Siria dispara misiles contra un avión de combate israelí

Damasco asegura que ha derribado el aparato, el Ejército de Israel lo niega

Escribió: Juan Carlos Sanz en El País, España

En un incidente de difícil verificación que coincide con el primer día de la tregua en Siria, el mando militar del régimen de Damasco ha asegurado este martes que había derribado con misiles tierra-aire a primera hora de la madrugada un avión de combate y un dron israelíes sobre su espacio aéreo. El Ejército de Israel desmintió la pérdida de sus aparatos, que participaban en una misión de represalia por la caída de proyectiles lanzados desde Siria sobre los Altos del Golán, territorio sirio ocupado y anexionado por Israel tras la guerra de 1967.

El Ejército sirio aseguró que repelió un ataque contra una de sus posiciones militares en la provincia de Quneitra (suroeste del país), fronteriza con el Golán, donde fue derribada la aeronave militar israelí, y que también había destruido un avión de observación no tripulado en la zona de Sasa, en la provincia de Damasco, según informó la agencia de noticias estatal Sana.

Israel ha atacado en cuatro ocasiones durante las dos últimas semanas objetivos en Siria en respuesta a la caída de granadas de mortero o proyectiles en los Altos del Golán. La milicia rebelde siria Frente de la Conquista, el antiguo Frente al Nusra filial de Al Qaeda, y las tropas gubernamentales están librando una batalla por el control de la provincia de Quneitra. El Ejército israelí reconoce que los impactos sobre el territorio bajo su control no son intencionados, pero responsabiliza al Gobierno de Damasco de todas las acciones armadas que proceden de Siria.

El diputado israelí de origen druso (minoría religiosa que vive entre Israel, Líbano y Siria) Akram Hasom ha acusado a las Fuerzas Armadas de colaborar con los yihadistas del Frente de la Conquista que están atacando poblaciones drusas cercanas al Golán. En una entrevista en televisión citada por la agencia Efe, Hasom afirmó: “No es ningún secreto que el Ejército se coordina con ellos [el antiguo Al Nusra]”.

Desde 2013 Israel ha atendido en sus hospitales a unos 2.000 sirios heridos en el conflicto. Fuentes militares aseguran que solo el 20% de ellos son hombres en edad de combatir. El Estado Mayor ha ordenado no prestar atención médica a los yihadistas, pero en una visita efectuada por EL PAÍS al hospital de Nahariya, en el norte de Israel, la mayor parte de los sirios ingresados eran hombres de entre 20 y 40 años que habían sufrido impactos de bala o metralla.

En junio de 2015, tras una ofensiva yihadista contra los pueblos drusos del sur de Siria leales al régimen de Bachar el Asad, un grupo de drusos del Golán asaltó una ambulancia militar israelí en la que eran evacuados dos supuestos combatientes de Al Nusra heridos y mataron a uno de ellos.

La mayor parte de la llanura de Quneitra situada a los pies de los Altos del Golán se halla bajo control del Ejército de la Conquista, una coalición de milicias rebeldes encabezada por el antiguo Frente al Nusra. Sus combatientes dominan el área de la antigua Quneitra, una ciudad abandonada por Damasco en una zona tapón patrullada por 2.000 cascos azules de la misión UNDOF de la ONU. El Ejército regular se mantiene en la nueva Quneitra, erigida al pie del monte Hermón, al norte, desde donde opera Hezbolá. En la zona sur del Golán, cerca de la frontera con Jordania, se halla el feudo de la Brigada de los Mártires de Yarmuk, una milicia yihadista sin combatientes extranjeros que se afilió al Estado Islámico en 2014.