EEUU planea dividir a Siria en tres partes

El laboratorio de ideas de las Fuerzas Armadas de EEUU, la corporación RAND, ha inventado un plan para traer paz a Siria. El plan supone la división del Estado sirio en zonas controladas por las facciones, participación de Rusia en el arreglo del conflicto y que Bashar Asad se quede en su cargo, informó el diario What They Say about the USA.

Escribió: Yasin Akgul para AFP


"Nuestra propuesta es crear tres zonas en Siria, una será geográficamente contigua y las otras dos no. La primera será un enclave controlado por el régimen —de Bashar Asad-, que se extenderá desde los suburbios de Damasco hacia la frontera con Turquía en la costa del mar Mediterráneo pasando por Homs, Tartus y Latakia. La segunda será la zona kurda que abarcará la parte norte de la tierra ubicada al este de Alepo, también incorporará el territorio en el noreste del país que ya es controlada por los kurdos", cita el diario.

El artículo también contiene los planes en relación con la oposición. Según dice "El plan de paz en Siria", ellos van a controlar "dos pedazos de territorio: uno en el suroeste en las cercanías de Daraa, y otro centrado en Idlib".

En cuanto a Alepo y Hama, estas tierras tendrán zonas controladas tanto por fuerzas gubernamentales como por la oposición. Además, el gobierno tendrá permitido tener líneas de abastecimiento con las localidades cerca de Alepo.

Dicho documento se refiere a los territorios ocupados por Daesh (autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia y varios otros países) como "escasamente poblados, en los que la población se centra en la zona de la ciudad de Deir ez-Zor, Raqqa y el valle del río Éufrates".

Esta "cuarta zona" estará sujeta a control internacional puesto que Daesh poco a poco está siendo desalojado por los bombardeos de la coalición antiterrorista de EEUU.

Las demás zonas serán administradas por las facciones en control de dicho territorio en el momento de la tregua.

“Las fuerzas externas, que apoyan a dichas facciones, las supervisarán en los asuntos relativos a la tregua. Así, Rusia e Irán van a asegurar el cumplimiento del alto al fuego por el régimen, los EEUU garantizarán el cumplimiento por la parte kurda, mientras que Turquía y Jordania observarán lo de la oposición suní."

El informe así mismo implica que la idea del apoyo a la oposición siria cayó en desuso. Estados Unidos desde ya hace mucho tiempo exige la destitución del presidente Bashar Asad, pero cabe señalar que la amenaza que representa Asad es mucho menor que la de Daesh. La caída de Asad conllevará consecuencias inimaginables, inclusive para los intereses de Washington en la región.

La idea básica usada en el estudio parece ser lógica, sin embargo, la declaración reza que los kurdos pueden ser aliados de Turquía.

"Parece que los expertos tomaron un par de tijeras para cortar Medio Oriente de la manera que resulta más adecuada para ellos", comunicó el diario.

La RAND llegó a comprender que el poder de Asad es esencial para salvar al Estado sirio, ahora solo le queda entender que no se puede mantener su existencia sin vínculos entre esas partes dispares.

"El conflicto en Siria está radicalizando a toda la generación de jóvenes musulmanes, matando y lisiando a centenares de miles de inocentes, forzando millones de sirios a huir de sus casas, al mismo tiempo desestabilizando estados vecinos, tensando los lazos de la solidaridad europea y fomentando la intolerancia en Estados Unidos y en otras partes del mundo."