Los indignados de Perú ganan la partida

El Congreso peruano anula el reparto de varios cargos públicos entre los grandes partidos

Escribió: Jacqueline Fowks en El País, España

 

Los congresistas peruanos se van de vacaciones durante gran parte de julio, pero las protestas ciudadanas tras la elección de los magistrados del Tribunal Constitucional y del Defensor del Pueblo lo han impedido. Y en una sesión parlamentaria extraordinaria el miércoles, el pleno “dejó sin efecto” las designaciones de seis magistrados, la titular de la Defensoría del Pueblo, y tres directores del Banco Central, elegidos hace una semana tras un pacto político que la prensa y la ciudadanía habían apodado la repartija. Sin embargo, aún no hay fecha para elegir sustitutos. La nueva mesa directiva, que reemplazará a la actual, debe acordar la vía por la cual recibirá las nuevas candidaturas y votar otra vez.

El viernes 19, las protestas en las calles y el rechazo de los líderes de opinión a la elección agravaron la crisis política. Ese día, el presidente Ollanta Humala invocó a los dos designados más cuestionados, una militante de Perú Posible [el partido del expresidente Alejandro Toledo] y un abogado y excongresista fujimorista, a “dar un paso al costado” y calificó de legítimas las protestas, pese a que su partido había formado parte del pacto.

El constitucionalista Fernando Eguiguren, propuesto como magistrado del Tribunal Constitucional, fue el primero en comunicar a Humala su intención de no aceptar el cargo, a pesar de que no había sido cuestionado ni por la prensa ni por la calle. Minutos después, el expresidente Toledo también anunció que la militante de su partido designada como Defensora del Pueblo haría lo mismo. Los últimos en retirar su candidatura, el martes, fueron precisamente los más cuestionados. Según el presidente del parlamento, Víctor Isla, con las renuncias las designaciones se “vaciaban de contenido” y en el pleno votarían para “dejarlas sin efecto”.

Y así fue: los parlamentarios votaron en una sesión de menos de 20 minutos, sin debate. Las designaciones fueron anuladas de forma casi unánime, incluso las de los directores del Banco Central de Reserva, a pesar de que estas no habían recibido críticas.

El domingo 28, el presidente Ollanta Humala cumple dos años en la presidencia y dará en el Congreso el tradicional mensaje a la Nación de Fiestas Patrias, que incluye un balance del año y varios anuncios. Ese día, el Gobierno no podrá presentar el logro de cubrir unos puestos tan sensibles en un Estado tan difícil de fiscalizar. En el Constitucional, varios magistrados han excedido más de un año el plazo para el que fueron elegidos: uno de ellos se apartó del cargo pues no podía seguir esperando su reemplazo. El Defensor del Pueblo, por su parte, lleva dos años en funciones, y el Gobierno no ha querido hacerle titular tras pronunciarse en contra de varias normas aprobadas por el Ejecutivo de Humala en el campo de la defensa y los derechos de los pueblos indígenas, entre otros temas.

La nueva mesa directiva será elegida este viernes. Cuando la próxima semana el Congreso vuelva a reunirse, una comisión debe acordar los términos para reclutar a los candidatos a estos diez cargos clave en Perú. Mientras tanto, este sábado 27, habrá una nueva movilización en el centro de Lima de jóvenes, pequeñas agrupaciones políticas, colectivos ciudadanos, y gremios, que pretenden seguir presionando al Parlamento para una mayor ética en la política.