Sayyed Nasralá: Hezbolá no se retirará de Siria hasta la victoria final

Publicó: Al Manar

El secretario general de Hezbolá en el Líbano, Sayyed Hassan Nasralá, ha afirmado que “los días han revelado que la batalla en Siria busca provocar grandes cambios demográficos e imponer una nueva carta geopolítica en la región”. Él dijo que la Resistencia tomó la decisión de intervenir en Siria “a la luz de un estudio serio, general, global y profundo de la situación en la región”. Él dijo además que Hezbolá no se retirará de Siria hasta la victoria final.

En su discurso pronunciado con ocasión del comandante de la Resistencia Islámica mártir Hatim Hammadi (conocido con el nombre de Hayy Alaa), Sayyed Nasralá abordó los puntos siguientes:

Primera parte: el mártir Hayy Alaa y la situación regional

El comandante Hatim Hammadi, conocido con el nombre de Hayy Alaa, comenzó su carrera en la Resistencia Islámica a través de los scouts del Imam Mahdi (una de las instituciones de Hezbolá) en tanto que responsable de educación de los jóvenes. Esto desveló uno de los rasgos de su personalidad: su lado paternal y siempre afectuoso y atento con los demás.

Durante su curso universitario, él se especializó en el tema de la ingeniería eléctrica asumiendo responsabilidades en tanto que líder del comité de estudiantes de Hezbolá. En aquella época, él mostró las cualidades de un comandante militar. Tras haber recibido su diploma en ingeniería eléctrica, él comenzó inmediatamente a unirse a las filas de la Resistencia en lugar de utilizar este diploma en el mercado de trabajo.

Dentro de la Resistencia, él se especializó en la defensa antiaérea. Él se convirtió en el comandante en jefe de la defensa antiaérea en el sur del Líbano y jugó un importante papel en la Guerra de Julio de 2006 y en el logro de esta victoria. Más tarde, se convirtió en el comandante en jefe de toda la defensa antiaérea de la Resistencia Islámica.

Él estuvo entre los primeros en pedir unirse a las filas de la Resistencia en Siria. Él se mostró apasionado por el trabajo sobre el terreno, donde sobresalía. Él tomó pare en las victorias de Qalamún, Al Qusair ec. En la región de Qalamún era donde se fabricaban entonces los coches bomba que iban luego dirigidos contra el Líbano. La tarea entonces consistía en intervenir rápidamente y poner fin a los atentados suicidas en el Líbano. Para ello, hacía falta destruir las fábricas y las redes terroristas. De este modo, tuvo lugar operación de Qalamún y Hayy Alaa fue uno de sus comandantes. A continuación, las operaciones de la Resistencia contra los grupos takfiris se multiplicaron en diversas partes de Siria hasta el punto de que se redujo al máximo la amenaza contra el Líbano. Habéis podido constatar que los atentados con coches bomba han cesado, ya que los grupos terroristas ya no tienen ahora los medios para hacerlo. En Arsal, ellos están cercados por el Ejército libanés.

Ellos ya no pueden reclutar terroristas ni enviar coches bomba al Líbano. Y todo ello gracias al Ejército libanés, a la Resistencia Islámica y a nuestro pueblo libanés.

Durante los últimos años, el mártir Hayy Alaa estuvo siempre presente sobre el terreno. Él era responsable de la vigilancia de toda la cadena de montañas fronterizas con Siria. Cuando se aproximó la fecha fatídica de la batalla de Alepo, donde todos los terroristas se reagruparon, hacía falta reforzar nuestro mando allí y, así pues, el mártir Hayy Alaa se dirigió a Alepo. Esta batalla es decisiva, como la de Mosul, porque de ella se derivarán consecuencias para la ecuación y el futuro de la región.

El mártir Hayy Alaa cayó como mártir en una batalla y en un punto geográfico muy importante justo después de haber logrado un éxito militar estratégico para ganar la batalla de Alepo.

A decir verdad, hay una sola batalla, una sola y única. Desde el inicio de la crisis en Siria, hemos efectuado una lectura general, profunda y seria de la situación regional, comenzando por Túnez y pasando por Siria. Hemos estudiado los objetivos, los hechos, los grupos terroristas, su financiación, sus armas, sus patrocinadores etc. Tras esta lectura geopolítica y geoestratégica decidimos intervenir en Siria. Nadie nos obligó a dirigirnos allí. Fue con un pleno conocimiento y consciencia que intervinimos en Siria y todos nuestros mártires y el mártir Alaa, en particular, han sido perfectamente conscientes del objetivo de esta batalla en Siria.

Día tras día, la batalla en Siria ha revelado su verdadero rostro, sus objetivos no declarados. Ella no tiene por propósito el de romper el eje de la resistencia. Aún peor, ella busca imponer grandes cambios demográficos en la región y modificar su carga geopolítica. Se busca con ella expulsar a grupos que han vivido en la región durante siglos, poner fin a su presencia ancestral e histórica en Siria y destruir sus sitios religiosos, históricos y culturales.

Entre las características de esta guerra está el hecho de que los grupos takfiris no siguen ninguna ley internacional, ninguna regla, ninguna consideración humana… Todo está permitido. Y, así pues, los sitios religiosos no tienen ningún valor para ellos, ni la masacre de personas, ni el derramamiento de sangre, ni los crímenes más odiosos. Éste es uno de los aspectos más peligrosos de esta guerra, como sucede también en Yemen, donde se lleva a cabo contra todo un pueblo: Más de 15 millones de yemeníes sufren un bloqueo inhumano, al igual que los palestinos en la Franja de Gaza.

En Iraq, los iraquíes combaten contra los takfiris, todos los iraquíes sin excepción. Ellos están unidos en su batalla contra el EI y hoy se han unido para liberar la ciudad de Mosul de estos grupos de terroristas takfiris. Sin embargo, Turquía ha tenido la osadía de pedir una intervención en esta batalla que concierne en primer y último lugar a los iraquíes. Su arrogancia ha alcanzado tal nivel que, para justificarse, ha pedido una revisión del Acuerdo de Lausana para probar la nacionalidad turca de Mosul.

Paradójicamente, las fuerzas del Hashid al Shaabi, compuestas de jóvenes iraquíes, no tienen el derecho, según algunos, de combatir en Mosul para liberar su país de los takfiris.

Sin embargo, el mundo ha reconocido que el EI es una organización terrorista, que ha cometido crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, destrucciones, atentados… Incluso Clinton ha manifestado que el EI es terrorista y reconoció, cuando era secretaria de Estado, que Arabia Saudí era la que apoyaba y financiaba al EI.

En fin, quiero subrayar que aquellos que apuesten por nuestra fatiga y por nuestro hastío se engañan a sí mismos. Desde la liberación en 2.000 de la mayor parte del sur del Líbano, no hemos cesado nuestro combate. Somos gente que no se fatiga y que no se hastía. Eso no forma parte de nuestros genes, de nuestra estructura, de nuestra esencia. La lucha está en nuestra sangre y vamos a proseguir nuestro combate hasta el final.

La sola situación que nos llevará a retirarnos de Siria será la victoria sobre el EI y los otros grupos terroristas y sobre el proyecto de desintegración de la región, pero no antes.

Segunda parte: la cuestión presidencial en el Líbano

No hay duda de que el Líbano conoce una evolución muy importante, es decir, tras el anuncio por el jefe de la Corriente del Futuro (Saad Hariri) de que apoyará la candidatura presidencial del general Michel Aoun. A pesar del tono agresivo del discurso del jefe de la Corriente del Futuro hacia nosotros, yo no responderé a este discurso y no retendré más que el aspecto positivo del mismo. El actual período exige el de distanciarnos de los conflictos internos y de las acusaciones. No queremos realizar declaraciones que provoquen al otro y queremos evitar el discurso del vencedor y del vencido. Dicho esto, queremos recordar:

En primer lugar, podemos resolver todas nuestras diferencias por la vía del diálogo y os aseguro que nadie, ni entre los amigos ni entre los rivales, desea un retorno a la guerra civil.

En segundo lugar, todo el mundo en el Líbano está convencido de que el país no puede desarrollarse en una lógica bipolar o bipartidista, ni a nivel político, económico o social. Sin embargo, ciertos hechos han tenido lugar en estos tiempos han provocado angustia entre algunos. Esta ansiedad debe ser resuelta rápidamente dado que en el país existe un cierto nivel de confianza.

En tercer lugar, cuando pedimos que se multiplicasen los esfuerzos para poner término a esta suspensión del proceso de elección presidencial, afirmamos que cuando dos aliados expresan puntos de vista diferentes, los medios tratan de presentar esto como una ruptura. Sin embargo, una alianza se funda sobre la confianza recíproca y el respeto al otro y sus posiciones. Nosotros no imponemos nada a nuestros aliados. Podemos diferir en algunos temas, pero la confianza sigue subsistiendo.

En cuarto lugar, durante todo el proceso de la elección presidencial, ha habido fuerzas políticas que buscaron explotar las diferencias entre los puntos de vista entre aliados, como entre la Corriente Patriótica Libre y Hezbolá, entre Amal y Hezbolá, entre Marada y Hezbolá etc.

En lo que se refiere a Amal y nosotros, digo a los observadores que nuestra relación es más profunda y fuerte tanto a nivel del liderazgo como al de la base popular de lo que nadie puede imaginar. Esta relación se basa en puntos como la misma confesión, la amistad personal, la confianza mutua, el respeto mutuo etc. Lo que existe entre nosotros y Amal, y en particular con su jefe, Nabih Berri, es una relación muy particular, en especial entre él y yo.

En lo que se refiere a la próxima sesión parlamentaria consagrada a la elección del general Aoun, vamos a actuar según nuestras convicciones y ellos según las suyas. Nosotros somos siempre leales a nuestros aliados, sean quienes sean.

Lo mismo cabe decir en lo que atañe a nuestra relación con nuestro aliado Samir Franyieh, el líder de Marada. Él se presentó como candidato, pero comprendió nuestra posición con respecto al general Aoun”.

En conclusión, Su Eminencia declaró que el bloque Lealtad a la Resistencia acudirá a la próxima sesión parlamentaria y elegirá al general Michel Aoun como presidente y esto será hecho de acuerdo con el movimiento Amal.

Él se dirigió a los seguidores de la Corriente Patriótica Libre diciendo: “Como un amigo fiel, os pido que no os dejéis arrastrar por las incitaciones, en especial en los medios sociales, y que no os dejéis engañar por los intentos de desfigurar la relación entre nosotros”.