Masividad e incidentes en el paro nacional de Chile

Notició: Prensa Latina

El paro nacional de protesta convocado por el movimiento NO+AFP que rechaza el actual sistema de pensiones en Chile, arrancó hoy con tensiones y violencia en las calles de casi todo el país austral.

El coordinador nacional de NO+AFP, Luis Mesina, rechazó los actos vandálicos ocurridos esta mañana, entre ellos la quema de tres buses en esta capital, pero responsabilizó al Gobierno por no responder a las demandas ciudadanas.

‘Estamos en contra de los desmanes cometidos, ese no es el espíritu de nuestro movimiento, sin embargo sabemos de la justeza de la causa y hay que pagar daños colaterales’, declaró Mesina a un grupo de periodistas.

Disturbios, barricadas y neumáticos encendidos eran visibles en el centro de Santiago y también en las principales ciudades del resto de Chile, donde el tráfico vehicular se complicó de manera muy sensible.

El ministro de Gobierno y portavoz oficial, Marcelo Díaz, lamentó las acciones violentas generadas a partir del llamado a la paralización laboral por parte de NO+AFP.

‘Si algo ha sido destacado por los ciudadanos y por el resto del país es el carácter pacífico y yo diría tranquilo y movilizador de estas convocatorias que han tenido lugar en días domingo (…)’, comentó Díaz al rechazar los acontecimientos de este viernes.

Por su parte, el viceministro del Interior, Mahmud Aleuy, deploró el hecho de que las manifestaciones generen problemas al resto de los ciudadanos, a la vez que anunció querellas judiciales por los disturbios y la quema de buses.

Las quejas de la población contra las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), que poseen activos por unos 178.000 millones de dólares, adoptaron consignas que recuerdan a los Indignados de Europa.

En las marchas podían leerse precisamente pancartas con consignas en torno a Chilenos Indignados, aunque en cerca de 30 puntos de esta capital los intentos de paralizar la urbe tomaron protagonismo y enfrentamientos con la policía.

Para hacer más compleja la situación, el llamado de NO+AFP se sumó a una huelga de funcionarios públicos que rechazan el rango de aumento salarial propuesto por la administración de Michelle Bachelet, también desestimado ayer por la Cámara de Diputados.