Senado de EEUU: príncipe heredero saudí es responsable de asesinato de Khashoggi

WASHINGTON (Sputnik) — El Senado de EEUU aprobó una resolución que declara culpable al príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman por el asesinato del periodista del Washington Post, Jamal Khashoggi.

La resolución, condenando el asesinato de Khashoggi y apoyando una solución diplomática en Yemen, fue adoptada por voto oral. 

La legislación también advierte a Arabia Saudita que las "crecientes compras de equipo militar y la cooperación con la Federación Rusa y la República Popular de China, cuestionan la fortaleza y la integridad de la relación entre militares de larga data entre los Estados Unidos. y el Reino de Arabia Saudita y puede introducir riesgos importantes para la seguridad nacional y económica de ambas partes".

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Corker, ofreció la resolución en el Senado y después de la votación dijo: "Complacido, el Senado habló con una sola voz esta tarde y aprobó de manera abrumadora la resolución conjunta para responsabilizar al príncipe heredero Mohammed bin Salman del asesinato de Jamal Khashoggi ".

Khashoggi desapareció luego de ingresar al Consulado de Arabia Saudita en Estambul el 2 de octubre.

Después de semanas de negaciones, el fiscal general saudí admitió que el columnista estadounidense había sido asesinado y desmembrado dentro de la misión diplomática.

La resolución del Senado de Corker también pide a Arabia Saudita que libere a activistas por los derechos de las mujeres que fueron encarceladas como presas políticas a principios de 2018, entre ellas Raif Badawi y Samar Badawi.

Además, el Senado de EEUU adoptó una resolución urgiendo al Gobierno a que ponga fin al apoyo militar a la coalición encabezada por Arabia Saudí en Yemen.

La resolución fue adoptada por 59 votos a favor y 41 en contra.

Yemen vive desde 2014 un conflicto armado entre los partidarios del presidente legítimo Abdo Rabu Mansur Hadi y los hutíes de Ansar Alá.

En marzo de 2015 intervino en el conflicto del lado del Gobierno una coalición encabezada por Arabia Saudí e integrada mayormente por países del Golfo.

De manera simultánea, el secretario de Defensa, James Mattis, dijo el jueves en una conferencia en el Instituto de Paz que Washington está presionando a Riad y a sus aliados de Emiratos Árabes Unidos para que negocien un cese del fuego con los rebeldes hutíes en los próximos 30 días.