Revelan que EE.UU. también espía a través de gigantes de Internet

La Agencia para la Seguridad y el FBI tienen acceso directo a los servidores de Microsoft, Yahoo!, Google, Facebook, Skype, Youtube y Apple. Lo afirman The Washington Post y The Guardian. Las empresas lo niegan.

Publicó: Clarín, Argentina

La Agencia para la Seguridad Nacional (NSA) y el FBI han tenido acceso directo a los servidores de nueve empresas estadounidenses de internet extrayendo videos, audio y fotografías que permitían "seguir" los movimientos de las personas y sus contactos, reveló un informe publicado por el diario estadounidense The Washington Post y el británico The Guardian.

El programa tiene el nombre en código de “PRISM” y fue creado en 2007, revelan los medios. Las empresas a las que la NSA y el FBI han tenido acceso son gigantes tecnológicos como Microsoft, Yahoo!, Google, Facebook, PalTalk, Aol, Skype, Youtube y Apple.

El programa ha crecido "exponencialmente", tanto que actualmente es uno de los componentes más prolíficos del Informe Diario al presidente Barack Obama.
Los diarios divulgaron estas informaciones horas después de que The Guardian destapara en exclusiva que la NSA recoge todos los días registros de llamadas de millones de clientes de la operadora de telefonía Verizon, en virtud de una orden judicial secreta, lo cual reabrió el debate sobre los métodos de vigilancia adoptados por primera vez por el gobierno de George W. Bush luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001.
El programa permitió a la NSA obtener comunicaciones sin necesidad de realizar solicitudes a los proveedores de servicios ni tener que obtener órdenes judiciales. The Guardian dijo que PRISM sirvió de fuente para más de 2.000 informes de inteligencia mensuales. Más de 24.000 informes fueron emitidos en 2012, un aumento de 27% desde 2011. Un total de 77.000 documentos de inteligencia se basaron en el PRISM desde que el programa comenzó hace seis años, señalaron los medios.

The Guardian informó que Microsoft había ingresado al programa en 2007, y Apple en octubre de 2012, la incorporación más reciente.

Aunque los documentos filtrados indicaron que las empresas implicadas sabían del tema, varias negaron tener conocimiento. Google rechazó haber creado una "puerta trasera" en su sistema para permitir al gobierno acceder a los datos privados de los usuarios. Un ejecutivo de una empresa de tecnología, no identificado, citado por The Guardian, dijo: "Si ellos lo están haciendo, lo están haciendo sin nuestro conocimiento".
Un portavoz de Apple, Steve Dowling, dijo al Washington Post: "Nunca hemos oído hablar de PRISM; no aportamos, a ninguna agencia del gobierno, el acceso directo a nuestros servidores y cualquier departamento del gobierno que nos pide datos de nuestros clientes tiene que presentar una orden judicial".

En el mismo sentido se expresó un directivo de Facebook, Joe Sullivan: "Cuando se le pide a Facebook datos o información sobre individuos determinados, examinamos tal solicitud detenidamente para asegurar que concuerde con las leyes y entonces aportamos información sólo en la medida que la ley nos lo exija".

The Washington Post indica que la red social Twitter, a diferencia de las otras nueve empresas, sigue rechazando la cooperación con la NSA y la FBI.

El Director Nacional de Inteligencia de EE.UU., James Clapper, reconoció que los servicios de espionaje acceden a los datos de las gigantes del ciberespacio, pero insistió en que esta práctica está autorizada por una ley de 2007.
En un comunicado difundido anoche, Clapper defendió la práctica de vigilar los archivos telefónicos y otros datos de empresas cibernéticas como parte de los esfuerzos por resguardar la seguridad nacional y explicó las salvaguardas para recabar esos datos.