III Conferencia Regional de Educación Superior contra la mercantilización

La educación superior, un bien público social universal

Escribió: Arturo Sánchez Jiménez-La Jornada|

Con un llamado para que los Estados latinoamericanos actúen en contra de la mercantilización de la educación y en favor de la ampliación de la oferta universitaria, concluyó la III Conferencia Regional de Educación Superior (CRES 2018), que se celebró en Córdoba, Argentina, al conmemorarse el centenario de la Reforma Universitaria.

Durante la clausura del encuentro –transmitida vía Youtube– en el que participaron más de 500 rectores de universidades de América Latina y El Caribe, así como 10 mil académicos e investigadores, se leyó la declaración final de la CRES, que fue una reunión preparatoria para la Conferencia Mundial de Educación Superior que se llevará a cabo en París, en 2019.

En ella se refrendaron los acuerdos alcanzados en las reuniones anteriores –la de 1996, en La Habana, Cuba, y la de 2008, en Cartagena de Indias, Colombia– y se reafirmó el postulado de que “la educación superior es un bien público social, un derecho humano y universal y un deber de los Estados”, de acuerdo con el texto leído por el rector de la Universidad Nacional de Córdoba, Hugo Juri, el director del Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe, Pedro Henríquez Guajardo, y el coordinador general de la CRES, Francisco Tamarit.

Se reivindicó la autonomía que permite a la universidad ejercer un papel crítico y propositivo frente a la sociedad, “sin que existan límites impuestos por los gobiernos en turno, creencias religiosas, el mercado o intereses particulares”.

La mercantilización de la educación superior ha cercenado e incluso impedido el ejercicio efectivo del derecho social a la educación, de acuerdo con la declaración. “Es fundamental revertir esta tendencia e instamos a los Estados de América Latina y El Caribe a establecer rigurosos sistemas de regulación de la educación superior y de otros niveles del sistema educativo.”

Formación incluyente

Frente a las presiones por hacer de la educación superior una actividad lucrativa, es imprescindible que los Estados asuman el compromiso irrenunciable de regular a las instituciones públicas y privadas para hacer “efectivo el acceso universal, la permanencia y titulación de la educación superior, atendiendo a una formación de calidad, con inclusión, diversidad y pertinencia local y regional”, según la CRES.

Los rectores instaron a los Estados “a promover una vigorosa política de ampliación de la oferta educativa superior, la revisión en profundidad de los procedimientos de acceso al sistema, la generación de política de acción afirmativa con base en género, etnia, clase y capacidades diferentes para lograr el acceso universal, la permanencia y la titulación”.

Declaración y Plan de Acción

El resultado y las conclusiones del trabajo realizado durante esta III Conferencia Regional se expresan en la “Declaración y Plan de Acción sobre la Educación Superior en América Latina y el Caribe”, que traza el rumbo que debería tomar la enseñanza superior para los próximos 10 años, y se inscribe en la perspectiva del desarrollo humano sostenible y el compromiso con sociedades más justas e igualitarias.

Lla presentación del documento final de la Cres 2018 estuvo a cargo del rector de la Universidad Nacional de Córdoba, Hugo Juri, el coordinador general del evento, el ex rector de la misma casa de altos estudios Francisco Tamarit, y el titular del Iesalc-Unesco, Pedro Henríquez Guajardo.

Juri leyó el Preámbulo de dicha Declaración, así como del Plan de Acción 2018-2028, cuyo cumplimiento es responsabilidad de los gobiernos y de las instituciones de educación superior.

En tanto, Guajardo y Tamarit leyeron los resúmenes de los siete ejes temáticos trabajados durante el encuentro (La Educación Superior, internacionalización e integración regional de América Latina y el Caribe; La Educación Superior como parte del sistema educativo en América Latina y el Caribe; Educación Superior, diversidad cultural e interculturalidad en América Latina; El rol de la Educación Superior de cara a los desafíos sociales de América Latina y el Caribe; La investigación científica y tecnológica y la innovación como motor del desarrollo humano, social y económico para América Latina y el Caribe; El papel estratégico de la Educación Superior en el desarrollo sostenible de América Latina y el Caribe; y A cien años de la Reforma Universitaria de Córdoba. Hacia un nuevo Manifiesto de la Educación Superior Latinoamericana).

Bien estratégico

La Declaración ratifica y subraya el postulado de que la educación superior constituye un bien público social y un derecho humano universal, y remarca la responsabilidad que tienen los Estados en garantizar el cumplimiento de ese derecho a todos los ciudadanos. “Esos principios –señala el texto- se fundan en la convicción de que el acceso, uso y democratización del conocimiento es un bien social, colectivo y estratégico esencial para garantizar los derechos humanos básicos”.

Dirigida a los hombres y las mujeres de América, reafirma “el compromiso de la región con un mundo más justo, equitativo, igualitario y sustentable”, ante “los vertiginosos cambios que se producen en la región y el mundo en crisis”.

Asimismo, refrenda los acuerdos alcanzados en las declaraciones de la reunión de La Habana, Cuba (1996); la Conferencia Mundial de Educación Superior de Paris, Francia (1998); y de la Cres celebrada en Cartagena de Indias, Colombia (2008), y se pronuncia “a favor de la ciencia desde humanismo y la tecnología con justicia, por el bien común, y los derechos para todas y todos”.

Expresa firmemente el valor y los fines de la educación: “La educación, la ciencia, la tecnología y las artes deben ser un medio para la libertad y la igualdad, garantizándolas sin distinción social, género, etnia, religión o edad. La educación no es una mercancía. Por ello, instamos a los Estados nacionales a no suscribir tratados bilaterales o multilaterales de libre comercio que impliquen concebir la educación como un servicio lucrativo, o alienten formas de mercantilización en cualquier nivel del sistema educativo”.

El documento también destaca que las universidades deben comprometerse activamente con la transformación social, económica y tecnológica de los países de la región.

El texto de la Declaración fue dado a conocer durante la ceremonia de clausura de la tercera edición de la Cres, que tuvo lugar el 14 de junio en las instalaciones del Orfeo Superdomo, en la ciudad de Córdoba.

La totalidad del material producido, condensado en 20 libros, diversos documentos y declaraciones, será publicado en cuatro volúmenes en los próximos meses, y estará disponible en el repositorio digital de la UNC y en sitio web de la Cres 2018.

Dicha Declaración fija la posición regional y marca la futura participación de los países latinoamericanos y del Caribe en la “Conferencia Mundial de Educación Superior”, que se prevé tendrá lugar en 2019 en la sede de la Unesco, París (Francia).