EE UU cancela la construcción del muro virtual con México tras gastar 750 millones

El polémico proyecto, aprobado por Bush, se ha mostrado ineficaz y caro.- Ahora será sustituido por aviones no tripulados y otros sistemas

 

Publicó: El País, España

 

Estados Unidos ha cancelado el controvertido proyecto de construcción de una valla virtual en la frontera con México que contaba con cámaras de vídeo, radares y sensores para capturar inmigrantes ilegales y traficantes y con la que se pretendía mejorar las medidas para evitar la inmigración ilegal a lo largo de la amplia frontera entre ambos países. La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, ha asegurado en un comunicado que el sistema será sustituido por otros métodos como los aviones no tripulados y ha añadido que el proyecto "no cumplía con los estándares de viabilidad y eficacia presupuestaria", según informa The New York Times. El Gobierno de Barack Obama toma esta decisión después de haber gastado cerca de 1.000 millones de dólares (unos 750 millones de euros) en un proyecto liderado por la empresa Boeing y firmado en 2005 durante la Administración Bush. El proyecto original completo tenía un presupuesto de 7.000 millones de dólares. La frontera entre EE UU y México se extiende de manera irregular por cerca de 3.000 kilómetros.

 

En Arizona, donde el desierto de Sonora ya funciona como eficaz método disuasorio en el que se dejan la vida miles de inmigrantes todos los años, el proyecto piloto puesto en marcha había demostrado su eneficacia y su alto coste. Para cubrir 53 millas de frontera se necesitaban 1.000 millones. Con el nuevo sistema aprobado se espera que no se pase de 750 millones para un total de 323 millas. "Esta nueva estrategia se adapta a las necesidades específicas de cada región fronteriza, dando una más rápida implementación de tecnología, mejor cobertura y una mayor efectividad entre costes y capacidades", ha afirmado Napolitano a través de un comunicado. La valla tradicional, con sus fallos, agujeros e irregularidades, sigue en pie.

 

Presiones, tropas y millones

 

La Administración Obama ha estado sometida a grandes presiones para aumentar la seguridad con el fin de frenar el flujo de inmigrantes ilegales que entran en el país a través de la frontera con el vecino del sur, así como para detener el tráfico de armas y drogas. El pasado año, Obama firmó un presupuesto de 600 millones de dólares (448 millones de euros) destinados a 1.500 nuevos agentes fronterizos, inspectores de aduanas y agentes del orden a lo largo de la frontera, además de para la compra de dos aviones no tripulados más. Asimismo, envió a cerca de 1.200 tropas de la Guardia Nacional a la frontera suroeste para ayudar en tareas de seguridad. "El sistema SBInet (propuesto por Boeing) no es el adecuado para todas las áreas de la frontera y no es la aproximación más efectiva desde el punto de vista de los costes para asegurar la frontera", ha agregado el Departamento de Seguridad Nacional en su evaluación del proyecto.

 

Boeing ha manifestado a través de un comunicado que está satisfecho de que el Departamento encabezado por Napolitano planee continuar con el uso de las torres de vigilancia construidas hasta el momento. Además, han asegurado que siguen comprometidos a ofrecer soluciones de valor y su apoyo del Departamento.