¿Qué va a regular más a la economía: el mercado o la planeación?

Escribió: Antonio Gershenson

Otro aspecto que debería estar en la discusión pre-electoral: hasta 1982, en México hubo áreas con planeación, y en otras el mercado fijaba precios y producción. También había, y todavía queda algo, los precios de bienes de primera necesidad que son regulados. Y ha habido planeación, sobre todo en empresas públicas. En revoluciones anteriores en otras naciones la planeación económica ha sido fundamental.

Después del brusco viraje a la derecha a partir de fines del mencionado año se ha considerado al mercado como un Dios. Y, claro, la miseria ha crecido más y más, y la concentración de dinero ha sido mayor.

Pongamos un ejemplo del periodo creciente. Es del Informe de Labores de Pemex 1987-1988 (anexo), del área 7.1, Planeación Estratégica:

La planeación es la actividad que permite guiar eficazmente a la empresa hacia la consecución de sus objetivos y metas. A la gerencia de Planeación Estratégica le corresponde la función orientadora del proceso de planeación, fijando los objetivos y metas primordiales que servirán como base, tanto de los planes de mediano y largo plazos, como del programa de operación anual.

Más adelante expresa: De manera conjunta, la Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal, la Comisión Federal de Electricidad y Petróleos Mexicanos elaboraron el balance nacional de energía 1986, que incorporó las estadísticas oficiales de la nación sobre la producción, la transformación y el consumo de las diversas fuentes de energía.

También se menciona satisfacer a “las principales industrias demandantes, como es el caso de… las del cemento, las siderúrgicas, las de celulosa y papel”.

Otro caso protagonista en la planeación es el de los precios de los artículos y bienes de primera necesidad.

Las medicinas han subido de precio a lo loco. Cuando hubo control de precios eso no se permitía. Ya mencionamos a los alimentos básicos. Y hoy se puede planear la agricultura de bienes fundamentales creando más fuentes de empleo y evitando el exceso de importaciones.

Un ejemplo que causó diversas movilizaciones fue el de los incrementos en los precios de la gasolina. Este caso es una muestra más de la importancia que debe tener la planeación, y no pretender que sea el mercado el tenga la culpa de las grandes fallas de los funcionarios.

La recuperación del crecimiento de Pemex y del resto del sector estratégico es un complemento necesario. Su recuperación de la refinación, de la petroquímica y, en general, lo que llegó a ser, son una parte primordial de la recuperación del crecimiento de la economía nacional, como el que tuvimos durante su anterior desarrollo.

Deben buscarse formas para que ya se den los pasos hacia la construcción, por ejemplo, de refinadoras y la recuperación de las existentes.

Podrán irse algunos políticos, si quieren muy lejos, los que todavía dominan al país. Ya toca un nuevo crecimiento real de Petróleos Mexicanos y de México.

antonio.gershenson@gmail.com