Neoliberalismo: ¿no es tan malo?

 

por michael roberts

Realmente no me gusta el término "neoliberal" porque se usa perezosamente como una alternativa a las políticas pro-capitalistas o incluso a la palabra "capitalismo" en sí. Al hacerlo, causa confusión en las explicaciones sobre tendencias y fallas en el desarrollo capitalista. Lo que fluye es el argumento de qué si se termina el "neoliberalismo", entonces podemos regresar al "capitalismo administrado" o socialdemocracia, ninguno de los cuales, en mi opinión, debería usarse para sugerir algo diferente del modo de producción capitalista en sí mismo.

Y si los izquierdistas continúan usando el "neoliberalismo" como un término para reemplazar al capitalismo (o como una versión de mercado libre desagradable), abren la puerta al tipo de tonterías que el periodista económico Noah Smith inventó la semana pasada, como se expresa en su artículo de Bloomberg: "El neoliberalismo no debe ser una mala palabra de la izquierda".

En su artículo, Smith argumenta que al atacar al neoliberalismo, "demasiada gente olvida la contribución que los mercados han hecho al bienestar humano".  Justifica el éxito del neoliberalismo (tal como lo define él como las fuerzas y políticas del mercado capitalista que lo apoyan) con Tres hechos estilizados principales.

La primera es que "la liberalización del mercado en países como India y China parece haber precipitado un cambio hacia  un crecimiento más rápido , mientras que los vínculos de comercio e inversión con los países ricos han ayudado enormemente a estos y otros países en desarrollo".  Por lo tanto, el milagro de crecimiento de China es un producto de Políticas neoliberales de "liberalización del mercado", presumiblemente introducidas por Deng a fines de los años setenta y complementadas por la inversión extranjera y la adhesión de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Esta historia ha sido perpetuada por muchos economistas de la corriente principal. Pero no retiene el agua. Sí, China abrió sectores de la economía a la inversión extranjera y al mercado, particularmente en la agricultura. Pero la mayor parte de la inversión y el comercio exterior todavía estaban controlados por el estado y las corporaciones estatales; y los controles de capital estaban en vigor. El estado estaba en todas partes en el funcionamiento de la economía. Entonces, ¿fue el éxito de China realmente un producto del neoliberalismo? Vea mi post sobre este error aquí .

El segundo argumento es que las políticas neoliberales " han ayudado a sacar a mil millones de personas de la pobreza desesperada , y miles de millones más están en camino de convertirse en clase media".   Este es otro mito más ofrecido por los apologistas del capitalismo global por personas como el multimillonario de Microsoft. , Bill Gates, entre otros. Smith sigue esos pasos para justificar el "neoliberalismo".

El antropólogo Jason Hickel ha brindado una excelente refutación de esta afirmación de que la pobreza global se está resolviendo y disminuyendo rápidamente, gracias al capitalismo. Mucho depende de cómo definir la pobreza. Hickel:   "Si usamos $ 7.40 por día, vemos una disminución en la proporción de personas que viven en la pobreza, pero no es tan dramático como lo diría su narrativa optimista. En 1981, un sorprendente 71% vivía en la pobreza. Hoy en día al 58% (para el 2013, los datos más recientes). De repente, su gran historia de progreso parece tibia, mediocre y, en un mundo tan fabulosamente rico como el nuestro, completamente obsceno ..."Y si nos fijamos en los números absolutos, la tendencia cambia por completo. La tasa de pobreza ha empeorado dramáticamente desde 1981, de 3,2 mil millones a 4,2 mil millones, según datos del Banco Mundial. Seis veces más de lo que la gente cree. Eso no es un progreso". Mi libro es una desgracia " .

En su búsqueda de elogio para el neoliberalismo (en el capitalismo la realidad) Smith ha tratado de basura argumentos de Hickel que la pobreza global no ha disminuido realmente. Pero, como de costumbre, Smith y otros que toman su línea, ignoran el hecho clave de que la caída en los niveles de pobreza global, independientemente de los puntos de umbral elegidos, se debe principalmente a la reducción masiva de los niveles de pobreza en China, un país que difícilmente puede ser considerado tener una economía que opera con las fuerzas del mercado libre neoliberal (¡aunque Smith parece afirmar que sí!).

De los mil millones que cita Smith, hay más de 800 millones de chinos que han sido superados en el umbral de la pobreza en los últimos 30 años. Sanjay Reddy miró los datos de pobreza excluyendo a China. Encontró que "disminuciones modestas en el número total de personas con pobreza o incluso aumentos, a veces considerables, especialmente en las líneas de pobreza más altas y en períodos más largos, más marcadas en ciertas regiones".

Smith complementa su argumento a favor del neoliberalismo argumentando que en los últimos 30 años “el progreso en el mundo en desarrollo ha sido impresionante, algo por lo que el neoliberalismo probablemente merece mucho crédito, pero está lejos de ser completo; la mayor parte del sur de Asia sigue siendo muy pobre, y gran parte de África está empezando  a industrializarse ”. De hecho, lejos de estar completo. Los habitantes de Nigeria, el país más poblado de África o los del Congo pueden decirle a Smith que el progreso en sus países no ha sido "impresionante" en absoluto .Y no sólo allí. Según Ha-Joon Chang, un economista de Cambridge, durante los años sesenta y setenta el ingreso per cápita en el África subsahariana fue de alrededor del 1,6% anual; sin embargo, después de que se impusieron con un modelo económico neoliberal por parte de Occidente, durante los años 80 y 90, el ingreso per cápita cayó a solo el 0,7% por año.

La industrialización que ha tenido lugar en las últimas décadas (más allá de la producción de recursos básicos y productos agrícolas) en África se debe principalmente a la inversión ofrecida y aplicada por China , lo opuesto al modelo de neoliberalismo de Smith, en mi opinión.

Smith también argumentó que "las políticas neoliberales podrían haber conducido a un crecimiento más rápido de la productividad en los años 90 y principios de los 2000" en las economías capitalistas avanzadas. Verá “El impulso del crecimiento se atribuye comúnmente al auge de la tecnología de la información, pero ese auge podría no haber sido posible si los Estados Unidos tuvieran industrias emergentes más estrictamente reguladas para proteger a los titulares favorecidos. ”  Esto es solo especulación sin evidencia. Cualquiera que sea la "aceleración" en la productividad que tuvo lugar en el auge de la alta tecnología de la década de 1990, todavía fue mucho menor que en el período pre-neoliberal de las décadas de 1950 y 1960 (ver gráfico).

Además, ha sido el estado el que ha provocado gran parte de esa 'innovación' en la década de 1960 y después, Mariana Mazzacuto, en su libro, El estado empresarial, explica que " la verdadera historia detrás de Silicon Valley no es la historia del estado. salirse del camino para que los capitalistas de riesgo que se arriesgan, y los que trabajan en el garaje, puedan hacer lo suyo. Desde Internet hasta la nanotecnología, la mayoría de los avances fundamentales, tanto en la investigación básica como en la comercialización en sentido descendente, fueron financiados por el gobierno, y las empresas entraron en el juego solo una vez que los resultados estuvieron claramente a la vista. Todas las tecnologías radicales detrás del iPhone fueron financiadas por el gobierno: internet, GPS, pantalla táctil e incluso el asistente personal Siri activado por voz ".

Contrariamente a la visión neoliberal de Smith, la industria estatal y el crecimiento económico a menudo van de la mano: "la historia de éxito europea poco discutida es Austria, que alcanzó el segundo nivel más alto de crecimiento económico (después de Japón) entre 1945 y 1987 con el más alto estado - participación de la economía en la OCDE ”.  (Hu Chang).

Smith afirma que las reformas neoliberales en el mercado laboral ayudaron a lograr menores tasas de desempleo en lugares como Alemania. “Alemania sufrió un alto desempleo en los años 80 y 90, gracias a sus rígidas regulaciones del mercado laboral; finalmente, alivió esas restricciones, lo que redujo sustancialmente   la tasa de desempleo ".   Aquí se refiere a las infames reformas laborales de Haartz que introdujeron un sistema de empleo escalonado, colocando a millones en programas de bajos salarios que aumentaron la rentabilidad de la industria alemana mientras mantenían estancados los ingresos salariales reales.

Alrededor de una cuarta parte de la fuerza laboral alemana recibe ahora un salario de "bajos ingresos", utilizando una definición común de uno que es menos de dos tercios de la mediana, que es una proporción mayor que los 17 países europeos, excepto Lituania. Un estudio reciente del Instituto para la Investigación del Empleo (IAB) encontró que la desigualdad salarial en Alemania ha aumentado desde la década de 1990, particularmente en el extremo inferior del espectro de ingresos. El número de trabajadores temporales en Alemania casi se ha triplicado en los últimos 10 años a alrededor de 822,000, según la Agencia Federal de Empleo. En mi opinión, este no es el mejor ejemplo del "éxito" de las políticas neoliberales, al menos no para el trabajo.

Es irónico que Smith impulse las políticas del "mercado libre" en un momento en que todas las tendencias en el mundo neoliberal actual muestran una desaceleración del crecimiento del PIB real, la productividad y la inversión, junto con los salarios reales estancados y la creciente desigualdad.

Y, sin embargo, Smith continúa con el argumento a favor de las políticas neoliberales para "restringir los impulsos más ambiciosos de los socialdemócratas" y "para proteger al sector privado empresarial de la economía de los EE. UU. Y para asegurarse de que el progreso tecnológico y el comercio internacional no se olviden".  En otras palabras, considera que debemos equilibrar la necesidad urgente de servicios públicos decentes, los derechos y condiciones laborales adecuados, el control del sector financiero corrupto e improductivo y la prevención de desastrosas crisis económicas, el objetivo fundamental (neoliberal) de Elevar la rentabilidad del sector capitalista. Porque no debemos "olvidar" la "contribución de los mercados al bienestar humano".

michael roberts | 12 marzo, 2019 en 9:12 am | Categorías: capitalism,