Pyongyang, con la mira hacia EE.UU. y Corea del Sur

Corea del Norte afirmó haber puesto sus misiles y unidades de artillería "en posición de combate" con dirección a su vecino del sur, al territorio continental estadounidense y a sus bases en el Pacífico. Hace dos semanas Pyongyang anunció la anulación unilateral del alto el fuego firmado hace seis décadas para poner fin a la guerra de Corea (1950-1953) como respuesta a las sanciones que le impuso el Consejo de Seguridad de la ONU.

Publicó: Página 12, Argentina

El Comando Supremo del Ejército Popular norcoreano "sitúa desde este momento en posición número uno de combate toda su artillería de campaña, incluyendo unidades de misiles estratégicos y de artillería de largo alcance", indicó en un comunicado la agencia estatal KCNA. Precisó que las unidades de artillería norcoreanas tienen su punto de mira en Corea del Sur, en el territorio continental de EEUU, Hawai, Guam y otras bases militares estadounidenses en el Pacífico.

"Mostraremos la dura reacción de nuestro Ejército y pueblo, para salvaguardar a través de acciones militares nuestra soberanía y la más alta dignidad", agregó el informe. Horas antes, la agencia destacaba que el líder del país, Kim Jong-un, dirigió personalmente ejercicios de defensa con fuego real en la costa este del país.

El conflicto de Norcorea estalló con la ampliación de las sanciones impuestas por Naciones Unidas y las maniobras militares conjuntas de Corea del Sur y Estados Unidos. Desde ese momento, Pyongyang fue profundizando sus medidas de defensa y elevando el tono de las amenazas, incluyendo la declaración de nulidad de los pactos de no agresión suscriptos con Seúl y el del armisticio que puso fin a la Guerra de Corea (1950-1953).

Por su parte, un portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl aseguró que el Ejército de Corea del Sur "no detectó movimientos inusuales" en las Fuerzas Armadas del Norte. Esa misma fuente explicó que el "número uno" al que hace referencia el comunicado divulgado por KCNA, indica el más alto nivel de preparación para el combate en el país comunista.

En este sentido, el portavoz afirmó que el Ejército surcoreano "vigila de cerca" posibles movimientos de las tropas del país vecino y "castigará con fuerza" a Corea del Norte en caso de que agreda de algún modo al Sur. En ese marco, el ministro de Defensa de Corea del Sur, Kim Kwan-jin, instó hoy a las tropas a responder con dureza a cualquier agresión, durante el acto de conmemoración del tercer aniversario del hundimiento del buque Cheonan, que causó 46 muertos y que Seúl atribuye a Pyongyang.

Con esta escalada belicista, Norcorea pretende dar respuesta a las sanciones que la ONU impuso a principios de mes al país comunista por su última prueba nuclear de febrero. Estados Unidos, que mantiene unos 28.500 efectivos militares en Corea del Sur, reiteró su compromiso -suscripto al final de la Guerra de Corea- de defender a su aliado de cualquier hipotética agresión del Norte.