La caída de la producción industrial pone a Gran Bretaña al borde de otra recesión

La inesperada baja del 1,5 por ciento durante el primer mes del año arrastró el valor de la libra esterlina, que cayó a su nivel más bajo en dos años y medio frente al dólar. El Producto Interno Bruto (PIB) británico se contrajo un 0,3 por ciento en el último trimestre de 2012, un hecho que puso en peligro los planes del gobierno para seguir reduciendo el gasto público.

"Este es el penúltimo clavo del cajón en términos de una triple recesión. Es como un 'game over' pues, a menos que registremos un rendimiento estelar del sector de servicios, es casi seguro que entraremos en una tercera recesión económica", advirtió Alan Clarke, economista jefe del Scotiabank.

De acuerdo a la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, la producción industrial en Gran Bretaña, que incluye los sectores de energía y minería, cayó un 1,2 por ciento, principalmente debido al cierre de la plataforma petrolera Schiehallion en el Mar del Norte, que produce entre el 3 y el 6 por ciento del petróleo del país.

El debilitamiento del sector de la producción industrial fue la principal razón que llevó a la economía británica a caer en recesión en el último trimestre de 2012, y contribuyó a un achicamiento del PIB en ese período. Otra reducción del PIB en este trimestre dejaría a la economía en recesión, que se define como dos trimestres consecutivos de contracción económica.

Mientras la construcción también se contrajo el mes pasado, la semana pasada el sector de servicios registró un crecimiento en febrero a su mayor ritmo en cinco meses, mucho más que lo estimado inicialmente. El índice de compras Markit/CIPS (PMI, en sus siglas en inglés) para los servicios aumentó a 51,8 puntos el mes pasado, de 51,5 puntos en enero, superando los pronósticos de economistas de 51 puntos.

El informe de la ONS mostró, además, una mejora en el intercambio comercial de Gran Bretaña, y concluyó que el déficit comercial del país se redujo a 8195 billones de libras (12.200 billones de dólares) en enero, de los 8738 billones de libras (12.980 billones de dólares) registrados en diciembre, gracias a la mayor caída mensual en las importaciones de petróleo desde agosto de 2008.

Los expertos temen que de repetirse la caída del PIB en el primer trimestre de 2013, el Reino Unido entrará en su tercera recesión en casi cinco años, después de la de 2008-2009 y la de 2011-2012.