Países con impuestos más caros, con menor presión fiscal y… los ‘paraísos’ sin tributos

Si fueras un residente del mundo, ¿dónde preferirías vivir? ¿En una nación con impuestos altos, pero con notables servicios sociales? ¿En un país con reducida presión fiscal, aunque sin grandes recursos públicos a los ciudadanos? ¿O en un enclave de baja tributación; es decir, en un paraíso impositivo donde personas físicas, empresas y fondos con patrimonios familiares acuden para eludir sus obligaciones con Hacienda?

 

Escribió: DIEGO HERRANZ

 

Medir el grado de tributación de los países, territorios y enclaves del mundo nunca ha sido tarea fácil. Estadísticamente, una de las mejores tablas de valoración es la comparación de los tipos impositivos de los distintos gravámenes fiscales. Desde las rentas personales a la fiscalidad de las corporaciones, pasando por la tributación indirecta, IVA, carburantes, alcohol u otros. Pero la cuestión se complica si se entra a calibrar y evaluar el sistema de deducciones y exenciones que cada autoridad fiscal establece sobre las bases imponibles. O con la irrupción de tributos de nuevo cuño como los vinculados a la preservación del medio ambiente.

Aun así, los esfuerzos comparativos son ilustrativos. Uno de ellos es el que realiza la OCDE sobre las rentas personales. Según sus cálculos, estos son los cinco países con tributación más alta y sus cinco antagónicos, los de menor presión fiscal. Con una directriz común: media impositiva de sus respectivos IRPF, con salario promedio del país, para una declaración individual de un contribuyente sin hijos.

Tributos personales más altos en países industrializados

Bélgica: tributación del 42%

El modelo tributario progresivo belga tiene un tipo impositivo máximo del 50%. Grava las propiedades, rentas de trabajo, inversiones y un abanico de fuentes impositivas. En cuanto a las ganancias de capital, su fiscalidad varía dependiendo del tipo de inversiones y plusvalías generadas. Los empleados también pagan un tributo a la Seguridad Social del 13,07% de sus retribuciones. Permite la deducción por gastos empresariales, por las contribuciones sociales y pagos por pensiones alimenticias, por ejemplo.

Alemania: tributación del 39,7%

Su modelo progresivo para rentas y capitales tiene un tope del 45%. Con deducciones por labores agrícolas, forestales, negocios particulares, empleo, autoempleo, ahorros e inversiones. También por alquileres y ganancias de capital. Los primeros 801 euros de ahorros e inversiones están exentos y retenciones del 25% sobre intereses y dividendos y del 15 sobre derechos de autor y royalties. Rentas de hasta 8.652 euros se consideran subsidios personales. Deducciones por planes de pensiones, seguros de salud y vida y por prestaciones de desempleo. También por donaciones que estén registradas en un archivo oficial de filantropía. Las iglesias deben tributar un 8% o un 9% por un impuesto de culto específico.

Dinamarca: tributación del 36.1%

También con modelo de progresividad. El tipo máximo es del 55,8%, aunque la media de este tributo sea del 45%. Los daneses pagan un 8% como contribución a su mercado de trabajo, un 5% a su sistema sanitario y entre un 22,5% y un 27,8% en tributos locales. Además de aportaciones a la Seguridad Social de 1.080 coronas danesas (140 euros) por año y un gravamen sobre las ganancias de capital de entre el 27% y el 42%. Hay unas deducciones sobre dividendos y royalties del 25%.

Dinamarca grava las rentas del trabajo, las retribuciones variables y otros beneficios complementarios, las rentas empresariales, tarifas, pensiones, rentas inmobiliarias y establece una tributación voluntaria de entre el 0,43% y el 1,40% a las iglesias. Deduce por contribuciones mínimas de pensiones, seguros de desempleo, intereses de deuda, contribuciones benéficas, gastos no reembolsados por viajes de trabajo y por segunda residencia.

Austria: tributación del 34.9%

Tope de gravamen del 55% sobre las rentas personales. Inversiones y ganancias de capital tienen una fiscalidad del 27,5%. Austria dispone de créditos fiscales automáticos, basados en el número de residentes familiares con retribuciones laborales, además de por viajes relacionados con el trabajo y por el número de hijos. Determinados gastos profesionales y por cuidado de niños en edad educativa resultan deducibles.

Hungría: tributación del 34.5%

Tiene un sistema de fiscalidad personal único, no progresivo. Del 16%. En apariencia, un modelo de baja tributación, pero no es así. Porque se aplica sobre todas las rentas, lo que eleva considerablemente la presión fiscal. Rentas pasivas de fuentes como los dividendos, los intereses o las rentas de propiedades también tributan. Sólo establece deducciones por prácticas profesionales, gastos de viajes laborales y por hijos.

El escenario cambia para familias con dos hijos

En cambio, el escenario cambia para familias con dos hijos. Estos son los resultados según los expertos de la OCDE:

Turquía: 25,8%. Las deducciones bajo estas circunstancias familiares incluyen gastos médicos y educativos. Pero se grava entre el 15% y el 35%.

Dinamarca: 25,3%. Por pagos inmobiliarios, sucesiones y donaciones, que superan la presión de exenciones y deducciones.

Finlandia: 25,2%. Su tributo progresivo, sin descuentos impositivos, alcanza en esta categoría el 31,75%.

Holanda: 23,8%. Categoriza los gravámenes en tres categorías: salarios, beneficios por niños, pensiones y propiedades; rentas empresariales y ahorros e inversiones. Cada una de ellas tiene deducciones, créditos y exenciones. Su progresividad grava entre el 36,5% y el 52%. Los matrimonios deben presentar declaración conjunta, a menos que se divorcien.

Noruega: 23%. Concede beneficios fiscales por pagos de intereses y deudas, créditos fiscales a la infancia y gastos documentados a menores de 12 años, aunque sujetos al número de hijos. También para menores de 34 años por ahorros para la compra de vivienda.

Países OCDE con menor presión fiscal

La radiografía que la OCDE consigna como los países con menor tributación individual a lo largo de esta década es la siguiente, a tenor de lo que denomina ‘presión fiscal agregada’ o ratio entre el total de ingresos fiscales en relación al PIB.

México: tributación del 21.1%

Sus estimaciones hablan de una ratio del 21,1%. KPMG lo clasifica como el mejor lugar para hacer negocios por sus amplias deducciones fiscales. Además de por sus bajos niveles retributivos y su reducida renta per capita.

Turquía: tributación del 23.5%

Su ratio es del 23,5%. Sube por encima de México por un IVA único del 18% y por el elevado número de impuestos indirectos.

Corea del Sur : tributación del 26,6%.

Mantiene su presión en el 26,6%.

Estados Unidos: tributación del 26,9%

Hasta el 26,9%. Debido a las deducciones, la inexistencia de IVA o de impuestos nacionales sobre las ventas al consumo.

Irlanda: tributación del 28,3%

En el 28,3%. El modelo irlandés de baja tributación a empresas se ha revelado como portentoso en épocas de bonanza, con ingresos masivos de una multiplicidad de compañías, mayoritariamente multinacionales y del sector tecnológico, pero ruinoso en fases recesivas, como la que provocó, por la crisis de 2008, el rescate europeo del país.

En la última década, seis billones de dólares procedentes de actividades ilícitas fueron desviados de países en desarrollo a paraísos fiscales y bancos de países ricos.

Paraísos y centros offshore, la baja tributación

Otras fuentes de información, como la de la consultora Trading Economics, que indaga en los sistemas de socios ajenos a la OCDE (todos con el rango de economías industrializadas), modifica la lista de esta institución multilateral. No sólo por incluir a mercados en desarrollo y emergentes, sino porque eleva en el ranking a naciones como Portugal o Japón. Basados en datos de sus IRPF’s.

Los diez gigantes de la banca que dirigen a su gusto el sistema financiero

Las entidades bancarias están en la cotidianidad de casi cualquier ciudadano del planeta. Son los grandes intermediarios del sistema financiero global. Pero también, como se ha comprobado en fechas recientes, fuentes de riesgos sistémicos y propiciadores de profundas crisis. Tras el tsunami de 2008, los bancos chinos se han convertido en los líderes mundiales. Por volumen de activos.

diego herranz

La lista Forbes es ilustrativa. Gana la banca china. La economía más dinámica del mundo, que registra en la actualidad un ritmo casi tres veces superior al del PIB más voluminoso del planeta, se ha hecho con la hegemonía bancaria. Al menos, en dimensión y tamaño.

Estos son, por orden decreciente, las diez mayores instituciones bancarias.

10. Credit Agricole

El gigante bancario francés fue fundado en 1894 y tiene su cuartel general en la ciudad gala de Montrouge. En sus balances tiene registrados activos por valor de 1,91 billones de dólares. Credit Agricole aparece en otra lista Forbes, la de compañías más sostenibles, dentro de su top-20.

9. Bank of America

La institución estadounidense, una de las más damnificadas por las indemnizaciones propiciadas por las irregularidades de las hipotecas subprime tiene un valor de 2,15 billones de dólares en activos. Ofrece tanto servicios de banca comercial, con casi 5.000 sucursales, como banca de negocios y de inversiones.

8. Mitsubishi UFJ Financial Group

La segunda compañía de Japón tiene un valor de 2,46 billones de dólares. La firma se constituyó en octubre de 2005 mediante la fusión empresarial entre el banco afincado en Tokio, Mitsubishi Tokyo Financial Group y UFJ Holdings, con sede en Osaka.

7. BNP Paribas

El banco parisino tiene presencia en 75 países y maneja activos por valor de 2,44 billones de dólares. Por activos, es el primer banco de la zona del euro.

6. JP Morgan Chase & Co.

La mayor institución financiera de EEUU. Con base operativa en Nueva York, dispone de activos equivalentes a 2,45 billones de dólares. Ofrece sus servicios en más de 5.100 sucursales y opera en más de un centenar de países.

5. HSBC Holdings

El mayor banco británico, con 2,57 billones de dólares en sus libros contables. Tiene oficinas en 80 países y es el que más presencia tiene en Reino Unido.

4. Bank of China

El cuarto de china y del mundo: 2,63 billones de valoración en libros. Fue fundado en 1912, por lo que es, también, el banco más antiguo de la segunda economía del planeta.

3. Agricultural Bank of China

Su valoración contable es de 2,82 billones de dólares. Está entre las 10 mayores compañías del mundo.

2. China Construction Bank Corp.

Activos de 2,94 billones de dólares. Con más 13.629 oficinas en China y despliegue de sucursales en Nueva York, Seúl, Singapur, Tokio, Melburne, Sidney, Barcelona, Fráncfort, Luxemburgo, Hong-Kong, Johanesburgo y Auckland.

1. Industrial & Commercial Bank of China

Indiscutible número uno mundial. El ICBC supera los 3,62 billones de dólares y es la cuarta firma global por ingresos, con 134.800 millones de dólares en ingresos anuales.

En otra clasificación, de S&P Global Intelligence, aparecen otros trece bancos que superan el billón de dólares en activos. Sus expertos auguran cambios para próximos ejercicios a tenor de dos fenómenos: el baile de divisas, con la política de dólar fuerte declarada desde la Casa Blanca, que no termina de enaltecer al billete verde, y la posibilidad, cada vez más real, de que China deje flotar libremente el valor del rinminbi para adquirir el estatus de economía de mercado.

Aparte de los bancos incluidos en la lista Forbes, la de S&P, que incorpora entre el top-ten a Wells Fargo en vez de Credit Agricole (intercambian los puestos décimo y undécimo), estos son los resultados, por orden también decreciente, del 23 al 11.

Lloyds Banking Group, (UK): 1,01 billones de dólares; Postal Savings Bank of China: 1,19 billones; Groupe BPCE, (Francia): 1,30 billones; Santander, (España): 1,41 billones; Societe Generale, (Francia): 1,45 billones; Barclays, (UK): 1,50; Sumitomo Mitsui Financial Group, (Japón): 1,65; Deutsche Bank, (Alemania): 1,68; Mizuho Financial Group, (Japón): 1,75; Citigroup, (EEUU): 1,79; Japan Post Bank, (Japón): 1,80; Credit Agricole, (Francia): 1,82 … y Wells Fargo, (EEUU): 1,93.

Los bancos europeos y británicos se vieron perjudicados en el valor de sus balances por la caída de la cotización de euro y de la libra a lo largo del pasado ejercicio. Entre los bancos con más de un billón de dólares de activos figuran nueve europeos: cuatro franceses, tres británicos un español y otro alemán.

La Justicia estadounidense también restó valor a bancos por el escándalo del uso ilegal de tipos de interés referenciales para calcular el montante de préstamos e hipotecas. En total, el pasado año, sólo en costas por los procesos judiciales abiertos, una decena de bancos internacionales tuvieron que pagar en 2016 una multa conjunta de 408,5 millones de dólares. Las autoridades americanas les acusan de manipulación del precio del dinero en el mercado de los derivados, que mueven 483 billones de dólares. HSBC y UBS fueron los que más costas por litigios tuvieron que sufragar: 14 millones por entidad.