Noticias de La Voz de Rusia

1. Rusia continuará reforzando la capacidad combativa de sus Fuerzas Armadas y de todas las estructuras de la seguridad, anunció el presidente ruso, Vladímir Putin.

Putin señaló que "se está creando nuevo y moderno aspecto de las Fuerzas Armadas, constantemente se mejora el control de las tropas y su nivel de formación; aumenta el potencial de la Defensa Aeroespacial y la Armada. Las tropas reciben equipos de armamento avanzado de acuerdo con el plan. Seguiremos fortaleciendo la capacidad de las fuerzas armadas y de todas las estructuras responsables de la seguridad del país".

2. Rusia crea nueva estructura militar en el Ártico

Con el nombre de Flota del Norte-Comando Estratégico Unido, SF-OSK, la nueva estructura será creada antes del final de 2014, incluirá la Flota del Norte, brigadas árticas, unidades de la Fuerza Aérea y Defensa Aérea.

La nueva estructura estará al mando del comandante de la Flota del Norte de Rusia, el almirante Vladímir Korolev, que estará supeditado directamente, bajo el mando del ministro de Defensa de Rusia.

El objetivo principal de la nueva agrupación militar es proteger los intereses de Rusia en la región del Ártico.

3. Rusia lanza cohete “Protón-M” con satélite turco de comunicaciones

El sábado por la noche desde el cosmódromo de Baikonur fue lanzado con éxito el cohete portador ruso“Protón-M” que porta el satélite turco de comunicaciones TurkSat 4ª.

El lanzamiento se realizó en el tiempo previsto, a las 01:19 hora de Moscú, informó el servicio de prensa de Roscosmos.

Nueve minutos después, el bloque delantero dentro del conjunto total del bloque “Briz-M” y el satélite de comunicaciones se separaron del tercer nivel del cohete portador, que llevará hasta la órbita geoestacionaria al satélite de telecomunicaciones turco.

La operación puede llevarse aproximadamente diez horas. La separación del aparato espacial turco del bloque “Briz-M” está prevista para las 10:22 hora de Moscú.

4. B-37, nuevo helicóptero ruso de alta velocidad

Hacia 2017-2018, Rusia planea concluir el desarrollo de un nuevo helicóptero de alta velocidad. Ingenieros rusos diseñan varios aparatos de este tipo cuyas características, de momento, no se precisan.

La fábrica de helicópteros Mihl, que se ha granjeado fama mundial con los modelos Mi-8 y Mi-7, hacia finales del próximo año tiene previsto terminar el diseño del helicóptero de alta velocidad В-37. Su versión básica estará dotada de aviónica moderna y de un sistema de rotores de última generación. Su velocidad de crucero podría alcanzar 350-370 kilómetros por hora. La empresa rusa Kamov desarrolla el modelo Ка-92 con rotores rígidos coaxiales. De momento, no se sabe la velocidad que tendría su versión militar pero, evidentemente, sería mucho más alta que la de los Ка-52 y Mi-28N Nochnoi Ojotnik (Cazador Nocturno) —su velocidad de crucero es de 270 kilómetros por hora—, incorporados en los arsenales de las FFAA de Rusia, recalca el director del sitio web Avia.ru, Román Gusárov:

—El desarrollo de un helicóptero de alta velocidad es una complicada tarea técnica. La velocidad media de los helicópteros es de 250-300 kilómetros por hora. Si los ingenieros logran resolver los complejos problemas técnicos e idear un aparato capaz de alcanzar 500 kilómetros por hora, sería un avance espectacular.

Especialistas de muchos países trabajan para aumentar la velocidad de crucero y la velocidad máxima. Todo helicóptero tiene límites físicos, en virtud de los cuales no puede desarrollar una velocidad de crucero superior a 350 kilómetros por hora. La velocidad es fuertemente influenciada por las leyes aerodinámicas. Valga como ejemplo la resistencia que genera durante el vuelo el rotor principal. Una de las soluciones son los así llamados convertiplanos, un híbrido entre avión y helicóptero. El Osprey (EEUU) tiene despegue y aterrizaje vertical, tras lo cual dos rotores grandes se colocan en posición horizontal y la aeronave, de rotores basculantes, pasa a volar como avión, a una velocidad de 500-550 kilómetros por hora.

Ello no obstante, las mayores compañías mundiales, como Eurocopter y Sikorsky Aircraft, continúan diseñando con éxito helicópteros de alta velocidad, destaca el experto:

—Quisiera destacar que Eurocopter vive su mejor momento, introduciendo las normas a seguir para los demás fabricantes. El convertiplano X3 desarrolló, durante vuelos de prueba al sur de Francia, una velocidad de 470-480 kilómetros por hora. Es un resultado relevante y, de momento, difícil de alcanzar para las aeronaves rusas.

Para acelerar la creación de helicópteros de alta velocidad, los ingenieros rusos deben resolver el problema de los motores, incluyendo los destinados para helicópteros de combate. Rusia produce sus propios motores, en San Petersburgo, pero en cantidades insuficientes. Muchos motores se importan, fundamentalmente, de Ucrania. Es obvio que en un futuro los helicópteros militares rusos de alta velocidad, a diferencia de los civiles, deben estar provistos de motores de fabricación nacional. Por esta razón, la planta industrial de San Petersburgo planea abrir nuevos talleres que producirán motores de nueva generación que seguirán siendo modernos aun pasados cincuenta años.

5. Los 'drones' de la CIA o los asesinos despiadados

La CIA emplea mucho más de lo que se piensa los aviones no tripulados para la destrucción de objetivos en Pakistán, Somalia, Yemen y Afganistán. Y el número de las víctimas entre la población civil como consecuencia de estas “masacres a distancia” que organizan desde Langley son muchas más de lo que se estimaba hasta ahora.

Así lo revelan fuentes de Derechos Humanos de Pakistán. En Gran Bretaña se realizarán debates públicos parlamentarios sobre el empleo de drones por la inteligencia norteamericana. Investigaciones similares se piensan llevar a cabo en Holanda.

De no mediar la injerencia de los diputados de la Cámara de los Comunes de Gran Bretaña y de los parlamentarios europeos, esos debates habrían fracasado. Unas dos semanas antes de su celebración, en Pakistán fue secuestrado un testigo anónimo principal, un habitante de Ravalpindi, de nombre Karim Han. En 2009 fue destruida su vivienda por un dron norteamericano en Baziristán del Norte. Allí perecieron su hijo, un hermano y un compañero quienes no tenían relación alguna con el terrorismo. Con la asistencia de organizaciones de DDHH Han presentó una demanda en 2010 contra la red de la CIA en Pakistán y exigió una compensación de quinientos millones de dólares.

El 5 de febrero fue secuestrado en Ravalpindi por veinte sujetos armados vestidos de militares y policías. Los abogados paquistaníes aseveran que así podían actuar solo agentes de los Servicios de Inteligencia del país ISI. Este une equipos de espionaje y contraespionaje paquistaní y siempre han actuado en contacto estrecho con la CIS. Según múltiples testigos, la ISI justamente entrega a la CIS la información sobre los objetivos en Pakistán. De no ser por las exigencias de los eurodiputados y del escándalo estallado, Han sería uno de los numerosos secuestrados que fueron testigos de muertes de decenas de paquistaníes inocentes. The Independent, de Gran Bretaña escribe que en un lugar inhóspito de la provincia de Beludjistán fue encontrada no hace mucho una fosa común con cadáveres de decenas de “desaparecidos”.

Karim Han es un testigo clave del uso incontrolado y criminal de los aviones no tripulados estadounidenses, señala Madiha Tahir, directora de una película sobre drones en Afganistán titulada Las heridas de Waziristán. Fue el primer paquistaní que se decidió a presentar una querella contra la CIA y la Inteligencia de Pakistán, y exigir una respuesta y compensación por el daño moral y los asesinatos, señaló Madiha Tahir.

–La desaparición de personas en Pakistán es ya algo corriente, una práctica habitual del Estado. Ocurre con mucha frecuencia en la provincia de Beludjistán donde el separatismo es fuerte. Hace tiempo que protestan las familias paquistaníes contra tal práctica de los servicios secretos. En Belujistán se encuentran las mayores fosas comunes de desaparecidos. Con el secuestro de Karim Han las autoridades, el ejército y la Inteligencia intentan simplemente amedrentar, silenciar, el movimiento contra el uso de losdrones.

El presidente George W. Bush comenzó el programa de empleo de los aviones no tripulados como instrumento punitivo contra los terroristas, inmediatamente después de la tragedia del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. Entonces parecía una alternativa cómoda el envío de soldados de EEUU para la captura de terroristas por todo el mundo. Pocos sabían en lo que iba a degenerar aquello.

Organizaciones sociales de EEUU afirman que toda la información del daño mínimo a la población civil es una mentira. Y el programa mismo de la CIA es la masacre legalizada sin juicio sumario.

Lo más terrible es que los drones de EEUU eligen como blancos no a los sospechosos de terrorismo, sino sus tarjetas SIM, señala el autor de la novela y de su adaptación cinematográfica titulada Guerra sucias, el reportero Jeremy Skehill. Las tarjetas de los celulares pueden estar en las manos de quien sea: de la esposa, de los hijos o de personas extrañas. Las guerras sucias fue postulada este año para el Oscar. Skyhill, junto con el reportero del periódico The Guardian Glenn Greewald creó en febrero un nuevo sitio de denuncias The Intercept, que continúa el proyecto de Snowden, el tránsfuga de la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU:

–Cuando los militares de EEUU o la CIA eligen un blanco para un ataque, ellos no saben obligatoriamente a quienes asesinan. Ellos simplemente saben que apuntan contra un determinado celular o una tarjeta SIM. Ese sistema está lleno de punta a cabo de errores.

Testigos paquistaníes explican que la táctica de los operadores de los drones no tienen nada en común con los golpes invisibles contra los terroristas. Es la táctica del terror y de asustar a la población. Los drones no aparecen solos en absoluto, escribe The Independent. “Una aldea puede ser atacada por unos diez o doce aparatos a la vez, rondan sobre ella mientras los operadores eligen el blanco y dan la orden del disparo. Esta no es en absoluto una guerra de drones, como suelen afirmar los periódicos norteamericanos. La guerra supone la respuesta de una parte a las acciones de la otra. Aquí se trata del terror aéreo, de ataques a personas que no tienen con qué defenderse ni responder.

Nota: Las opiniones expresadas por el autor no necesariamente coinciden con los puntos de vista de la redacción de La Voz de Rusia.