Las potencias se reúnen para hablar de Siria

Publicó: Página 12, Argentina

Con el conflicto sirio en el foco de la agenda, los líderes del G8 se reúnen desde mañana en Irlanda del Norte. Hoy el primer ministro británico David Cameron y el presidente ruso Vladimir Putin mantuvieron un encuentro en Londres, donde evidenciaron sus diferencias sobre Siria pero coincidieron en que el desafío de la cumbre será impulsar una conferencia de paz.

"Assad es responsable de destrozar a su país y para terminar la pesadilla se tiene que ir", manifestó el premier británico David Cameron en una conferencia conjunta con el presidente ruso Vladimir Putin tras el encuentro de una hora en Downing Street. "La nueva evidencia que el régimen está usando armas químicas contra su pueblo lo deja más claro que nunca", agregó.

Por el contrario, Putin señaló que "la sangre está en las manos de ambas facciones" y defendió la ayuda militar a Assad: "Rusia está asistiendo con armas al gobierno legítimo de Siria". "No estamos incumpliendo ninguna ley y llamamos a nuestros socios a comportarse de la misma manera", añadió, en referencia a la entrega de armas a la oposición que prepara Estados Unidos.

Cameron reconoció que "no es un secreto que con el presidente Putin tenemos un desacuerdo", aunque expresó que la reunión bilateral sirvió para pensar que podemos superar las diferencias si reconocemos los objetivos comunes: terminar con el conflicto, evitar que Siria se desmorone y luchar contra el extremismo". En ese sentido, el líder conservador subrayó que la reunión del G8 que se realizará mañana y pasado en Irlanda del Norte "puede generar un liderazgo que permitan iniciar negociaciones para apoyar un proceso de paz y que haya un gobierno de transición".

La búsqueda de una solución al conflicto sirio se tornó prioritaria para la cumbre del G8 luego de que Washingon y Londres aseguraran haber confirmado que el gobierno sirio utilizó armas químicas contra los rebeldes y la población civil. El tema, no obstante, no parece sencillo ya que en el grupo, integrado por Reino Unido, EEUU, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Rusia, no existe consenso sobre qué medidas adoptar sobre el conflicto que, según la ONU, costó la vida a más de 93 mil personas desde que se inició en marzo de 2011.

Países como Francia, Alemania o Italia apoyan la reciente decisión adoptada por la Unión Europea (UE) para levantar el embargo de armas a Siria y permitir a los socios del bloque actuar de modo autónomo frente al conflicto. Si bien a finales de mayo, Bruselas autorizó a sus países miembros que facilitaran armas a la oposición siria, todos se comprometieron a no hacerlo antes de agosto con el fin de dar una oportunidad a la vía diplomática.

En el plano económico, en tanto, el cónclave buscará algún acuerdo sobre comercio, transparencia o evasión fiscal, un tema "clave", según Cameron, para reactivar la economía global. El "premier" británico buscará iniciar formalmente en Irlanda del Norte una ronda de conversaciones entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos para lograr un tratado de libre comercio (TLC) transatlántico.