Haití: Retiro de tropas y soberanía del pueblo son condiciones para mejorar el país

Escribió: Tatiana Felix para Agencia Adital

 

Haití comenzó el año 2010 con un terremoto que devastó al país y dejó miles de desamparados por las calles. En medio de las ruinas resultantes de la catástrofe, surge en octubre una epidemia de cólera que ya mató a más de 2.500 personas e infectó a cerca de 115 mil haitianos y haitianas. .

 

Para completar la situación, las elecciones presidenciales en noviembre fueron consideradas fraudulentas y generó protestas en la población. Sumado a eso, el pueblo haitiano es obligado a convivir, desde hace cerca de siete años, con la indeseable presencia de los soldados de las tropas de la Misión de las Naciones Unidas para la estabilización de Haití - la Minustah. Ante este escenario, ¿cuál sería la perspectiva para Haití en 2011?

 

Para reflexionar sobre esta cuestión, el integrante de la secretaría ejecutiva nacional de la Central Sindical y Popular (CSP) Conlutas, José María de Almeida, enfatizó que "en primer lugar es necesario registrar que las tropas [de la Minustah] no hicieron nada para ayudar a la población, que permanece en la pobreza". "¿Qué es lo que las tropas están haciendo allá?", cuestionó.

 

Para él, las tropas de la ONU sólo están sirviendo para defender intereses económicos de Estados Unidos, Francia y Canadá y de empresas multinacionales. "Lo que menos les importa es el pueblo. Los intereses son económicos", completó Sandra Quintela, integrante de Jubileo Sur.

 

Ambos sostienen que el retiro de las tropas de la Minustah del territorio haitiano es una condición esencial para que el país se restablezca. "Todo el mundo está viendo que la Minustah es un fracaso, y no se asume eso, no se discute eso", resaltó Sandra.

 

Para José María, el hecho de que Brasil comande las tropas de la Minustah es un "vejamen internacional", ya que el país se habría sometido para defender intereses económicos extranjeros. "Es una vergüenza que Brasil se preste para desempeñar ese papel y que sea usado por Estados Unidos de esa manera", resumió. Por eso, él defiende que se realice una intensa movilización por el retiro de las tropas. "Es preciso que el mundo exija el retiro de las tropas, para ayudar, de hecho, al pueblo de Haití", afirmó.

 

Dijo además que si se hubiesen realizado inversiones en infraestructura en Haití, en vez de inversiones en tropas, tantas escuelas no se habrían destruido en la ocasión del terremoto, matando a cientos de niños, ni hospitales ni iglesias habrían caído en ruinas.

 

Sobre el brote de cólera, José María destacó que ésa fue una "tragedia anunciada". Comentó que a causa del terremoto, que dejó a miles de personas desamparadas viviendo en las calles y en albergues temporarios, la situación se volvería propicia para el surgimiento de una epidemia, debido a la falta de servicios básicos como el agua potable.

 

El primer paso para que el país vuelva a surgir, según él, "depende de la lucha del pueblo de Haití. Las movilizaciones populares son importantes para conseguir el retiro de las tropas. Ésta es la primera condición para mejorar el marco del país", observó.

 

Además, resaltó que para reconstruir su país, el pueblo de Haití necesita tener un gobierno legítimo y soberano. "¿Qué legitimidad tiene este gobierno donde menos del 25% de la población votó?", destacó. "El país necesita rescatar su ciudadanía", finalizó.

 

Traducción: Daniel Barrantes - barrantes.daniel@gmail.com

 

 

* Periodista de Adital