Extractivismo versus trabajo decente

Escribió: Luis Ángel Rodríguez Salcedo, desde Lima, Perú, en Nueva Sociedad

En Perú, la minería emplea a tan solo 1,3% de la población económicamente activa mientras 7 de cada 10 trabajadores/as están ocupados en micro y pequeñas empresas o en autoempleo, sin posibilidades de sindicalizarse de acuerdo con la ley y con salarios que llegan a 287 dólares mensuales, según cifras oficiales. Esto los coloca en una situación de pobreza y pobreza extrema (la canasta básica familiar bordea los 420 dólares mensuales) y explica el elevado porcentaje de pobres del país: 7,8 millones de personas.

El 65,1% de los trabajadores que viven en condiciones de pobreza en Perú son autoempleados -43,1% de ellos son independientes y 22% son trabajadores familiares no remunerados- y 29,9% son asalariados. Del total de trabajadores que viven en pobreza extrema, 79,9% son autoempleados -47% independientes y 32,9% trabajadores familiares no remunerados- frente a 17,6% de asalariados.

Categoría de Ocupación

Pobre

Pobre Extremo

Pobre no extremo

No pobre

Patrono / empleador

2.6

1.8

2.9

6.2

Asalariados (empleados y obreros)

29.9

17.6

33.4

50.9

Trabajador independiente

43.1

47

42

32

Trabajador familiar no remunerado

22

32.9

18.9

8.8

Trabajador del hogar

2.4

0.7

2.9

2.1

Fuente: INEI Encuesta Nacional de Hogares, 2012, en: Informe Técnico Evaluación Pobreza Monetaria 2007 – 2012

Ante el fenómeno del desempleo -que creció en las ciudades debido a las migraciones a partir de la segunda mitad del siglo XX y se fue agudizando con la reforma agraria y el paso del modelo de industrialización por sustitución de importaciones al modelo extractivista-, el autoempleo se fue configurando como una importante categoría de ocupación en diversos sectores de la producción como el agro, la pesca, el comercio y los servicios.

Quienes logran tener cierta capacidad de acumulación se constituyen en micro y pequeños empresarios. Su crecimiento es tal que en septiembre de 2012 las microempresas representaban el 95,1% del total de empresas en Perú y las pequeñas empresas el 3,9% , frente a un 0,6% que representaban juntas la mediana y gran empresa. Es decir, el 2011 el 72,5% de la población económicamente activa trabajaba en mypes.

Es un fenómeno económico y social que significa someter a condiciones de pobreza y pobreza extrema a los trabajadores/as y que, aquí está el nudo, termina siendo completamente funcional al modelo de crecimiento extractivista primario-exportador.

* Asesor de la Federación de Trabajadores/as Vendedores Ambulantes de Lima y Callao, Sindicalistes Solidaris (UGT Cataluña).