Erdogan cae en la trampa de Washington

EEUU prepara la salida del impulsivo presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, señala Mike Whitney, periodista estadounidense, añadiendo que “una revolución de color” en Turquía puede hacerse realidad.

 

Escribió, para REUTERS, Christian Hartmann

Washington rechazó, el 19 de febrero, el proyecto de resolución preparado por Rusia para el Consejo de Seguridad de la ONU con el fin de evitar una invasión turca en territorio sirio. Esta acción del Gobierno de Obama da en efecto, luz verde a Ankara a iniciar una operación terrestre en Siria.

"Se indica que la administración de Obama piensa que las tropas terrestres turcas pueden jugar un papel importante en el resultado del conflicto que los EEUU aún están decididos a ganar. Recuerde que si la resolución hubiera sido aprobada, la amenaza de la incursión turca habría desaparecido de inmediato", escribe Whitney en su análisis para CounterPunch.org, subrayando que la anulación de la resolución señala con toda claridad que Washington no busca la paz en Siria.

¿Prepara Erdogan el asalto a Siria?

 

Escribió para  AFP, Sebastian Castañeda

Pese a que existe la creencia de que Recep Tayyip Erdogan tiene "fuerzas dictatoriales" y de que puede dar inicio a una operación terrestre tan debatida en el norte de Siria cuando lo desee, es imposible: los generales turcos no quieren asumir la responsabilidad por la invasión de un estado soberano. Por lo tanto, Ankara está buscando la aprobación por parte de EEUU y la ONU, explica el periodista.

Mientras tanto, Ankara sigue haciendo una guerra encubierta contra los kurdos sirios al bombardear las partes norteñas de Siria y al dar carta blanca a pasar la frontera turco-siria a los yihadistas sunitas, quienes luchan contra las Unidades kurdas de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) y el Ejército Árabe Sirio.

Whitney hace hincapié en que Obama es plenamente consciente de la situación actual. A pesar de los reproches a Turquía por los bombardeos en el norte de Siria, Washington ha reconocido "el derecho a defenderse" de Turquía.

"Esta cosa ya dice mucho sobre la duplicidad de los intentos de Washington", admite Whitney.

Erdogan proclama el derecho a atacar a Daesh y kurdos fuera de Turquía

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, proclamó el derecho de su país a asestar golpes contra el Estado Islámico (Daesh en árabe, proscrito en muchos países incluida Rusia) y las fuerzas del Partido de la Unión Democrática (PYD) tanto en Turquía como en el exterior, informó este domingo la agencia Anadolu.

 

Escribió para AFP,  Adem Altan

Anteriormente, el presidente de EEUU, Barack Obama, instó a Turquía a dejar de bombardear las posiciones de las milicias kurdas en el norte de Siria.

"Turquía usará del derecho a extender su respuesta fuera de los límites de los ataques apuntados contra ella, así como del derecho a abarcar con su respuesta a todas las amenazas terroristas, incluidos el Partido de la Unión Democrática y Daesh", dijo Erdogan citado por Anadolu.

El mandatario señaló anteriormente que el PYD fue fundado por el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), prohibido en Turquía.

Washington percibe el brazo armado del PYD como una de las fuerzas principales de la lucha contra Daesh, mientras Ankara lo califica como organización terrorista.

La artillería turca desde hace unos días dispara contra las posiciones de las fuerzas de autodefensa kurdas situadas en la base aérea de Minneh, en el norte de Siria.

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, dijo que es una respuesta a la amenaza para la frontera turca que, según él, representa el PYD y exigió que los kurdos abandonen las posiciones que ocupan en el norte de la provincia de Alepo, pero recibió la respuesta negativa del líder del PYD, Salih Muslim.