Socialismo o barbarie: Vida y obra de una mujer revolucionaria

 

Escribió: José Solano en Rebelión

 

A cien años de su trágica muerte, Rosa Luxemburg empieza a resurgir de sus cenizas cual maravillosa ave mitológica. Una mujer que empieza poco a poco a ser releída y revalorada por sus aportes teóricos y metodológicos revolucionarios regidos durante tanto tiempo por los cánones masculinos del socialismo marxista-leninista. “La flor más roja del socialismo”, como se le ha llamado en muchas ocasiones, empieza a ser una preocupación que ha atraído el interés de la historiografía europea por recuperar su enorme bagaje de conocimientos en medio de las turbulencias del imperialismo como una cara inacabada del capitalismo.

Sin embargo, no hay mayor esfuerzo por recuperar el pensamiento inacabado, y ahora más vigente de Rosa Luxemburg, que el cuidadosamente elaborado por el profesor Rodrigo Quesada Monge. Un extraordinario libro que dibuja la vida de una mujer iconoclasta como teórica, crítica como sagaz marxista y tan mujer en sus sentimientos epistolares. Rosa Luxemburgo. Utopía y vida cotidiana es una obra magna publicada por la Editorial Universidad Nacional de Costa Rica (EUNA) y Nadar Ediciones de Chile. Un trabajo monumental que recorre no solo los pasajes del profundo pensamiento y sentires de la revolucionaria marxista, sino que plasma años de reflexiones y lecturas del profesor Quesada Monge para traer a la América Latina una obra literaria con el peso y el rigor académico, pero con la soltura del estilo literario del autor.

Don Rodrigo Quesada no presenta una biografía como cualquier otra. Trazar cada capítulo es un vaivén de las experiencias cotidianas y teóricas de Rosa, lo que hace de su lectura algo amena, exquisitamente digerible y envolvente. Además, cuenta con la calidad artística de Nadar Ediciones, quienes saben proyectar a través de la imagen y la diagramación una amalgama entre el autor y su obra. Así que quien vaya a leer este libro sobre la revolucionaria alemana, tendrá un insumo serio, didáctico y bien hilado sobre su vida y pensamiento. Por tanto, este trabajo de Rodrigo Quesada Monge se convierte en una obra fundamental para América Latina, pero especialmente para Centroamérica donde Luxemburg ha estado todavía más relegada y marginada del escenario político e ideológico.

¿Cómo seduce esta producción del profesor Rodrigo Quesada? Como reconocido historiador contemporáneo, en la primera parte del libro hace todo un exhaustivo recorrido por el contexto que correspondió vivir a la “Rosa Roja”, marcado por la salida de su natal Polonia y su crecimiento intelectual en su hogar Alemania. Una época envuelta por las intrigas imperiales que terminarían por desatar el conflicto bélico más abominable de la historia humana hasta ese entonces: la Primera Guerra Mundial. Eran procesos de grandes cambios para Europa que Rosa debió vivirlos entre sus pasiones personales, su labor incansable como teórica marxista y su estancia constante en las prisiones.

En esos primeros cuatro capítulos, don Rodrigo invita a desplegar análisis fundamentales sobre el periodo previo a la Gran Guerra; aquel que parte con la caída del imperio napoleónico y que atraviesa serias crisis sociales hasta la consagración del segundo imperio alemán con Otto von Bismarck, para culminar en la Gran Guerra. Es, por tanto, un análisis esclarecedor sobre el estado-nación y su evolución imperialista por medio de la guerra y la conquista que se teje nominalmente de democracia pero que esconde la podredumbre del fascismo cuando se desenmascara tal cual es en realidad. Y a pesar de estas terribles realidades que se imponían con contundencia, en el “universo epistolar” de Rosa, existían siempre las válvulas de escape entre el amor y la pasión hacia los hombres y la literatura y, por supuesto, su tiempo para ser mujer, natural y sencilla junto a la intelectual de peso del Partido Socialdemócrata Alemán y del ala más radical de este, la Liga Spartakus.

La segunda parte del libro es profusamente rica por cuanto Quesada Monge hilvana todo el aparataje teórico intelectual de Rosa Luxemburg de una forma magistral. Esto solo puede llevarse a cabo sin caer en los dogmas que muchas veces trae consigo ciertos análisis de la izquierda sobre procesos clave como lo son la revolución y el imperialismo. Pues la heterodoxia de don Rodrigo lo lleva a exponer la intelectualidad dinámicamente crítica de Rosa, quien reflexiona y se atreve a innovar teóricamente el marxismo sin desdibujarlo, todo lo contrario, dándole mayor cohesión y solidez a dos temas que, para su tiempo, eran incuestionables en tanto que Lenin había dictado cátedra con cincel sobre piedra: se trata, como se dijo, de la teoría de la revolución y del imperialismo. De esta forma, quien lea estos capítulos se dará cuenta de las inquietudes de Luxemburg, que la llevaron a guarecerse en postulados de la crítica radical al proceso revolucionario como la espontaneidad y a formular un estudio musculoso respecto a la política imperial que, al día de hoy, cuenta con una vigencia perentoria de ser analizada.

La democracia radical planteada por Rosa la llevó a ser cuestionada por las filas de la socialdemocracia alemana, pero también por el leninismo enraizado en la concentración del poder. Por esta razón, la mujer que cuestionó los posicionamientos teóricos y estratégicos de los “grandes hombres” de aquella época, provocaron su ostracismo por décadas en los movimientos sociales y revolucionarios posteriores, incluidos los procesos de liberación que, paradójicamente, vinieron a reforzar sus postulados sobre el imperialismo varias décadas después de su infame asesinato. Sin más que abordar sobre estos capítulos, todo pensador y activista de la izquierda revolucionaria y de los anarquismos inclusive, tienen un referente en aquella mujer que se plantó a los hombres de su tiempo con los argumentos sólidos de años de estudio.

Sus críticas contundentes y severas hacia la forma como los hombres estaban dirigiendo los procesos partidarios o revolucionarios, le trajeron grandes problemas, razón por la cual se está apenas en el resurgimiento de sus ideas. La confrontación con Lenin sobre el problema nacional fue un puntapié al gran líder ruso, pero cuyas críticas llevaban razones de peso que la historia terminaría confirmando algunos años después. ¿Era real o ilusoria aquella idea de la autodeterminación de los pueblos o era menester trabajar por el internacionalismo como única salida al sistema capitalista? El lector podrá ejercer su juicio en esta disyuntiva.

Finalmente, la tercera parte de esta obra plasma su legado intelectual. Rodrigo Quesada se plantea dejar un retrato para la posteridad de este presente sobre elementos clave que la revolucionaria dejó sobre el papel y de forma inconclusa debido a su prematura muerte. La organización consejista que empieza a tomar fuerza en la actualidad por encima de las estructuras estatistas, la crítica al marxismo para superar los dogmas y la profunda teoría del imperialismo (superando las tesis leninistas) más vigentes que nunca, son parte de las ideas y acciones que brindó a la lucha revolucionaria de hoy.

No es casualidad, por tanto, que el autor de este libro sea reconocido como un gran estudioso del imperialismo por muchas de sus obras anteriores y que ahora, en esta obra magna y voluminosa, pero rigurosa y didáctica, se comprometa con el legado histórico de Rosa Luxemburg por reanudar la vigencia de la teoría imperialista en estos tiempos de la posmodernidad donde la academia se autocensura así misma para hablar abiertamente de estos temas. Rosa Luxemburgo. Utopía y vida cotidiana es una joya necesaria en cualquier biblioteca, es el estudio pionero de una mujer que empieza a resurgir de sus cenizas, y ahora más fortalecida que nunca por las investigaciones que nacen sobre el feminismo y su papel poco estudiado en esta área, de igual forma sobre la estrategia revolucionaria que empieza a volver el rostro hacia sus aportes valiosos. Este es, en resumen, un libro necesario y urgente para los tiempos cada vez más oscuros que se avecinan.