La crisis de los migrantes en Europa.Nocicias de Euronews

1. Graves incidentes entre policía y refugiados en la frontera greco-macedonia Escribió: Manuel Terradillos

Tensión en la frontera entre Grecia y la Antigua República Yugoslava de Macedonia. Centenares de refugiados han cargado contra la valla de separación desde Idomeni, haciendo ceder una de las puertas.

La policía macedonia ha empleado gases lacrimógenos para frenar las arremetidas, que reflejan la desesperación de los inmigrantes, bloqueados en territorio griego. Se estima que unos 10.000, incluyendo numerosos menores, están alojados en un campo de transito diseñado originalmente para 2.500 personas.

2. Refugiados: entre vallas, expulsiones y a -30°C

El invierno no les desalienta. La guerra que se intensifica en Siria no deja escapatoria a los civiles que siguen huyendo y llegando a las fonteras europeas en condiciones cada vez más difíciles.
Tras llegar a Grecia por mar, los refugiados son transportados del lado macedonio de la frontera con Serbia, donde después de registrarse, pueden permanecer 72 horas. Después, la mayoría retoma el camino, con la esperanza de llegar a los países más al oeste. Si 2015 marcó un nuevo récord de llegada de refugiados a Europa, con más de un millón, desde que comenzó este año ya han llegado 37.500 personas por el Mediterráneo según cifras de la Organización Internacional para la Migración (OIM):http://missingmigrants.iom.int/sites/default/files/Mediterranean_Update_26_January_2016_1.pdf
En 2015 tras intensos debates, Europa acabó poniéndose de acuerdo sobre el reparto de 120.000 refugiados entre los miembros de la Unión. Algunos países como España, Alemania y Francia se desmarcaron por su esfuerzo solidario, aunque la acogida va con cuenta gotas.
Otros países, como el Reino Unido que no está sometido a la política de asilo de la UE, no había previsto aceptar su parte en un principio, pero luego se comprometió a acoger a 20.000 personas en el plazo de cinco años. Los cuatro primeros llegaron la semana pasada.
Pero a la lentitud de las administraciones a la hora de acoger a los refugiados se añaden las barricadas. Como las alambradas de espino en Hungría que ha cerrado definitivamente su frontera con Serbia.
En total, los Estados Miembros de la UE han levantado más de 235 kilómetros de vallas en algunas de sus fronteras exteriores:
-175 kilémetros a lo largo de la frontera entre Hungría y Serbia.
-30 a lo largo de la frontera entre Bulgaria y Turquía que además será ampliada 130 kilómetros
-18,7 km en Ceuta y Melilla y
-10 kilómetros y medio en la region de Evros, en Grecia, a lo largo de la frontera con Turquía.

Además en algunos países han empezado las expulsiones. Es el caso de Noruega, donde el Ejecutivo de derechas, aprobó hace dos meses, un endurecimiento de las leyes de asilo.
Pese a las manifestaciones de protesta de la población, el martes 13 refugiados que llegaron al país por el Ártico fueron deportados a Rusia, donde las tempetaturas alcanzan estos días los -30ºC.
Hasta 70000 refugiados bloqueados en Grecia, en marzo

Son las proyecciones que hace el Gobierno heleno para el mes de marzo en caso de que los países de los Balcanes no renuncien a los filtros que han comenzado a aplicar en sus fronteras. Como Macedonia. En Idomeni- frontera entre Grecia y Macedonia- esperaban ayer para cruzar 6500 personas. Skopje solo autoriza la entrada diaria de 580 migrantes. O menos.
La misma regla se aplica en Eslovenia, Croacia y Serbia. Este cuello de botella en la llamada Ruta de los Balcanes obliga a los que huyen de Siria a permanecer en Grecia o a buscar otra vía de escape.

Estoy aquí desde hace 4 días- dice este hombre procedente de Alepo- No sé qué ocurrirá ahora. No sé cómo vamos a salir de aquí”
Según el ministerio de Política Migratoria heleno el domingo había en Grecia 22.000 refugiados y migrantes. El ministro, Yiannis Mouzalas, no descarta el despliegue del Ejército en los próximos días para afrontar la situación.

El cierre de fronteras en la llamada ruta de los Balcanes no está frenando la llegada de migrantes y refugiados a Grecia.
En el puerto de El Pireo se hacinan ya en torno a 5.000 personas, repartidas en cuatro salas de espera habilitadas como centros de acogida provisional. En el paso griego de Idomeni, un día más, hombres, mujeres y niños han exigido a las autoridades macedonias que abran la frontera y les dejen continuar su viaje hacia el norte de Europa.

No puedo hacer nada porque no tengo un lugar donde ir. Y todavía quiero ir, porque tal vez pase algo, puede que cambie la situación, tal vez abran la frontera. Y espero que Dios nos ayude”, ha dicho Ibrahim, refugiado sirio, de 23 años.
Estoy preocupado y también asustado, porque tenemos que ir allí. Sólo queremos sobrevivir, estamos buscando la paz”, ha señalado Hasan Halef, refugiado iraquí de Mosul, de 25 años.
Con unas 25.000 personas atrapadas en su territorio, tras las restricciones impuestas por Austria, Eslovenia, Croacia, Serbia y Macedonia, las autoridades griegas están desbordadas.
Dos aeropuertos militares, cerca de Idomeni, han sido habilitados como campamentos provisionales. Otros dos nuevos centros de acogida de emergencia estarán listos en breve.