La élite mundial. El misterio del Club Bilderberg: invitados poderosos y secretos en un hotel suizo

Los hombres y mujeres más ricos del mundo confluyen una vez al año en herméticas sesiones para definir los rumbos del planeta.

Dicen que fue idea de David Rockefeller: crear un club de ricos y gente poderosa: banqueros, dueños de enormes conglomerados, representantes de organizaciones internacionales como el FMI o el Banco Mundial. Un año pueden ser 115. Otro 120 o 130. Y se llama así: "Club Bilderberg" por el nombre del hotel que los acogió por primera vez, en Holanda.

Pero la versión "oficial" señala que fue creado por el príncipe Bernardo de Holanda (1911-2004) con la idea de mejorar el diálogo entre Europa y Norteamérica, ante los recelos que en los años 50 estaba creando en algunos círculos europeos la aplicación del Plan Marshall.

Los miembros del club son los "bilderbergers". Pero no pueden comprar su  membresía Son apenas invitados de un cerrado grupo de cuatro personas.

El comité directivo decide a quién invitar. Los criterios no han variado: personas poderosas y entusiastas del Orden Mundial Único.

 ¿Qué discuten? ¿Qué traman?

Este año, se reúnen a puertas cerradas en Suiza. Asisten desde el asesor y yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner, hasta la alemana Annegret Kramp-Karrenbauer, probable sucesora de la canciller Angela Merkel,

Los encuentros tendrán lugar en un hotel -no especificado- de la localidad de Montreux, a orillas del lago Leman y desde el que se tiene una extraordinaria vista de los Alpes suizos y franceses, donde los participantes se alojarán y se reunirán durante cuatro días.

En la conferencia de este año, se tratarán asuntos como los siguientes: Brexit, cambio climático y sostenibilidad, el futuro del capitalismo, la ética de la inteligencia artificial, las amenazas cibernéticas y, siempre presentes entre las mayores preocupaciones de Occidente, Rusia y China.

El asesor de seguridad norteamericano Jim Baker, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, así como varios ex altos responsables europeos, como los antiguos presidentes de la Comisión Europea José Manuel Barroso y primer ministro italiano Matteo Renzi, también han confirmado su participación en esta cita anual.

Este año los invitados serán 130. Y habrá periodistas, pero no tienen derecho a informar sobre lo que pasa o se dice en las reuniones.

Las reuniones en este club, que algunos ven como un "poder en la sombra", estarán cerradas a la prensa "con el fin de crear el mayor nivel de apertura y diálogo" entre los asistentes.

Los pasadizos y laberintos del club son un misterio. Pero hay una persona que los conoce. 

Se trata de Daniel Estulin, escritor y analista ruso de contraespionaje, escritor y experto en conspiraciones globales.

Él fue quien divulgó los secretos de los bilderbergers con una serie de libros monográficos sobre el club que tuvieron continuidad, en obras como El Instituto Tavistock, El imperio invisible o el recienteLa trastienda de Trump. Hoy dirige su propio programa de radio en la emisora norteamericana Power Hour, con 800.000 seguidores en cada emisión.

"Desde esos inicios (en la década del 50), Bilderberg ha sido la representación de las élites de Occidente: financieros, empresarios, banqueros, políticos, multinacionales y conglomerados de medios de comunicación. Nadie puede comprar una invitación para la reunión anual aunque muchas corporaciones lo han intentado. El comité directivo decide a quién invitar. Los criterios no han variado y todos se resumen en personas poderosas y entusiastas del Orden Mundial Único, el que ahora impera", dice.

La edición 67 del Club Bilderberg tiene en su agenda de discusión la situación en Rusia y China, los dilemas éticos de la inteligencia artificial, el uso como arma de las redes sociales o el mantenimiento de "un orden estratégico estable".

En todas las reuniones rige la Regla de Chatham House, que establece que los participantes son libres de usar la información recibida, pero que ni la identidad ni la afiliación de los oradores ni de ningún otro participante pueden revelarse.

Fuente: EFE y La Vanguardia. 30/05/2019