La OCDE receta a Rajoy mano dura con los parados


El organismo propone imponer un sistema de obligación mutua para los parados: los desempleados reciben una prestación y a cambio deben participar activamente en la búsqueda de empleo.

Mejora sus previsiones de crecimiento pero insta al Gobierno de Rajoy a ahondar en las reformas porque "la situación sigue siendo frágil".

El informe achaca el elevado desempleo a unas políticas activas poco eficientes, la insuficiente flexibilidad de los salarios y la elevada protección por despido de los contratos indefinidos.

Pide subir los impuestos indirectos y rebajar las cotizaciones sociales.

 

En su informe bienal sobre la economía española, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) mejora sus previsiones para España: cree que el PIB crecerá un 1,2% en en 2014 y un 1,6% en 2016. Sin embargo, advierte de que la situación "sigue siendo frágil" debido al elevado endeudamiento público y al desempleo, por lo que pide más reformas para impulsar el crecimiento.

De hecho, el organismo sugiere que el Gobierno español "podría hacer más para dar prioridad al empleo y mantener una distribución justa de la carga impositiva". Su receta es clara: subir los impuestos indirectos y rebajar las cotizaciones sociales.

La OCDE considera que el núcleo de una futura reforma tributaria debería contemplar una reducción permanente en las contribuciones empresariales a la Seguridad Social centrada en aquellos trabajadores con menor retribución.

El Servicio Público de Empleo centra las críticas del organismo por su "pasividad"

Pero las recetas no se acaban ahí: la OCDE sugiere eliminar los tipos reducidos del IVA, salvo para bienes de primera necesidad como los alimentos, subir el IBI, quitar la deducción por vivienda y endurecer el régimen fiscal de las Sicav.

Pero donde el organismo internacional quiere cambiarlo todo es en lo que ha denominado el "pasivo Servicio Público de Empleo". El objetivo, dice, es crear empleo, pero en el fondo, su propuesta es endurecer las condiciones acceso a la prestación por desempleo.

¿Cómo hacerlo? El informe resalta que las políticas activas del mercado de trabajo sólo son efectivas cuando se basan en la obligación mutua: los desempleados reciben una prestación y a cambio deben participar activamente en la búsqueda de empleo. En España, dice, implantar un sistema de obligación mutua "resulta complicado", pues la activación es competencia de las comunidades aunque es el Gobierno el que abona las prestaciones por desempleo.

Además, los desempleados deben aceptar ofertas de empleo adecuadas, si bien la incertidumbre de lo que se considera "adecuado" dificulta la aplicación de la norma. Por ello, en el marco de la mejora de las obligaciones, la OCDE recomienda que se defina "más claramente el concepto de oferta de empleo adecuada" atendiendo a criterios objetivos como que el salario que se le ofrece compense la prestación que recibe.

El documento también recalca que el elevado desempleo no solo es el resultado de la falta de puestos de trabajo, sino también de "diversos problemas estructurales" entre los que sitúa, además de unas políticas activas de empleo poco eficientes, la insuficiente flexibilidad de los salarios y la elevada protección por despido de los contratos indefinidos frente a sus homólogos temporales.

La OCDE propone aumentar los impuestos sobre actividades nocivas con el medio ambiente y sobre los bienes inmuebles

Para que el sistema tributario español sea más favorable al crecimiento, la OCDE propone aumentar los impuestos sobre actividades nocivas para el medio ambiente y los tributos sobre bienes inmuebles, "ninguno de ellos especialmente elevado en España".

En cuanto a la mejora de las previsiones, el informe señala que la recuperación económica se acelerará "paulatinamente" durante los próximos dos años, empujada por una creciente contribución de la demanda interna.

En rueda de prensa el secretario de la OCDE, Ángel Gurría, reconoció que España ha llegado al límite del ajuste salarial y que ahora, "para poder aumentar los salarios, hay que au