De nuevo las guarimbas

Escribió: Freiman Páez García en Aporrea

El sector más recalcitrante, proimperialista y fascista de la oposición ha armado su plan con el claro objetivo de generar violencia en todo el país, para lo cual cuentan con el apoyo de un sector empresarial quienes apenas comenzó el año 2015 abrieron los supermercados con solo mercancía seca y desaparecieron de los anaqueles los productos alimenticios con la finalidad de generar descontento y rabia en la población, de manera tal que esa rabia y descontento se exprese en la calle a través de manifestaciones violentas. Paralelo al desabastecimiento han venido trabajando en el imaginario popular a través de las redes sociales y de mercenarios que activan en algunos sectores populares -fundamentalmente en las grandes ciudades- la sensación de que existe un sector importante dentro de la FANB dispuesto a acompañar a la derecha fascista. Esto por supuesto, no es nada nuevo, solo cambian algunas tácticas en función de desarrollar su estrategia para salir del "régimen".

El desabastecimiento asociado al burocratismo y a la impunidad con la corrupción, poco a poco vienen minando el apoyo popular a la revolución bolivariana, no significa esto que las bases del "chavismo" se estén mudando a la oposición. No! Las bases del "chavismo" están "aquietadas" ante la ausencia de una política verdaderamente de izquierda, revolucionaria, que sea capaz de movilizarlas en función de dar una pelea por el control obrero, por el desarrollo endógeno (hoy olvidado por quienes están al frente del gobierno) contra la corrupción y la ineficiencia. Las bases del chavismo están esperando no un sacudón de unos ministros para otro ministerio sino el GOLPE DE TIMON que rescate la esencia de la revolución bolivariana.

En esta coyuntura, la izquierda del chavismo tiene un reto que cumplir DAR LA PELEA NO SOLO EN EL CAMPO DE LA BATALLA DE LAS IDEAS SINO TAMBIEN ACOMPAÑAR AL PUEBLO BOLIVARIANO EN LUCHA en las distintas formas organizativas, sin suplantar los liderazgos naturales y enfrentar/denunciar a esa derecha endógena llamada por el Gral. Alberto Muller Rojas como ALACRANES que han y continúan siendo obstáculos para que el pueblo desarrolle todo su poder creador en función de construir la democracia participativa y protagónica como etapa de transición al socialismo.

Se trata entonces de generar, de construir un bloque de fuerzas revolucionarias con quienes desde la izquierda militan en el psuv u otra organización política o social del GPP Simón Bolívar y de individualidades o movimientos sociales y/o colectivos que por distintas razones no militan en el GPPSB para dar la pelea y avanzar inexorablemente en la construcción de un movimiento popular no tutelado por el gobierno ni por sectores de la derecha mimetizada de revolucionaria y socialista.

Vamos camarada a la batalla, que la pelea es peleando junto al pueblo

Por la Revolución y El Socialismo

Luchar Hasta Vencer!