse de los casi tres millones de millones de dolares (3 billones segun la nomenclatura hispana o 3 trillones segun la nomenclatura anglosajona) que tiene en sus arcas y/o que a los industriales chinos se les de la orden de restringir aceptar o recibir dolares como pago por sus mercancias, para producir la debacle financiera. La desbandada huyendo del dolar que esto produciria alrededor del mundo acabaria con la moneda norteamericana como medio de pago y produciria tal vez la mayor crisis financiera de la historia.

Si una eventual debacle del dolar se sucediera en un momento en que las arcas del banco central de Costa Rica estan repletas de dolares, el impacto en la economia costarricense sería terrible, desastroso, produciria mucha pobreza, mucho atraso. Ademas, hay que tener en cuenta si las reservas que posee el banco central en oro, plata y otros estan basadas en la tenencia de los metales en si -barras- o si lo que tiene el central son certificados de posesion de oro o plata, que en el evento de una crisis global de gran magnitud podrian no ser honradas por las entidades emisoras y lo que entonces tendria el banco central, guardado celosamente en sus arcas, serian todavia más papeles sin ningun valor, agravando la crisis.