Putin busca expandir la UEE sobre el trasfondo de la crisis de la UE

Publicó: Almanar


La revista norteamericana Forbes estima que el presidente ruso, Vladimir Putin, está trabajando para conseguir la adhesión de China e India a la Unión Económica Euroasiática (UEE), fundada en 2014 a petición del presidente kazajo Nursultán Nazarvayev, y que engloba en la actualidad a Rusia y a varios de sus aliados de entre las ex repúblicas soviéticas. Esto debería llevar a la UEE a convertirse en un rival económico de talla frente a la UE, que se halla en un estado de gran debilidad.

Rusia, Kazajistán, Bielorrusia, Armenia y Kirguistán son miembros de la UEE. Se trata de un gran mercado de 20 millones de kilómetros cuadrados y 180 millones de habitantes, que se perfila como uno de los grandes bloques económicos del mundo.

Forbes señaló que Putin mostró durante el Foro Económico Mundial que tuvo lugar el viernes pasado en San Petersburgo el interés de Rusia por desarrollar su cooperación con los dos gigantes asiáticos.

Asimismo, Putin citó durante el Foro de San Petersburgo a Irán, al que llamó a aportar su grano de arena en la construcción de la UEE. “Deseamos ver extenderse la participación para que la UEE se desarrolle. Reclamamos una aproximación a los países con los que mantenemos una estrecha colaboración, tales como Irán, China e India”.

Para Irán, la UEE supone también un gran mercado para sus productos y empresas debido a su cercanía geográfica y oportunidades de negocio.

Hasta 40 países se han declarado dispuestos a participar en el proyecto ruso para lanzar un partenariado entre Eurasia y Europa. “Podemos aportar nuestra experiencia en diversos sectores, incluyendo las inversiones y el comercio”, señaló.

Rusia y China mantendrán entrevistas en septiembre para analizar el papel de Pekín en el seno de la Unión Económica Euroasiática.

Según Forbes, Rusia ve en esta unión un “círculo de fuego” frente a la influencia de la Unión Europea.

En lo que se refiere a las tensiones que oponen a Rusia a la UE desde 2014 sobre el trasfondo de la crisis de Ucrania, Putin dijo: “Moscú pone el acento en el proceso de recuperación de la confianza y todas las medidas que ha tomado van en el sentido de la normalización de las relaciones recíprocas. Rusia no es rencorosa a este respecto, pero insiste en el hecho de que este proceso no puede ser unilateral. Rusia está dispuesta a cooperar con la UE”.