MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quiere que los kurdos se vayan del país, sostuvo el eurodiputado alemán Marcus Pretzell en una entrevista al diario ruso Izvestia.

Notició: sputniknews

"El señor Erdogan no oculta su deseo de expulsar a los kurdos de su territorio; ahora lo único que tiene que hacer es ejercer presión política o militar sobre los kurdos, y la Unión Europea tendrá dos o tres millones de nuevos refugiados kurdos en los próximos varios años", dijo el legislador.

Según Pretzell, esos potenciales refugiados irían a Alemania.

"Nuestra política migratoria es horrible: en realidad, ahora cualquier persona puede llegar a Alemania", expresó.

El europarlamentario agregó que Alemania "no puede mantener las fronteras abiertas si quiere permanecer un país unido".

"Sabemos que el problema existe, pero no podemos hacer nada más que dejarlos entrar (a los refugiados) en nuestro territorio", constató.

Según datos de la agencia Frontex, a lo largo de 2015 un total de 1,83 millones de personas cruzaron las fronteras de la UE de manera irregular.

Alemania recibió en 2015 cerca de 1,1 millones de migrantes.