Acuerdo nuclear. Estados Unidos pide a sus aliados europeos que también se retiren del pacto con Irán

Lo hizo el vicepresidente Mike Pence, durante una conferencia sobre Oriente Medio en Polonia. Donald Trump abandonó el acuerdo en mayo pasado.

El vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence, pidió este jueves a los países europeos que se retiren del acuerdo nuclear con Irány respalden las sanciones contra el régimen de Teherán, la "verdadera amenaza para la paz en Oriente Medio".

Pence hizo estas declaraciones durante la segunda jornada de la conferencia sobre Oriente Medio de Varsovia, donde representantes de 60 países de todo el mundo se reúnen debatir la situación en la región.

Durante su intervención, Pence pidió a los aliados de EE.UU. que sigan su "ejemplo" y abandonen el acuerdo nuclear con Irán alcanzado en 2015, algo que Washington hizo el año pasado por iniciativa de su presidente, Donald Trump. 

También criticó a Gran Bretaña, Francia y Alemania por haber creado un mecanismo financiero especial que, según dijo, permite "romper" las sanciones estadounidenses contra el régimen iraní, reactivadas por Trump.

El vicepresidente acusó a Irán de "patrocinar" el terrorismo en el mundo y recordó que "ninguno de los peligros es más urgente que el terrorismo radical islámico y los regímenes autocráticos que lo exportan", en referencia a Teherán.

"Es por esto que Estados Unidos está trabajando en la construcción de una coalición de naciones que con el objetivo de erradicar el extremismo en Oriente Medio", agregó.

Pence destacó la importancia de esta "histórica" cumbre de Varsovia, donde "líderes de toda la región han acordado que la mayor amenaza para la seguridad en Oriente Medio es la República Islámica de Irán", dijo.

"Todos los países amantes de la libertad deben adoptar una posición común y señalar al régimen iraní por los males cometidos contra su propia gente y el mundo", agregó Pence, quien adelantó la intención de EE.UU. de reforzar "aún más" las sanciones a Irán mientras Teherán no cambie "su comportamiento peligroso y desestabilizador".

"El régimen autocrático de Teherán suprime la libertad de expresión y de reunión, persigue a las minorías religiosas, trata brutalmente a las mujeres, lleva a cabo ejecuciones de homosexuales y aboga abiertamente por la destrucción del Estado israelí", subrayó Pence.

El número dos del gobierno de Washington también aseguró que su país utilizará junto a sus aliados "toda la fuerza militar para eliminar el terrorismo islámico de la faz de la tierra", y afirmó que la retirada de las tropas estadounidenses de Siria fue "un cambio de táctica, no un cambio de misión".

Pence recordó los éxitos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra el ISIS, gracias a la cual "millones de personas lograron la libertad".

La conferencia de Varsovia sobre Oriente Medio culmina este jueves, con la participación de representantes de de 60 países, y la ausencia de Irán, la Autoridad Palestina, Turquía, Líbano y Rusia, así como China.

También destaca la ausencia de los ministros de Exteriores de las principales potencias europeas, ya que ni Francia ni España han enviado a altos representantes a la cita, mientras que Alemania está representada por su viceministro de Exteriores.

Tampoco asiste la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, quien semanas atrás ya se desmarcó de la conferencia, que oficialmente busca promover un futuro de paz y seguridad en la región, y que organizan conjuntamente Washington y su fiel aliada en la Europa continental: la Polonia gobernada por el partido nacionalista Ley y Justicia (PiS).

La mitad del comercio de Irán con la UE es con Alemania, Francia, el Reino Unido e Italia, país este último que se ha opuesto abiertamente a imponer más sanciones a Teherán.

Fuente: EFE