EEUU, inquieto ante posible intervención rusa en Ucrania

El presidente Obama advierte de que una acción de tal índole tendrá ‘costos’

Vladimir Putin llama a evitar que haya más violencia en el país vecino

 

Publicó: Nación.com el 01 de marzo

ESPECIAL

Simferópol, Ucrania. AFP. El presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió ayer a Moscú contra una eventual intervención armada en Ucrania, mientras que un responsable del Pentágono afirmó que fueron desplegados centenares de soldados rusos en Crimea, lo que constituye una “agresión”, según el Gobierno provisional de Kiev.

“Estamos actualmente profundamente preocupados por informes sobre movimientos militares adoptados por la Federación Rusa dentro de Ucrania”, dijo Obama a la prensa en la Casa Blanca.

Washington “se coloca junto a la comunidad internacional al afirmar que habrá costos de existir cualquier intervención militar en Ucrania”, señaló el mandatario.

Un alto funcionario estadounidense, quien habló a condición de anonimato, declaró a la AFP que parte de esos “costos” podría ser que Obama no viaje a Sochi, en Rusia, para la cumbre del G-8 en junio, en caso de que las tropas rusas estén desplegadas en Ucrania.

Tropas aerotransportadas. Obama no dijo si Washington poseía información de inteligencia sobre la veracidad de las declaraciones del presidente interino de Ucrania, Olexandre Turchínov, quien, al denunciar una “agresión” de Moscú , afirmó que 2.000 soldados rusos habían sido aerotransportados hacia Simferópol, capital de la República autónoma de Crimea.

Ucrania pidió el viernes al presidente ruso, Vladimir Putin, que “cese inmediatamente su agresión” contra Crimea, poco después de la reaparición en Rusia del destituido presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich , quien declaró querer “luchar por el futuro” del país.

Turchínov también denunció una provocación de Moscú. “Provocan el conflicto y luego anexan el territorio”, sostuvo.

Según el representantes del presidente ucraniano en Crimea, Serguéi Kunitsyn, “el espacio aéreo (allí) está cerrado debido a un gran número de aterrizaje de aviones y helicópteros rusos”. Estimó que unos 2.000 militares rusos fueron aerotransportados a un aeropuerto militar cerca de Simferópol.

Sin embargo, Rusia aseguró el jueves que “la flota rusa del mar Negro aplica estrictamente los acuerdos” concluidos con Ucrania y que el desplazamiento de algunos blindados de la flota del mar Negro se había realizado “conforme a los acuerdos y no necesitan ninguna aprobación” de Kiev.

Por su lado, el presidente Vladimir Putin rompió ayer su silencio sobre los últimos eventos en Ucrania y advirtió contra una escalada del conflicto.

“Es sumamente importante evitar una escalada de la violencia e indispensable lograr lo más rápidamente posible una normalización de la situación” en Ucrania, declaró durante una serie de llamadas telefónicas con la jefa del Gobierno alemán, Ángela Merkel; el primer ministro británico, David Cameron, y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, según dio a conocer el Kremlin.

Londres dijo, a su vez, que Cameron y Putin concordaron en que “todos los países deben respetar la integridad territorial y la soberanía de Ucrania”.

Pueblo de mayoría rusófono, Crimea perteneció a Rusia , dentro de la Unión Soviética, antes de ser cedida por Nikita Kruschov a Ucrania en 1954. Allí ancla la flota rusa del mar Negro.

Al margen de estos contactos oficiales, comandos prorrusos se apoderaron del aeropuerto en Simferópol. A últimas horas de la tarde se podía ver a hombres armados desplegados en varios sitios estratégicos de la ciudad. Testigos hablaron anoche de movimientos de vehículos blindados no identificados entre Sebastopol y la capital crimea.

En el centro de Simferópol, el Parlamento local sigue en manos de decenas de hombres armados prorrusos, que izaron el jueves la bandera rusa en el techo del edificio. Los diputados destituyeron el Gobierno y aprobaron llamar a un referéndum para tener más autonomía el 25 de mayo, misma fecha de comicios presidenciales anticipados en Ucrania.